Las 10 bodegas que debes visitar

4 Sep 2018 María Díaz 2 Comentarios

emilio moro

Tras más de ocho informes anuales en los que se recogen sobre las visitas a bodegas y museos del vino asociadas a la Ruta del Vino de España, los datos muestran como este tipo de turismo sigue al alza con un aumento de la visitas de un 5,59% respecto al año anterior, con un total de 2.242.941 visitas.

Una de las principales rutas enológicas de España es sin duda la Ruta del Vino Ribera del Duero, cuyos más de 100 kilómetros de largo se extienden por las provincias de Soria, Valladolid, Burgos y Segovia. Son muchas las bodegas que se encuadran dentro de esta ruta enológica articulada por el río Duero, y entre ellas animamos a visitar 10 de las más visitadas y reconocidas.

Bodegas Protos

protos

En marzo de 1927, el arrojo y el apego a la tierra de un grupo de viticultores de la comarca consiguieron unir sus esfuerzos para crear la primera bodega en la Ribera. Quizá las más conocidas de la zona, las Bodegas Protos se encuentran en la localidad de Peñafiel, un lugar de especial relevancia para los amantes del vino debido a que en el Castillo de Peñafiel se encuentra el Museo del Vino.

Alojadas en unos espectaculares paisajes montañosos la visita a este espectacular emplazamiento incluye ver las dos bodegas, una en el interior de la montaña y una nueva diseñada por el arquitecto Richard Rogers, además de una degustación de un vino blanco verdejo y un tinto crianza. La calidad por encima de todo es la premisa en la que sustenta todo el trabajo de Protos. Por este motivo, se analiza minuciosamente todo el proceso hasta la obtención del vino.

Bodegas Arzuaga Navarro

Florentino Arzuaga, un gran amante del vino, fundó Bodegas Arzuaga-Navarro tras comprar la Finca La Planta, situada en la localidad vallisoletana de Quintanilla de Onésimo, un lugar donde conviven la flora y la fauna de la zona. Una flora compuesta de pinos, encinas y sabinas y una fauna formada por jabalíes y ciervos, en ella vio el gran potencia de la finca que, por su dimensión, tiene horizonte propio. Un entorno rodeado por el río Duero, que da lugar a un espacio adornado por interminables hileras de viñedos castellanos que unen Soria y Valladolid.

La visita permite no sólo probar algunos de los mejores vinos de esta afamada bodega, si no también conocer la propia finca, su reserva de animales y acceder hasta el interior de las instalaciones.

Bodegas Portia

El que fuera catalogado en el año 2011 como el edificio con mejor diseño de Europa gracias a la labor del arquitecto Norman Foster, da cobijo a las Bodegas Portia. Un proyecto arquitectónico espectacular, un símbolo de vanguardia y futuro. Una estrella de tres puntas en el corazón de Ribera del Duero. Acero, madera, hormigón y vidrio, su diseño aúna el equilibrio de los materiales con las formas, de la arquitectura con el paisaje y de la tierra con el cielo.

Las más de 150 hectáreas de viñedos situados en la provincia de Burgos ofrecen una experiencia única para los amantes de los vinos, que podrán degustar algunos de los caldos que se elaboran en esta bodega cuyos mas de 12.500 metros se organizan en tres plantas en forma de estrella donde se encuentran las diferentes áreas de elaboración en una construcción muy funcional y visualmente muy bonita.

El Lagar de Isilla

Las bodegas El Lagar de Isilla se encuentran en el casco antiguo de la localidad de Aranda del Duero. Los orígenes de esta bodega datan del siglo XV y se sitúan en una serie de galerías subterráneas a 12 metros de profundidad en las que se elaboraron los primeros vinos antes de trasladar el complejo a una finca de estilo colonial de 1890 que alberga la bodega, una tienda gourmet y un hotel. Esta voluntad de la familia Zapatero Pinto por innovar le hizo valedor del Premio al Mérito Enoturístico que otorga Rutas de Vino de España.

La bodega se integra en las antiguas edificaciones de la finca, respetando los materiales de la época como la madera y la piedra. Consta de cinco naves y un edificio social con oficinas, sala de catas y un porche decorado con diversos aperos de labranza típicos de la Ribera del Duero.

Bodegas Pradorey

Este complejo fue construido en el siglo XVI por orden de Francisco Gómez Sandovaly Rojas, primer Duque de Lerma y ministro del rey Felipe III. En su origen se construyó como palacio para alojar al monarca en sus recurrentes visitas a la zona para practicar la caza, una de sus grandes aficiones.

En 1989 la finca fue comprada por el ingeniero agrónomo Javier Cremades, pero no fue hasta siete años después cuando despegó con la puesta en venta de la primera marca de cosecha de vino tinto y rosado. Actualmente las Bodegas Pradorey cuentan con las instalaciones más modernas para la elaboración de vinos en todas sus fases, incluyendo un moderno sistema de control de la temperatura y la fermentación llamado “Enocontrol”.

Todos estos esfuerzos han visto sus frutos al obtener un producto con denominación de origen Ribera del Duero basados en la uva Tempranillo o Tinta Fina listos para ser degustados por los visitantes amantes del vino.

Bodegas Emilio Moro

emilio moro ok

En la localidad vallisoletana de Pesquera de Duero se encuentran las Bodegas Emilio Moro. Un enclave privilegiado de la Ribera del Duero, a escasos diez minutos del famoso Castillo de Peñafiel. Aquí se disfrutará de un entorno familiar que permitirá conocer en primera persona los misterios que esconden la elaboración del vino. Podrás degustar los espectaculares vinos mientras contemplas desde los ventanales de la Bodega el curso del río Duero.

En las Bodegas Emilio Moro se puede apreciar de forma palpable cómo las nuevas tecnologías se combinan con los métodos tradicionales de elaboración para producir una excelente variedad de vinos que los visitantes podrán apreciar. Un lugar clave para el enoturismo más actual, cuya historia se empezó a escribir en 1932 y que se ha extendido durante tres generaciones.

Bodegas Emina

emina

Las Bodegas Emina, pertenecientes al Grupo Matarromera, son un lugar perfecto para aquellos que deseen iniciarse en el fantástico mundo de la enología, del que afortunadamente en España tenemos muchos referentes.

Carlos Moro, hoy presidente de Bodegas Familiares Matarromera, comenzó a dibujar el alma de Emina a finales de los 90 pero fue en el año 2005 cuando alzó el moderno edificio Emina Ribera al lado del histórico Monasterio de Santa María de Valbuena a orillas del Duero. Dos años después construyó la Bodega Emina Rueda cerca de Medina del Campo. Ambas bodegas a menos de una hora de Valladolid y de dos a Madrid.

En estas bodegas situadas en Valladolid se pueden contratar cursos especiales para poder conocer en profundidad todos los pasos de la elaboración de uno de los productos estrella de España como es el vino, y como no podía ser de otra forma, probar los resultados obtenidos en función de los procesos seguidos para crear una experiencia mágica en el corazón de la Ribera del río Duero.

Bodegas Legaris

legaris

La andadura de esta bodega perteneciente al Grupo Codorniu comenzó en 1999, cuando el arquitecto Domingo Triay diseño el edificio moderno en la localidad de Curiel de Duero. Las Bodegas Legaris disponen de mas de 100 hectáreas distribuidas entre Curiel de Duero y San Martín de Rubiales. El viñedo tiene dos variedades de uva, la Tinto Fino y Cabernet sauvignon, cuyas modalidades pueden ser degustadas en las catas que se incluyen en la visita a las instalaciones de hora y media de duración.

El saber de la enología y el máximo cuidado en los procesos nos ofrecen unos vinos de singular perfil y carácter: sólidos, bien estructurados de aroma complejo y paladar amplio, llenos, limpios, en los que se preservan los aromas afrutados y se conservan todas las características varietales. Por eso, en la Ribera del Duero, Legaris inaugura un nuevo estilo de vinos.

Bodegas Comenge

comenge

También en la localidad vallisoletana de Curiel de Duero se encuentran las Bodegas Comenge, un lugar donde se busca la excelencia a través de la combinación de tradición e innovación. Moldean con respeto las tierras sobre las que se asientan sus viñedos, creando espacios buenos para las cepas y bellos para el hombre. Trabajamos bajo la creencia en la innovación y la excelencia, teniendo en cuenta la sostenibilidad y el medio ambiente. Los vinos de las Bodegas Comenge son el resultado del cuidado de un viñedo ecológico.

Aquí se puede seguir el proceso de la elaboración de los vinos desde la recogida de la uva, proceso realizado a mano con mucho cuidado por mantener las cepas intactas y manteniendo el producto el mínimo tiempo al sol, hasta el embotellamiento. Las visitas pueden conocer las viñas y la bodega en visitas organizadas que incluyen catas de los vinos elaborados, visitas que se pueden realizar a caballo para una mayor comodidad.

Bodegas Cepa 21

cepa 21 ok

En un pequeño promontorio en la localidad de Castrillo de Duero desde el que se puede apreciar una excelente panorámica de la ribera del río Duero y a los viñedos que rodean la finca, se encuentran las Bodegas Cepa 21, un claro ejemplo de como la industria vinícola ha evolucionado en España. El gran atractivo son la serie de experiencias que ponen a disposición de los turistas y visitantes. Experiencias clásicas, sensoriales y a medida. Por ejemplo, las clásicas son perfectas para conocer la bodega y el proceso de elaboración de los vinos con cata, degustación de tapas o comida en su magnífico Restaurante Cepa 21.

Perteneciente a la familia Moro, una de las más presentes en el panorama enológico nacional, aquí se ha buscado unir la experiencia de muchos años dedicados a este negocio, con una bodega de estilo minimalista, moderna y funcional en la que se producen caldos melosos al gusto y atrevido aromáticamente.

2 Comentarios en “Las 10 bodegas que debes visitar”

teca

información sobre bodegas

07/03/2012 18:41

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso