¿Por qué Castilla-La Mancha lleva guion?

28 May 2021 Aroa Salazar Sin Comentarios

El 31 de mayo es el Día de Castilla-La Mancha. Sí, con guion… Quizás te has preguntado alguna vez por qué Castilla-La Mancha lleva guion y Castilla y León no. Pues bien, hoy vamos a desvelar los motivos de este curioso nombre. Porque Castilla-La Mancha se escribe con guion. Ni Castilla La-Mancha, ni Castilla La Mancha… Su nombre correcto es Castilla-La Mancha. ¿Quieres saber por qué?

Foto: Canva

La división provincial de Javier de Burgos

En el año 1833 Javier de Burgos lleva a cabo la división territorial de España. Así, el 3 de diciembre de 1833 se publicó un Real Decreto que anunciaba la división por provincias creada según criterios históricos y geográficos. De esta manera dividió el mapa en 49 provincias excepto Canarias, que hasta 1927 fue una única provincia pero un siglo después se dividió en dos con Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. En ese momento ya se hace alusión a 15 regiones que son el paso previo a las actuales comunidades autónomas. Un ejemplo de ellos es Castilla La Nueva, formada por Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Madrid y Toledo, y Castilla La Vieja, formada por Ávila, Burgos, Logroño, Palencia, Santander, Segovia, Soria y Valladolid.

Desde entonces hubo varios intentos de crear regiones, pero no fue hasta la Segunda República cuando las regiones se convirtieron en autonomías a través de la creación de los Estatutos de Autonomía en varias regiones como Cataluña o Galicia. Ya con la aprobación de la Constitución española en 1978 se reconoció el derecho a la autonomía, las regiones y nacionalidades y se inició el proceso de creación del Estado de las autonomías que conocemos actualmente.

¿Cómo se crearon las Comunidades Autónomas?

Las Comunidades Autónomas se crearon hace relativamente pocos años para dividir el territorio teniendo en cuenta su historia y facilitar así su gestión. Sin embargo, este planteamiento hizo que algunos territorios perdieran parte de su independencia y se unieran a otros. Es el caso, por ejemplo, de León y Castilla la Vieja, que se unieron para formar lo que actualmente conocemos como Castilla y León. De esta manera, en el caso de Castilla y León lo que se hizo fue unir los reinos de Castilla La Vieja y de León (que incluía a Salamanca, Zamora y León).

En el caso de Castilla y León, la «y» simboliza la unión de ambas regiones. Mientras que en el caso de Castilla-La Mancha, el guion pretende expresar la relación de dos entidades históricas diferentes como son la castellana y la manchega que convivieron en Castilla la Nueva. Aunque en este caso la región manchega adquirió mayor protagonismo con la anexión de Albacete. Esto explica por qué en Castilla-La Mancha todas las provincias son castellanas pero no todos los territorios son manchegos. El uso del guion nació justo del término “región castellano-manchega” creado durante las preautonomías en 1978. Desde entonces los medios y organismos se hicieron eco de ese concepto y utilizaron el guion como parte del nombre.

¿Manchego o castellano?

Todo este lío de conceptos también afecta a los términos de manchego y castellano, porque todas las provincias son castellanas pero no todos los territorios son manchegos. El caso más llamativo es el de Guadalajara, donde ningún municipio se considera manchego.

En cuanto a los gentilicios, la Fundéu hace una distinción entre el término «manchego» y «castellano-manchego». Por ejemplo, Cuenca o Talavera de la Reina son castellanas (por su región natural) y castellanomanchegas (por su región política). En este último caso se prescinde del guion por cuestiones ortográficas. Hasta hace algunos años la Real Academia Española admitía las dos posibilidades, con y sin guion, pero en 2014 eliminó el término castellano-manchego con guion. El motivo fue que desde 2010 la Ortografía de la Lengua Española estableció que solo llevaran guion los gentilicios que reflejaran la unión de dos entidades geográficas diferentes, por ejemplo «franco-alemana». Sin embargo, la RAE considera a Castilla-La Mancha como único territorio autónomo, por lo que el guion desaparece del gentilicio.


En resumen, para dirigirnos a la comunidad deberemos escribir el nombre con guion, Castilla-La Mancha, mientras que si nos queremos referir a los habitantes de la zona podemos hacerlo utilizando el término castellano, manchego o castellanomanchego según el territorio.

Deja un comentario

Acepto facilitar mis datos para la gestión de comentarios


Información básica aquí y política de privacidad

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso