Comer cocido para vencer el frío

16 Nov 2018 Cecilia Frutos Sin Comentarios

El frío ha llegado para quedarse y no hay nada que más apetezca con este clima que un buen plato calentito. En España existen multitud de versiones de cocidos y pucheros, con una base parecida pero cada una con sus peculiaridades. Hoy os traemos un recorrido por los distintos cocidos del país, ¿tenéis hambre?

 

Cocido madrileño

El famosísimo cocido madrileño se caracteriza por comerse en tres vuelcos. Esta expresión viene de que había que volcar tres veces el puchero de barro que contenía este manjar.

Según la tradición de cada familia o de cada zona de la comunidad, se presentan los tres platos en la mesa y los comensales se sirven o, por el contrario, se va sirviendo uno detrás de otro.

La forma tradicional de comerlo es, aunque se cocine todo en la misma olla, primero el caldo de cocido con fideos finos, después los garbanzos y las verduras (col, zanahoria, nabo y patatas) y por último las carnes (gallina, cerdo y ternera). Es muy habitual también que la gente se eche los garbanzos en el caldo.

Del clásico cocido madrileño y de la cocina de aprovechamiento surge la ropa vieja, plato también muy madrileño que se elabora con los restos del cocido. Y sino, otra opción son las deliciosas croquetas de cocido. ¡De este rico plato no se tira nada!

Alójate en una casa rural en Madrid y no te pierdas este manjar.

 

Cocido lebaniego y cocido montañés (Cantabria)

Fuente: wikipedia

En Cantabria no es que tengan un cocido propio de la zona, es que tienen dos. El cocido lebaniego es muy parecido a otros cocidos de otras partes del país. Incluye el relleno, que es una masa elaborada con miga de pan, leche, huevo, chorizo y perejil, posteriormente frita y cocida en la olla con el resto de ingredientes.

El cocido montañés en cambio tiene estilo propio, sus ingredientes principales son las alubias blancas y la berza a las que se añaden las carnes de cerdo. Además, otra diferencia es que se comen todos los ingredientes a la vez, en este caso se trata de un plato único.

Descubre Cantabria y recupera fuerzas con este plato delicioso.

 

Puchero valenciano

Aunque a muchos les sorprenda existen más platos tradicionales valencianos además de la paella. Otros platos como el all i pebre, el arroz al horno, el esgarraet y el puchero valenciano forman parte del recetario clásico de la provincia de Valencia.

El puchero valenciano tiene muchas similitudes con los otros cocidos del país, pero se diferencia en una serie de ingredientes que lo hacen único. Este guiso, junto a las carnes, lleva pilotas o albóndigas hechas de carne de cerdo, pan rallado, huevo, piñones, ajo y perejil. Es común que esta pelota se envuelva con hojas de col.

Además, incluye blanquet, una especie de morcilla blanca típica de la zona. Este ingrediente aporta el sabor que diferencia este plato del resto de cocidos, dándole un toque de canela, clavo, pimentón o anís.

Otra peculiaridad de este guiso es que la sopa se suele servir con arroz en lugar de con fideos y en vez de comerse en tres vuelcos, se sirve la sopa individualmente y el resto de ingredientes en el centro de la mesa de esta forma cada uno va combinando los ingredientes a su antojo.

La tradición de comer el puchero en familia tiene una segunda parte y es que, al día siguiente, se prepara arroz al horno (arròs al forn) con lo que ha sobrado.

Siempre es buen momento para visitar Valencia y probar su puchero tradicional.

 

Cocido Maragato (Astorga, León)

La característica que diferencia principalmente a este cocido de otros es que se sirve “al revés” comenzando con las carnes, siguiendo con las verduras y comiendo en último lugar la sopa.

Los mejores garbanzos para elaborar este plato son los de pico pardal, una variedad que se cultiva en la comarca leonesa de la Maragatería. Se trata de uno de los principales ingredientes de este guiso y tiene como peculiaridad su pequeño tamaño si lo comparamos con otras variedades de esta legumbre.

Recorre León y deléitate con un buen cocido maragato.

 

Puchero canario

El puchero (o potaje) canario contiene ingredientes característicos de la zona como la piña de millo (mazorca de maíz), la calabaza y el bubango (calabacín). La carne es de ternera, pollo y cerdo y no se le echa chorizo, morcilla u otros embutidos como en la mayoría de los lugares.  Se sirve en un único plato poniendo el caldo por encima de verduras y carne y, aunque no sean muy numerosos en canarias, es perfecto para los días de frío.

Visita las Islas Canarias y no dejes de probar este plato.

 

Puchero andaluz

El puchero andaluz tiene como ingredientes: garbanzos, jarrete de ternera, pollo, tocino de cerdo, huesos de jamón, costilla de cerdo, manteca, nabo, puerro, apio y zanahoria.

Es la sopa la que se acompaña con la carne desmenuzada, las verduras y los garbanzos, también es común añadirle un huevo cocido picado por encima y un poco de jamón serrano.

Baja a Andalucía, pasa unos días mágicos y prueba su gastronomía local.

 

Pote gallego

Fuente: petitchef.es

Este puchero se elabora con ingredientes autóctonos. En la olla se echan carnes típicas gallegas como el lacón además de otras comunes en el resto de guisos del país. Las verduras tradicionales gallegas también forman parte de este manjar, incluyendo grelos y berzas en lugar de repollo.

Al igual que en el caso del cocido montañés, los garbanzos son sustituidos por judías blancas.

No te puedes perder este plato, usa esta escusa para visitar Galicia y alojarte e una de sus maravillosas casas rurales.

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso