Nieves perpetuas: lugares con nieve en verano

13 Jun 2017 Jennifer García Sin Comentarios

Existen las nieves eternas y están en esos lugares donde no saben lo que es tener 40 grados a la sombra en verano. ¡Afortunados ellos! Son zonas muy elevadas, en cordilleras y picos, donde la temperatura no sube lo suficiente como para que se derrita el hielo del invierno. Por desgracia no son muchos espacios los que pueden hablar de tener nieves perpetuas, pero aún podemos disfrutar de ellos. Vamos a ver algunos.

la maladeta

 

Pero ojo, son lugares bastante elevados, hay que tomarse esta excursión en serio. No hace falta ser un experto senderista, pero sí tener algunas cualidades físicas para aguantar tanto el recorrido como la altitud.

Pico Marboré

Ubicado en Monte Perdido, sus 3.248 metros sobre el nivel del mar permiten que en muchos puntos del pico todavía se conserven congelados en temporada veraniega. Llegar hasta aquí no es difícil, aunque si habrá que dedicarle tiempo y algo de esfuerzo. Una de las posibles rutas es la que tiene una distancia de 10 kilómetros que podrán ser recorridos en 7 horas y media.  Hace algunas décadas la cantidad de nieve acumulada en verano era mayor, pero en las últimas décadas, el incremento de las temperaturas ha hecho mucho daño a esta zona quedándose muy reducidos los espacios blancos. No obstante, en veranos poco cálidos todavía se puede disfrutar de una estampa poco común.

Balcón de Pineta

Muy cerca del Pico Marboré del que hablábamos antes, se encuentra el Balcón de la Pineta. Probablemente sea el glaciar más impactante de todo Monte Perdido y del Pirineo Aragonés. Sus imágenes son espectaculares en invierno pero hoy día todavía pueden contemplarse pequeñas porciones de nieve en verano.

El ascenso tiene algunas dificultades sobre todo en la temporada en la que toda la superficie está cubierta de blanco, pero en verano esto no es por desgracia muy frecuente, por lo que será más sencillo. No obstante estamos hablando de un punto que se encuentra a 2.550 metros sobre el nivel del mar, por lo que es recomendable tener un mínimo de estado de forma para que el ascenso no se complique. La mayoría de años es frecuente encontrar pequeños rincones de nieve bien entrado el verano.

Pico Aneto

aneto en verano

Es el punto más elevado de los Pirineos, alcanzando los 3.404 metros de altura. Por eso, a pesar de que las temperaturas suban con la llegada del verano, aquí es frecuente ver grandes bancos de nieve en pleno mes de julio. Quizá la curiosidad por ascender este pico o los retos de alcanzar el punto más elevado de esta cordillera, lo convierten en uno de los lugares más ascendidos en temporada estival.

Las condiciones en los puntos más altos son complicadas. La insolación es bastante grande, la temperatura desciende considerablemente y al paisaje lo acompaña nieve gran parte del año.

Curavacas

Pero más allá de los Pirineos, también hay otras zonas montañosas en las que el calor no hace mella. Hablamos del Pico Curavacas en la Codillera Cantábrica. Se encuentra más concretamente dentro del Parque Natural de las Fuentes Carrionas en la provincia de Palencia. Tiene una altitud de 2.520 metros sobre el nivel del mar y es bastante frecuentada por los senderistas en verano. Aunque los niveles de nieve en esta temporada han descendido bastante en comparación con los que se registraban años anteriores, todavía hay pequeños rincones y bancos en los que se almacena, permitiendo disfrutar de estampas blancas incluso cuando en el resto del país se rozan los 40 grados.

Las temperaturas que se registran en verano son las ideales para conservarse la nieve. Por ejemplo, en el mes de junio, cuando una oleada de calor está dejando a muchas provincias en alerta naranja, en la cumbre del Curavacas tienen una media de 10 grados. Maravilloso, ¿no?

La Maladeta

la maladeta

Muy cerca del Pico Aneto está el glaciar de la Maladeta que ha sido uno de los que más ha decaído en los últimos años por el aumento de las temperaturas. Por eso solo cuando el verano es más frío, puede aún apreciarse alguna parte del glaciar helado. La Maladeta se encuentra a 3.308 metros sobre el nivel del mar en el municipio de Benasque, en pleno centro de los Pirineos.

Peña Prieta

Muy cerca del anterior, Peña Prieta es el pico más elevado de Fuentes Carrionas con unos metros más de altura que Curavacas: 2.539 metros sobre el nivel del mar. A diferencia del que hemos mencionado antes, éste ya se encuentra en territorio cántabro, muy cerca de la frontera con Palencia. Por la proximidad entre Curavacas y Peña Prieta, las temperaturas son muy similares teniendo mínimas de 10 grados cuando en el resto de la península se están rozando los 40. Esto hace que pequeños bancos de nieve continúen congelados en esta temporada del año.

Aquí tienes un mapa en el que ubicar mejor estos lugares.

¿Cuál de estos lugares sería tu destino perfecto de vacaciones de verano? Seguro que si eres de los que rehúyes de las altas temperaturas, aquí te hemos dado una muy buena opción para veranear.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso