Cuenta atrás para la Tomatina

29 Ago 2012 Beatriz del Río 3 Comentarios

Todo está preparado para lanzar 120.000 kilos de tomate en la popular Tomatina de Buñol (Valencia). Desde hace diez años, la Tomatina es Fiesta de Interés Turístico Internacional, un acontecimiento que se sigue con gran expectación en todo el mundo.

El concejal de Comunicación de Buñol, Rafael Pérez, prevé la participación de entre 35.000 y 40.000 personas. La Tomatina genera beneficios en torno a los 300.000 euros. Pérez asegura que la procedencia de los visitantes es muy variada. Los más habituales son los españoles, pero podremos encontrar gente de Brasil, Japón, Corea del Sur, India y hasta de Australia y Nueva Zelanda. Asimismo, el concejal ha asegurado que la fiesta se desarrollará bajo la vigilancia de 150 miembros de Protección Civil, 50 agentes de la Guardia Civil, 2 helicópteros de la Policía Nacional y 50 vigilantes para garantizar la seguridad ciudadana. También Renfe ha programado el tráfico de seis trenes especiales a Buñol, por lo tanto nadie tendrá excusa para perderse esta gran fiesta.

La Tomatina comienza cuando cae el jamón. El mismo que se cuelga en el extremo del palo más alto, por donde los asistentes trepan. Pero no es tan fácil como parece, ya que previamente se ha untado con jabón y los resbalones están asegurados. Se conoce popularmente como la cucaña.

A las 11 de la mañana, se escucha la carcasa que indica la entrada de los cinco camiones con bañera, que van descargando las 120 toneladas de tomate. Una curiosidad: Los tomates que se lanzan se cultivan especialmente para la ocasión y no son aptos para el consumo.

La batalla dura una hora, más o menos. Hasta que el último camión no abandona la plaza y se escucha el segundo estallido de la carcasa, no se para de lanzar tomates.

La Tomatina

Si te preguntas de dónde viene esta fiesta tan curiosa, te lo contamos. Resulta que el último miércoles de agosto de 1945, unos jóvenes decidieron meterse dentro del desfile de gigantes y cabezudos que tenía lugar en la Plaza del pueblo. Su intromisión hizo que se cayera un participante, que se enfadadó hasta tal punto que comenzó a golpear a diestro y siniestro. Casualmente, había cerca un puesto de verduras. Total que la gente empezó a tirarse tomates entre sí, convirtiéndose en la fiesta que es hoy: La Tomatina. Como es habitual, acabaron todos los asistentes empapados de zumo de tomate.

Al año siguiente, los jóvenes llevaron sus propios tomates y lograron el mismo éxito. A pesar de que las autoridades intentaron reprimir esta “moda” e incluso estuvo prohibida por el régimen franquista, no impidió que la gente continuara lanzándose tomates. Es más, en 1957 se celebró “el entierro del tomate”, una manifestación en donde los vecinos de Buñol portaban un atáud con un tomate dentro, como forma de protesta contra esta prohibición.  Al final, no hubo más remedio que permitir la fiesta del tomate. Y así es como la Tomatina se ha convertido en una tradición conocida mundialmente y que cada año reúne a cientos de curiosos.

Si quieres pasar un rato muy divertido, te recomendamos que acudas a la Tomatina. Eso sí, te aconsejamos llegar con tiempo suficiente. Allí, tendrás la oportunidad de bañarte en un río de tomate. Además puede ser un buen momento para visitar las localidades de los alrededores, como Alborache o Yatova. ¿Te apuntas?

3 Comentarios en “Cuenta atrás para la Tomatina”

Garbiñe

Tiene guasa……….120.000 kilos de tomate.
Cuantas bocas vacias llenarían, y muertes por inhanición evitarían.
Venga todos de FIESTA ?????????????????????????

29/08/2012 14:47
Beatriz del Río

Hola Garbiñe, los tomates que se cultivan para la Tomatina de Buñol no son aptos para el consumo. Se cultivan específicamente para la fiesta. Teniendo en cuenta que su concejal de Comunicación asegura la Tomatina genera aproximadamente unos beneficios de 300.000 euros, compensa. Aún así, estamos de acuerdo contigo y se deberían promover iniciativas para aprovechar los alimentos. Gracias por tu participación. ¡Un saludo!

30/08/2012 10:21
para los buñoleros soy el pirolo un abrazo bolbere

Yo llevo yendo a Buñol desde muy pequeño y adoro a Buñol y a sus gentes es un pueblo precioso. A parte soy litrero me considero buñolero
Un abrazo

31/08/2017 10:08

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso