La Montaña de Sal de Cardona

18 Sep 2014 Jennifer García Sin Comentarios

Desde Barcelona hay que tomar la autopista A-18, que sale por la misma dirección del túnel de Vallvidriera, hasta Manresa. Desde aquí, la carretera C-1410 conduce, pasando por Súria, hasta Cardona.

Cardona es una de la principales poblaciones de la comarca del Bagés, en el valle del río Cardener. Como otras tantas villas de esta parte de Cataluña, fue fundada en el siglo X. Pese al transcurrir de la Historia, Cardona no ha perdido aquel carácter medieval.

montana

El Castillo y la colegiata de Sant Vicenç destacan majestuosos sobre el pueblo. Las calles de la población son estrechas, con antiguas casas señoriales. Su iglesia parroquial de Sant Miquel pertenece al estilo gótico, y son famosas la plaza porticada del Mercado y la llamada Plaça de la Fira. Pero, curiosamente, la mayor atracción de Cardona son sus antiguas minas de sal. Un lugar en donde se combinan la geología y la Historia con la fantasía y la imaginación. La visita a la “Muntanya de sal” es una experiencia difícil de olvidar.

La Montaña de sal de Cardona constituye un espectáculo único de la Naturaleza y nos recuerda los tiempos en que la sal era considerada como “oro blanco”.

La sal construye una geografía quimérica. Formas imposible, entre geológicas y orgánicas.

Esta montaña comenzó a formarse hace cuarenta millones de años. En aquellos tiempos, la cordillera de los Pirineos, las montañas del pre-Pirineo y el sistema Mediterráneo aislaron la zona del gran mar primordial, conocido como el mar de Tetis. Así surgió un gigantesco depósito salino, que con los movimientos tectónicos posteriores tomó configuración de montaña. Una formación geológica única en el mundo.

La visita guiada al conjunto se inicia con una introducción histórica, tras la que se contempla una exposición sobre las técnicas mineras. También se visita un curioso museo de piezas talladas en sal, que representan todo tipo de figuras, desde flores a pesebres.

El conjunto medieval de Cardona es uno de los más importantes de Cataluña. El Castillo de Cardona visto desde lejos, ofrece una imagen de gran espectacularidad. En la parte más elevada de la colina se levantan la colegiata de Sant Vicenç y el castillo. La colegiata fue construida entre 1019 y 1040, con un estilo románico lombardo muy característico. Sobre el crucero surge un esbelto cimborrio que remata la edificación.

Formando parte del mismo recinto, el castillo ya está documentado en el siglo VII, y fue reorganizado en el año 880. Se conserva la torre de la Minyona, una potente construcción cilíndrica, así como muchas dependencias del palacio de los antiguos señores, los condes y duques de Cardona. En ese lugar se ha habilitado un parador nacional.

En sus alrededores, encontramos el municipio de Solsoma. Su conjunto monumental está presidido por la imponente catedral gótica, que conserva algunos de sus elementos originarios románicos. Hay que mencionar, asimismo, el palacio episcopal (siglo XVIII), que acoge el Museo Diocesano, incluyendo una exposición de esculturas de sal; la renacentista Casa de la Ciudad, y las tres puertas de la antigua muralla.

Tags: ,

Publicado en Rutas y Escapadas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso