Vía verde y curiosidades de la Sierra de la Demanda

13 Nov 2015 Jennifer García 1 Comentario

La Sierra de la Demanda es un punto mágico en la provincia de Burgos. Dividida en tres núcleos montañosos: sierras de San Millán, Mencilla y Neila, son los robles, las hayas y los acebos los encargados de adornar con sus hojas y sus colores un paisaje único en la provincia. Parece ser que el nombre de “de la Demanda” surge de antiguos litigios entre dos localidades: Monterrubio y Barbadillo de Herreros, ambos en pleno corazón de la sierra. Aunque estas disputas datan del siglo XVI, se alargaron en el tiempo hasta el XIX.

Por sus condiciones y características, la Sierra de la Demanda, siempre ha sido un buen lugar para la minería. Existen documentos que reflejan ya esta actividad en el siglo XV, aunque no sería hasta el XIX cuando llegó a su máximo esplendor al instalarse en la zona una compañía inglesa. Esta se encargó de llevar hasta las extracciones un tren el cual facilitaba el transporte de la mercancía hasta Burgos ciudad, rebajando al mismo tiempo el precio final del producto. La actividad de esta sociedad inglesa estuvo en funcionamiento desde 1902 hasta 1910, cuando tuvo que cerrar el ferrocarril, un medio que nunca más volvió a estar activo a pesar de que los trabajos mineros se retomaron años más tarde.

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

Vía Verde de la Sierra de la Demanda

Precisamente la actual Vía Verde que recorre parte de la sierra, circula en su mayoría por el tramo que hacía el ferrocarril. La ruta se inicia en Arlanzón y termina en Monterrubio de la Demanda, más de 50 kilómetros de naturaleza y paisajes de todo tipo que todavía continúan sorprendiendo a sus visitantes. Aunque todavía no se ha llegado a hacer, el objetivo es prolongar esta Vía Verde hasta la misma Sierra de Atapuerca.

Los primeros 10 kilómetros transcurren entre una amplia variedad de flora combinada con todo tipo de animales que viven en el entorno: ardillas, jabalíes, zorros… A partir de esta distancia aparece la primera dificultad: el túnel. Dado su mal estado de conservación, no se puede atravesar por lo que  ese recorrido ha de hacerse por una pista desde la que se aprecia una fuerte pendiente.

Un paseo por la Sierra

Otro punto a destacar en este camino es el kilómetro 23, donde se encuentra Pineda de la Sierra, un pueblo de casi 100 habitantes declarado conjunto histórico-artístico, una parada obligada para contemplar la arquitectura serrana de sus viviendas.

De nuevo el kilómetro 31 nos ofrece otro túnel, que en igual condiciones que el anterior, no permite el tránsito por su interior, por lo que el recorrido se hace por una cuesta muy empinada.

Por fin en el kilómetro 40 aparece el único túnel transitable.

Poco a poco va llegando el tramo final con dos paradas interesantes antes de alcanzar la meta: el kilómetro 44 coincidente con el municipio de Barbadillo de Herreros, una localidad con un fantástico pasado minero y el kilómetro 52 donde los viandantes encontraréis una extensa pradera con cabaña, fuente y parrillas perfectas para recargar pilas después de una larga caminata.

Rodaje de El Bueno, el Feo y el Malo

El Bueno, el Feo y el Malo

La última película de la trilogía dirigida por Sergio Leone y protagonizada por Clint Eastwood, El Bueno, el Feo y el Malo tiene algunas escenas rodadas precisamente en la Sierra de la Demanda. Durante dos meses del verano del 66, todo el equipo de rodaje se trasladó hasta esta zona para convertirla en el lejano oeste estadounidense. Dos localizaciones especialmente fueron las que coparon todo el protagonismo: la Peña de Villanueva y el Valle del Arlanza.

Para el rodaje fueron muchos habitantes de la zona los que se enfundaron todo tipo de uniformes para formar parte del reparto como extras. Además los propios actores tuvieron que alojarse durante estos dos meses en pueblos cercanos, provocando un revuelo (por otra parte, lógico) entre los lugareños.

Setas en la Sierra de la Demanda

Setas en Burgos

Fuente: Elfo Tografo

Lo que vaya a decir a partir de aquí sobre las setas en las Sierra de la Demanda no es nada nuevo para quienes estén acostumbrados a recogerlas cada año en esta zona. Pero para quienes no controlen demasiado el tema, decir que es un espacio rico en todo tipo de especies. Las condiciones meteorológicas de constante lluvia y la riqueza del suelo, son el mejor escenario para el nacimiento de todo tipo de setas. Además la diversidad de hábitats, entre las que se encuentran los bosques, los páramos o el valle, son una excelente ayuda para que crezcan diversas especies.

La frecuencia de setas en estos bosques es proporcional a la presencia del alimento en los platos tradicionales de la zona. Mezclados con la carne o sencillamente como protagonista absoluto del recipiente, es muy habitual en las mesas de Burgos. Y por supuesto, no podían faltar tampoco las jornadas micológicas, los talleres y las excursiones con las setas como únicas protagonistas.

Conocer la Sierra de la Demanda en esta temporada es una interesante opción sobre todo si eres amante de la micología, la naturaleza y sobre todo si estás abierto a sorprenderte con la variedad de paisajes que ofrece.

Casas rurales en la Sierra de la Demanda »

1 Comentario en “Vía verde y curiosidades de la Sierra de la Demanda”

carlos

El nombre de la Sierra es por el litigio que mantuvieron los pueblos de Ezcaray y Fresneda de la Sierra por un tema de pastos.

20/02/2016 16:41

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso