7 museos de pintores españoles que no te puedes perder

6 Nov 2020 Aroa Salazar Sin Comentarios

Los museo siempre son una buena opción para conocer la historia del lugar que estamos visitando y las obras de los artistas más importantes de nuestro país. En muchas ocasiones aprovechamos nuestra escapada para visitar alguno de ellos, pero seguramente en tu misma comunidad existan museos interesantes que puedes conocer en cualquier momento. En este caso, hemos querido recopilar los museos de los pintores españoles más relevantes como Sorolla, Picasso o Julio Romero de Torres. Algunos de ellos son fundaciones que abarcan más colecciones de otros artistas y otros, como en el caso de Dalí, su casa-museo donde vivió el artista con su musa Gala.

Casa Museo de Joaquín Sorolla (Madrid)

En este caso se trata de la Casa Museo de Joaquín Sorolla, donde vivió el pintor con su familia desde el año 1911. Aquí, además de conocer su vivienda también podrás descubrir sus obras repartidas en las diferentes estancias que mantienen intacta la decoración de la época. Su colección de pintura, con más de 1.200 piezas, se encuentra perfectamente mimetizada entre los muebles y objetos originales de la casa. De hecho, la Casa Museo de Joaquín Sorolla es una de las casas de artista mejor conservadas de Europa.

Con la misma entrada puedes visitar la casa del pintor, el taller y su jardín, un precioso oasis diseñado por el propio artista en el distrito de Chamberí, y la exposición temporal de la segunda planta. En este lugar se aprecia el deseo del artista por unir la vivienda con la zona de trabajo para estar cerca de su familia. De hecho, esta casa fue un proyecto importante de Sorolla en el que trabajó personalmente, especialmente en el jardín, donde eligió las especies florales que tan presentes están en sus obras.

La casa posee una estética señorial en todas sus estancias. Además, cuenta con una gran zona de trabajo formada por tres estudios contiguos muy bien iluminados, con techos altos y acceso desde el jardín. En la primera planta se encuentran los dormitorios de la familia, mientras que en la segunda están las estancias del servicios.

Si buscas alojamiento en la capital estas son las mejores casas rurales de Madrid para tu escapada.

Teatro Museo Dalí (Figueres, Girona)

De Salvador Dalí existen varios edificios que acogen sus obras, aunque sin duda el más importante de ellos es el Teatro Museo Dalí en Figueres. Este lugar, construido sobre las ruinas del antiguo teatro municipal destruido por la Guerra Civil, fue diseñado por el artista en su pueblo natal para albergar sus obras. La idea de Dalí era que el visitante pudiera vivir una auténtica experiencia y llevarlo al interior de su mundo onírico a través de la trayectoria artística de Salvador Dalí.

Inaugurado en 1974, el Teatro Museo Dalí está considerada la última gran obra del artista. Aquí se encuentran unas 1.500 obras de todo tipo como: pinturas, esculturas, dibujos, hologramas, grabados, fotografías… Además, también pueden verse obras de otros artistas como Antoni Pitxot o Evarist Vallès a los que Dalí invitó a exponer. Como curiosidad, desde 1989 también se puede visitar la tumba del artista situada en el centro del Museo.

Sin duda Girona es un lugar auténtico para perderse y descubrir el arte y la cultura de esta tierra. Encontrarás varios alojamientos rurales en Girona para disfrutar de unos días inolvidables.

Casa Museo Dalí (Portlligat, Girona)

Al norte de Girona, muy cerca de Cadaqués, se encuentra la Casa Museo de Dalí. Esta fue la única vivienda donde Salvador Dalí y su musa, Gala, vivieron y trabajaron hasta la muerte de su mujer en 1982. Los comienzos de lo que hoy es la casa empezaron por una pequeña barraca de pescadores que el artista adquirió en 1930 en Portlligat. A partir de aquí fue creando poco a poco la vivienda añadiendo más terreno y otras estancias.

El lugar elegido para construir su casa no fue al azar. Cadaqués posee una luz y un paisaje únicos, además de ser el primer pueblo de España en ver el amanecer. De hecho, la casa se construyó al gusto de Dalí para tener la inspiración necesaria para sus obras. Así, la vivienda se distribuye en tres ámbitos: la zona privada de la pareja donde hacían vida diaria, el estudio donde ambos trabajaban y, los patios y la zona del olivar. Aunque sin duda lo más especial de la visita, además de las piezas inéditas del artista, es poder conocer cómo vivia la pareja y sus artículos personas como los objetos del tocador de gala o su dormitorio.

Una visita al pueblo pesquero de Cadaqués es una buena opción en cualquier época del año. Aunque te recomendamos alquilar una casa rural en verano o primavera para poder disfrutar de sus playas.

Castillo Gala-Dalí (Púbol, Girona)

Sin salir todavía de Girona nos encontramos el Castillo de Gala-Dalí en Púbol, donde se esconde una historia de amor muy especial… Este castillo medieval fue un regalo de Dalí a su musa, Gala, que el artista recuperó para convertirlo en el refugio de su esposa. Aunque como ya hemos contado la vivienda personal del matrimonio fue la casa de Portlligat, este castillo se convirtió en residencia y taller del artista tras la muerte de Gala, y en el mausoleo de su mujer.

Como curiosidad contar que en el libro “Confesiones inconfesables (1973)” que escribió Dalí presenta al castillo como una prolongación de la casa de Portlligat y el lugar reservado para su mujer muestra de su amor incondicional que manifiesta con el siguiente párrafo:

«Todo celebra el culto de Gala, hasta la habitación redonda, de eco perfecto, que corona el conjunto de la edificación y que es como una cúpula de esta catedral Galáctica; y cuando me paseo por esta casa, me miro y veo mi concentricidad. Me gusta su rigor moruno. Me faltaba ofrecer a Gala un estuche más solemnemente digno de nuestro amor. Por ello le regalé una mansión edificada sobre los restos de un castillo del siglo xii, en La Bisbal, el antiguo castillo de Púbol, donde ella reina como soberana absoluta, hasta el punto de que yo no la visito si no es con una invitación escrita de su mano. Me he contentado con decorar sus techos para que, al levantar los ojos, me encuentre siempre en su cielo».

¿Se te ocurre un lugar más romántico al que ir con tu pareja? Si decides visitar este lugar toma nota de los mejores alojamientos de la zona.

Museo Pablo Picasso (Málaga)

Nos vamos hasta Málaga para conocer el Museo de Pablo Picasso situado en la Palacio de Buenavista, en pleno centro histórico de la ciudad. Aquí se encuentran algunas de las obras del artista, además de ser un centro de acogida del mundo del arte con sala de exposiciones temporales, biblioteca, centro de documentación, auditorio, taller de restauración, etc. A través de un recorrido temático y cronológico, los visitantes pueden descubrir la trayectoria artística del pintor. Un lugar quizás poco conocido donde conocer obras inéditas de Picasso.

Sin duda se trata de una ciudad de gran tradición cultural e histórica. Aquí encontrarás una gran variedad de alojamientos rurales en Málaga que podrás alquilar para una escapada.

Colección de Eugenio Arias en Buitrago del Lozoya

Si el Museo Pablo Picasso te ha parecido curioso esta historia te va a sorprender todavía más. Resulta que el barbero del artista, llamado Eugenio Arias, también era uno de sus mejores amigos. A lo largo de su vida, Picasso le regaló varias de sus obras como prueba de su afecto. Pero, tras la muerte del artista, Arias decidió ceder la colección a su tierra natal, Buitrago del Lozoya, en 1982. Gracias a esto, el pueblo posee desde 1985 un pequeño museo monográfico situado en el Ayuntamiento con obras muy variadas domo dibujos, fotografías, cerámicas, cartelería… Este lugar muestra con claridad la amistad entre el artista y su barbero a través de las obras de su exilio, su afición a los toros, la cultura española o su militancia de izquierdas.

Museo Julio Romero de Torres (Córdoba)

Otro de los pintores más emblemáticos de nuestro país fue el cordobés Julio Romero de Torres. En su ciudad natal se encuentra el museo que acoge la mayor colección del artista con sus obras más importantes. El museo es un repaso por la vida y las diferentes épocas del artista, representadas en cada sala con cada uno de sus trabajos. En la sala 1 se encuentran las obras principales que representan al artista; caricaturas, esculturas, retratos, así como la cartelería de la conocida corriente contemporánea nacida en Francia en la que participó, y por la que fue conocido el pintor. La segunda sala acoge la primera época de Julio Romero de Torres marcada por el luminismo, el modernismo y simbolismo, hasta llegar al realismo. Aquí se muestran sus obras inspiradas en la pintura social de la época y otras con paisajes y bodegones. En la sala 3, la capilla, se muestran las obras más místicas y religiosas del artista. La cuarta sala es, sin duda, la más relevante del pintor, ya que recoge grandes obras como La Nieta de la Trini o Alegrías, todas ellas, representaciones de la cultura andaluza y el cante hondo. En la sala 5 encontramos diferentes retratos femeninos del autor como La niña de la jarra, o la Condesa de Colomera. Por último, en la sexta sala vemos la esencia de Córdoba en obras tan conocídas como La chiquita piconera o Naranjas y limones, su obra más representativa.

Tags: , , ,

Publicado en Algo Especial

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso