Montaña Palentina: fusión de arquitectura y naturaleza

27 Oct 2017 Jennifer García Sin Comentarios

Probablemente y de forma injusta, Palencia sea una de las provincias más desconocidas de España. Un error por nuestra parte: es un lugar con muchos lugares que mostrar y otros tantos secretos que descubrir. Sus paisajes, sus pueblos, su arquitectura… un conjunto total para una visita obligatoria. Aquí tienes algunas razones por las que querrás venir.

Aunque por Montaña Palentina también se entienda una de las comarcas que forma parte de este paraje, en términos generales cuando alguien habla de esta zona, lo hace también con ese nombre.

Geográficamente hablando es idónea para recibir viajeros especialmente del norte de España. Sus límites geográficos hacen frontera con León, Cantabria y Burgos. Además la Montaña Palentina tiene el privilegio de acoger en sus tierras las cumbres más altas de la provincia. Bosques plagados de todo tipo de vegetación así como litros de agua pura recorriendo algunas partes de la zona protagonizan estas zonas. Y si a esto le sumamos una perfecta arquitectura en armonía con el paisaje tenemos como resultado un maravilloso lugar que conocer en cualquier momento del año.

Pueblos de la Montaña Palentina

Si tomamos la Montaña Palentina como comarca, estaría formada por 22 municipios: Aguilar de Campoo, Barruelo de Santullán, Berro Silla, Brañosera, Castrejón de la Peña, Cervera de Pisuerga, Dehesa de Montejo, Guardo, La Pernía, Mantinos, Mudá, Polentinos, Pomar de Valdivia, Respenda de la Peña, Salinas de Pisuerga, San Cebrián de Mudá, Santibáñez de la Peña, Triollo, Velilla del Río Carrión y Villalba de Guardo.

Aguilar de Campoo por ejemplo, es una de las localidades con más visitas de esta Montaña Palentina. Situada en la zona norte de Palencia, muy cerca ya de Cantabria, las casas rurales del pueblo tienen bastantes visitantes: turistas atraídos por el paisaje y la gastronomía autóctona son las principales razones.

Aguilar de Campoo

Fuente: canduela

También es interesante mencionar a Castrejón de la Peña que con sus apenas 400 habitantes se ha convertido en un clásico del turismo rural. Aunque forma parte del norte de Palencia, en este caso, la localidad se encuentra más al interior de la provincia.

En Cervera de Pisuerga también saben de ver llegar a turistas. Aquí la visita a las montañas es obligada, pero unos días en el pueblo te pueden servir para conocer más sobre la localidad. Los embalses de Requejada y Cervera o el Roblón de Estalaya (árbol centenario de grandes dimensiones) son otros atractivos que pueden completar una visita a Cervera de Pisuerga.

Arquitectura palentina

En este sentido, es muy interesante destacar la ruta por la arquitectura religiosa. Diferentes estilos pero siempre con un toque personal que lo convierte en una construcción única y reconocible a simple vista (para quienes ya tienen ciertos conocimientos sobre historia del arte, por supuesto).

Empezamos por el Monasterio Santa María la Real en Aguilar de Campoo. Un edificio de estilo románico catalogado como Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico Nacional. Fue construido entre los siglos XII y XIII y actualmente puede visitarse gratuitamente durante todo el año salvo los meses de verano.

También en Aguilar de Campoo aunque en este caso en la localidad de Olleros de Pisuerga está la Iglesia-Ermita Rupestre de los Santos Justo y Pastor. De estilo románico, está considerado uno de los mejores conjuntos de eremitismo rupestre  de la península. A día de hoy todavía cuenta con actividad litúrgica en su interior por lo que se ha adaptado a las necesidades mobiliarias que requiere este tipo de culto.

Por otro lado aparece la Ermita de San Pelayo en Villacibio muy cerca de la que hemos mencionado anteriormente. La documentación acreditada confirma que fue donada por la reina Urraca al abad de Oña en 1155 entre otras construcciones cercanas incluido el Monasterio de Mave.

Seguimos de ruta y ahora hacemos parada en la iglesia de Santa María de Valverde, una de las más completas de España. Con aire de inspiración tardorromántica a día de hoy todavía sigue siendo la parroquia de la localidad. Aunque ha sido sometida a una restauración importante, la esencia principal de la construcción se ha sabido conservar.

Cascada de Mazobre

Se trata de una senda con un recorrido lineal que parte desde el aparcamiento que hay en la carretera entre Cardaño de Abajo y Cardaño de Arriba. La meta, en la cascada de Mazobre es una enorme cascada formada por el arroyo Mazobre y que va más cargada de agua sobre todo en la temporada del deshielo.

Cascada de Mazobre

Fuente: Jorge López

Con una distancia de 6,6 kilómetros  (entre la ida y la vuelta), normalmente se suele hacer en dos horas. Caminar por los barrancos septentrionales del Espigüete es una auténtica maravilla. Naturaleza por todas partes combinada con las altas montañas que lo rodean te harán tener una experiencia inolvidable. Además hay un pequeño refugio, el conocido Refugio del Espigüete ideal para descansar si la ruta se está haciendo demasiado larga pero también ideal para contemplar algunas de las imágenes más espectaculares de la zona.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso