5 delicias para Todos los Santos

31 Oct 2012 Beatriz Rodríguez Sin Comentarios

Año tras año, la tradición anglosajona de Halloween va ganando público. Así y todo, el Día de Todos los Santos conserva un buen número de seguidores españoles e hispanoamericanos. De este modo, el 1 de noviembre muchos son los que acuden a visitar a sus seres queridos.

Y aunque cada uno tenga sus tradiciones o aunque se imite cada vez más la modalidad de los disfraces y las travesuras, hay una cosa que ambas celebraciones tienen en común: los dulces. En nuestro caso, hay tres dulces típicos de esta fecha: los buñuelos de viento, los huesos de santo y los panellets.

Pastel de castañas y chocolate, pastel de calabaza, huesos de santo, panellets y buñuelos

Los buñuelos ‘de viento’ reciben ese sobrenombre por no estar rellenos de ninguna crema, aunque hoy llevan nata, trufa u otras mezclas en su interior. La masa del buñuelo está hecha de harina y azúcar, frita en aceite muy caliente. Se trata de un producto repostero con gran tradición en España.

Los huesos de santo son unos cilindros de mazapán cubiertos de almíbar y un relleno interior que ha evolucionado desde la masa dulce de yema hasta el chocolate, el coco o el plátano, entre otros. A pesar de su pequeño tamaño, el sabor es intenso, por lo que basta con tomar unos pocos para estar saciado. Son más caros que los anteriores y son típicos de Castilla y León, pero hay muchos puntos de España en los que siguen comprándose por docenas.

Los panellets, propios de Cataluña, han ampliado fronteras por el resto de la península. En su composición encontramos azúcar, mazapán, limón y huevo y se pueden elaborar de distintas formas, aunque los más populares son los de piñones. Como alternativa, también pueden cubrirse con almendras troceadas.

Dejando de lado los anteriores, que se caracterizan por ser unos pasteles pequeños, hay que prestar atención a un producto muy propio de estas fechas. Como ya os contamos en su día, hay una tradición de origen celta que tiene las castañas por protagonistas. Por lo que un plato con este fruto como ingrediente puede ser una apuesta interesante para estas fechas: las posibilidades de incluirlo en vuestro menú son amplísimas. Aunque donde esté un pastel de castañas y chocolate, que se quite lo demás.

Y, para terminar, incluimos el producto estrella de la celebración anglosajona: la calabaza. Una de las opciones más conocidas es el puré de calabaza, pero las propuestas en repostería no se quedan atrás: galletas, bizcocho, flan… ¿No se te hace la boca agua?

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso