Ribera del Duero

20 Jul 2010 Esther Villanueva 1 Comentario

A su paso por las provincias de Burgos, Segovia, Soria y Valladolid, el río Duero es el protagonista de un recorrido de bellos paisajes, pueblos con mucha historia y buenos vinos. Es la Ruta del Vino Ribera del Duero, imprescindible para los aficionados al enoturismo.

Muchos son los viajeros que cada año realizan algún tramo de la Ruta del Vino Ribera del Duero, que atraviesa las provincias de Soria, Segovia, Burgos y Valladolid. De hecho, y a pesar de que aún no cuenta con la certificación oficial (lo conseguirá este 2010), es la tercera más visitada de nuestro país, tras las de Jerez y el Penedès. Y es que sus paisajes, pueblos de importante patrimonio, como Peñafiel y Aranda de Duero, bodegas en las que se elaboran esos caldos de calidad y que se abren al público para mostrar sus secretos… la convierten en destino imprescindible para los amantes de la historia, la naturaleza y el vino.

Para ello trabajan más de cincuenta ayuntamientos, junto al Consejo Regulador de la Denominación de Origen, bodegas, hoteles y casas rurales, restaurantes… Esto permite que el viajero disfrute de visitas a bodegas, museos del vino, viñedos y cascos urbanos con mucho que contar, además de que pueda realizar actividades al aire libre y, por supuesto, degustar lo mejor de la gastronomía de la zona.

El recorrido puede comenzar conociendo los Conjuntos Histórico-Artísticos que hay: Peñafiel (Valladolid), con su castillo y plaza del Coso; Peñaranda de Duero (Burgos), también con su fortaleza; Haza, Gumiel de Izán y Vadocondes (también en Burgos), con sus muchas muestras de arquitectura tradicional, civil y religiosa; y las localidades de Rejas de San Esteban, San Esteban de Gormaz y Langa de Duero (Soria), con sus interesantes ejemplos del románico.

Entre unos y otros, se disfruta también de paisajes como los valles segovianos, los pinares y viñedos de Valladolid, las llanuras y lomas que se mezclan en Burgos y las fértiles vegas sorianas. Por ellos se levantan bodegas (grandes y pequeñas, familiares y pertenecientes a grandes grupos comerciales) y museos que abren sus puertas para que el viajero conozca los secretos de los vinos, tintos y rosados, de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

Visitas que han de completarse maridando estos caldos con los ricos platos tradicionales que se preparan en toda la zona: como el lechazo al horno de Aranda de Duero (Burgos) o los embutidos, quesos y setas que se pueden probar en todos los municipios de la ruta. Todo ello amenizado con las muchas celebraciones populares que, a lo largo de todo el año, llenan de color y alegría las calles de los mismos.

Más información:

Localización: La Ruta del Vino Ribera de Duero recorre las provincias de Burgos, Segovia, Soria y Valladolid, siguiendo las tierras en las que se elaboran los vinos de esta denominación de origen.

Información: Consorcio Ruta del Vino Ribera de Duero. Pza. del Trigo, 10, 3º. En Aranda de Duero, Burgos. Tel. 947 107 254. www.rutadelvinoriberadelduero.es

Alojamientos:

Casas rurales de Burgos

Casas rurales de Segovia

Casas rurales de Soria

Casas rurales de Valladolid

1 Comentario en “Ribera del Duero”

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso