Las fiestas de mi pueblo

12 Jul 2013 Jennifer García 1 Comentario

El verano es la estación que más alegría trae a los pueblos pequeños. Los niños devuelven el bullicio a las calles y los parques y plazas comienzan a cobrar esa vida que parecía perdida durante el invierno.  Sin embargo, lo que realmente hace especial a los pueblos son las fiestas de verano.

Tomatina en Buñol

Tienen años de historia, de hecho hemos oído hablar de ellas a nuestros padres y abuelos. Sus batallitas han protagonizado alguna que otra comida familiar: gamberradas, una copita de más en el cuerpo… pero ¡ojo! no te atrevas a repetirlas tú, “estaban en otros tiempos y la vida no era tan peligrosa”… (ya, claro).

Normalmente se celebran durante agosto y septiembre, aunque algunas se adelantan al mes de julio. ¿Pero cuál es su origen? Para conocerlo, habría que estudiar cada una de ellas, pero es cierto que la mayoría se celebran en honor al patrón o patrona del pueblo. Por cierto, ¿por qué se llama patrona y no matrona? Nos referimos, por lo general a una Virgen y sin embargo conserva la raíz masculina de padre, cuando lo lógico sería que la palabra fuera matrona… ¿alguien me resuelve esta duda?

Sean cuando sean, las fiestas son unas fechas especiales. Y no sólo para los lugareños, sino para todos aquellos que durante el año están fuera y aprovechan la feria para volver a sus orígenes, retomar el contacto con conocidos, vecinos y familia. De hecho no es extraño ver que aquellos que regresan por unos días, vengan con amigos de la ciudad, para hacerles partícipes de estas fiestas. (Advertencia: especial cuidado con estos visitantes de la metrópoli que cual guiri en la playa, a veces pierden el control ante tanta fiesta).

Muchas localidades empiezan sus fiestas a partir del 15 de agosto con motivo de La Paloma. Una oportunidad que aprovechan muchos viajeros para desplazarse a pequeños pueblos donde celebran sus ferias. Así, las fiestas locales se convierten en un motivo más para viajar por el país e ir conociendo nuevos rincones. Pequeños municipios como Alcover en Tarragona; Laracha en La Coruña que durante cinco días celebra actos religiosos en honor a Santa María de Torás; Cabanillas en Navarra o Alfaro, en La Rioja donde conmemoran a San Roque y Ezequiel Moreno inician este día sus fiestas. Y cómo no hablar de Buñol y su tradicional “Tomatina”, famosa en el mundo gracias a la película india “Sólo se vive una vez”, en la que tres amigos viajan a España para conocer sus fiestas llegando así hasta el municipio valenciano, donde descubren esta tradición que se celebra cada último miércoles de agosto desde 1945. Sin embargo, también capitales de provincia como Toledo, ven cómo sus fiestas atraen a centenares de viajeros.

Verbenas, conciertos, toros (cada vez menos, con esto de la crisis) protagonizan las fiestas de muchos pueblos. Y uno de ellos sería el mío. En él a medida que se va acercando el 8 de septiembre, empezamos a llenar la nevera con todo tipo de alimentos (los supermercados están cerrados durante unos días) y claro, no queremos quedarnos sin reservas (aunque somos un poco exagerados, todo hay que decirlo).

Un día antes, con la pólvora dan comienzo oficialmente las fiestas. Y tras ella, la primera verbena de las tantas que la seguirán. La noche va pasando entre amigos y música; amanece y cambiamos el vaso del “refresco” por el chocolate con churros. Y así, calentitos, nos vamos a la cama (aunque algunos piensen que nos acabamos de levantar…). Pero la estancia durmiendo dura bastante poco, el 8 de septiembre es el día grande, hay que salir a tomar las cañas de mediodía y hacer una visita a la patrona. La plaza se llena de gente (con mejor o peor cara), pero intentas disimular todo lo posible para que tu madre no te regañe. Porque esa es otra tradición, este día se come en familia.

Antes íbamos a los toros, bota de vino en mano. Pero con la crisis, ahora sólo tenemos concursos de recortes y rejoneadores. Aun así, seguimos yendo, lo importante es aprovechar cada momento de la feria para pasarlo con los amigos.

Las fiestas son momentos de reunión, donde vuelves a ver a gente con la que el resto del año no coincides. Recuerdas anécdotas de cuándo éramos pequeños y se hacen planes para futuras quedadas.

No te he dicho el nombre de mi pueblo, pero, ¿podría este texto describir tu feria?

Tags:

Publicado en Fiestas y eventos

1 Comentario en “Las fiestas de mi pueblo”

En Fuenlabrada comenzamos nuestras ferias y fiestas de Agosto, el día 15.
Te las piensas perder???

12/07/2013 12:18

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso