Descubre el Monasterio de Piedra

17 May 2016 Jennifer García 2 Comentarios

Como Monasterio de Piedra podemos encontrar dos referencias. En primer lugar el Parque Natural que tiene la categoría de Paraje Pintoresco Nacional y Bien de Interés Cultural donde hermosos rincones naturales mezclados con la amplia variedad de fauna que habitan en él, lo convierten en sitio único y de belleza indescriptible. Y en segundo lugar se trata de un antiguo monasterio fundado por monjes cistercienses allá en 1194.

 

Fuente: M.Peinado

Fuente: M.Peinado

Dónde está el Monasterio de Piedra

Para ubicarlo en el mapa tenemos que ir hasta Zaragoza, concretamente a Nuévalos, un pequeño pueblo situado en el suroeste de la provincia. Se trata de un municipio de apenas 330 habitantes donde precisamente el Monasterio se ha convertido en uno de los puntos de atracción turística más importante. No obstante, Nuévalos cuenta con otros puntos de interés como el embalse de la Tranquera o la arquitectura urbana, donde destaca la Iglesia de San Julián o las ruinas de un castillo sobre  la colina.

Historia del Monasterio de Piedra

Su construcción se prolongó en el tiempo hasta seis siglos (s. XII – s. XVIII) y fueron varios los motivos que llevaron a su puesta en marcha.

Expansión de la orden cisterciense

Uno de ellos estuvo en la expansión de los monjes cistercienses. En el año 1186, los reyes Alfonso II de Aragón y Sancha de Castilla, compraron y donaron el castillo de Piedra para la construcción de un monasterio de esta orden al que ocho años después llegaron 12 monjes desde Cataluña. La construcción del monasterio no comenzaría hasta el año 1203, después de una serie de problemas sobre la titularidad de la propiedad. No fue hasta 1218, cuando pudieron trasladarse los monjes, pues las obras estaban lo suficientemente avanzadas como para poder alojarse en él.

La atracción turística por este lugar comenzó en 1867, cuando el nuevo propietario puso en marcha una nueva actividad en el interior del monasterio. Los monjes lo habían abandonado hace algunos siglos y permanecía completamente abandonado. El dueño lo transformó en una instalación hostelera e hidroterápica. Además en 1867 añadió una piscifactoría, siendo la primera de España.

Repoblación de la zona

El hecho de que esta zona de Zaragoza estuviera experimentando en el siglo XII un ligero crecimiento poblacional, fue otra pieza clave para ayudar con la construcción del monasterio. Muchas familias volvían a sus lugares de origen, repoblando una parte de la provincia que desde hacía algunos siglos había caído en picado.

Parque Natural del Monasterio de Piedra

Más allá de la construcción religiosa, el Monasterio de Piedra también hace referencia a un Parque Natural en el cual se esconden numerosos secretos e incontables recursos naturales que lo convierten en uno de los más bonitos de España. A todos sorprende las incontables cascadas y saltos de agua, empezando por la espectacular Cola de Caballo. Se trata de una caída de más de 90 metros de agua que ofrece unas imágenes únicas, al mismo tiempo que provoca un ruido ensordecedor en los alrededores.

Al agua cristalina, se le suma una profunda e intensa vegetación protagonizada por bosques en la misma ribera del Río Piedra. Chopos, alisos o fresnos entre otros se encargan de configurar la flora de esta zona.

Si hablamos de la fauna que habita en este entorno, es interesante destacar que en cuanto a peces, la trucha común y el cangrejo ibérico son dos de los animales más frecuentes. En cuanto a las aves, las rapaces se llevan todo el protagonismo. De hecho entre los meses de febrero y noviembre, se hacen tres pases diarios donde se exhiben estas aves.

El Lago del Espejo en Monasterio

Precisamente uno de los lagos más llamativos y visitados de todo el parque es el del Espejo. Aguas cristalinas reúnen tanto en su interior como en la superficie una amplia variedad de flora y fauna. Recibe este nombre precisamente por la limpieza y pureza de sus aguas. En ellas se refleja toda la naturaleza que lo rodea, la vegetación y las montañas. La paz y la tranquilidad que se respira en este lugar, lo convierte en uno de los más atractivos de todo el parque.

Leyendas del Monasterio de Piedra

El agua y la naturaleza en general son temáticas muy frecuentes para la formación de leyendas. En este caso, los diferentes lagos que hay en el parque tienen tras de sí, algunas historias bastante interesantes. El Baño de Diana, el Lago de Los Patos, la Cascada Trinidad…son algunos de los lugares con leyendas que se han ido contando de padres a hijos.

Leyenda de La Peña del Diablo

Cuentan que aquí se libró una dura batalla entre ángeles y demonios. Cuando tan solo quedaba por derrotar un demonio, los ángeles vieron como cogía entre sus manos una gran piedra con la que los amenazaba. Una bola de fuego acabó con su vida, cayendo esta roca sobre su cuerpo. De ahí el nombre que se le ha dado a esta zona del Parque.

La Caprichosa

10668004226_efaf2c8fb7_z (1)

Fuente: Juanedc

Es una de las leyendas más bonitas que se cuentan sobre este parque. La historia narra la vida de una niña de 12 años a la que apodaron la caprichosa porque la palabra “quiero” era una de las más frecuentes: quería sentirse como un ángel volando sobre el agua, quería saber qué se escondía bajo el mar, quería ver el mundo como los árboles… Un día, descubrió una parte del parque que nunca antes había visto. Desde ella podía ver cómo chorros de agua caían bajo sus pies. De lo que no se dio cuenta fue de la avalancha que se aproximaba tras ella. Arrastrándola cascada abajo, la niña pudo ver el parque como lo hacen los árboles, volar, como lo hacen los ángeles y descubrir lo que se escondía bajo el agua del lago.

Senderismo por el Monasterio de Piedra

Más que una ruta de senderismo, se trata de un paseo por uno de los lugares más espectaculares de España. Con un recorrido de 7 kilómetros y con apenas dificultad, este camino permite descubrir lugares inéditos. Con un coste de 15€ para los adultos y 11€ para los niños, la ruta circula por las zonas más emblemáticas del Parque. Comenzará por el estanque de los patos para avanzar y llegar a cascadas como la de la Trinidad y la anteriormente mencionada de La Caprichosa. Sin olvidarnos por supuesto de la Gruta Iris, una de las caídas de agua más impresionantes de todo el Parque.

El Lago Espejo es otro lugar de paso muy importante en esta ruta. La claridad y pureza de sus aguas permiten que se pueda ver muy nítidamente tanto la fauna como la flora que habita en su interior.

Por supuesto, no podía faltar un paseo por el Monasterio de Piedra, que lleva este nombre por situarse cerca del río Piedra y no por el material del que está construido. Se puede entrar al interior del templo y para los que quieran tener una visitar redonda, pueden quedarse en el Hotel Monasterio de Piedra.

Tags: , ,

Publicado en Destinos

2 Comentarios en “Descubre el Monasterio de Piedra”

juanvi

Solo a consejar a quien no lo haya visto que se desplace a verlo. Es impresionante tanta belleza ves los alrededores y al estar dentro parece mentira como si estuvieras en otro mundo

21/05/2016 20:47
Jennifer García

Es un lugar precioso, muchas gracias por animar a los viajeros Juanvi!

23/05/2016 08:50

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso