12 tipos de torrijas que puedes probar esta Semana Santa

1 Abr 2019 Cecilia Frutos Sin Comentarios

La receta de las torrijas es algo muy personal, al ser uno de los postres más tradicionales del país en cada casa se les da un toque diferente según sus propias costumbres. Aunque la base de la receta es siempre la misma: el pan, la canela, la cáscara de naranja y limón y el azúcar, esta se ha ido heredando entre generaciones y adaptado y reinventado con el paso del tiempo. Esto nos deja una gran variedad de formas en las que realizar este delicioso dulce tradicional de Semana Santa y de Cuaresma.

Si tienes pensado viajar estas vacaciones a otro lugar del país y probar las torrijas típicas de allí donde te encuentres te recomendamos aprovechar las ofertas de casas rurales para Semana Santa para descansar durante esta escapada gastronómica.

 

Torrijas de leche

Las torrijas tradicionales de leche son las más famosas y las que más seguidores tienen. Se trata de una receta que está documentada de hace siglos y se utilizaban para la recuperación de las mujeres que acababan de dar a luz.

Su elaboración es sencilla y el resultado es delicioso. Se calienta leche en un cazo junto con una buena cantidad de azúcar, a esta mezcla se le añaden las ramas de canela, la cáscara de limón y naranja que se encargan de aromatizarla. El pan duro que habremos guardado previamente se corta en rodajas gordas y se remoja en la mezcla que hemos realizado en el cazo. Posteriormente se pasan las rebanadas por huevo batido y se procede a freír las torrijas en aceite muy caliente hasta que estén bien doradas. Por último, las rebozaremos en una mezcla de azúcar y canela. ¡No te podrás resistir!

 

Torrijas de vino

Estas torrijas también son muy elaboradas y consumidas en esta época del año. Su preparación es similar a la de las torrijas de leche pero esta vez remojaremos las rebanadas de pan en vino dulce infusionado previamente en una cazuela con canela, cáscara de naranja y azúcar. Después se pasan por huevo batido y se fríen de la misma manera. Puedes también rebozarlas con azúcar y canela o, si lo prefieres, preparar un almíbar con el vino que te ha sobrado y echárselo por encima.

 

Torrijas con miel en Andalucía

Pueden realizarse con la base de las torrijas de leche o vino, en Andalucía tradicionalmente se prepara una especie de jarabe que se utiliza para echarlo por encima de las torrijas y conseguir así que sean más jugosas y dulces que ningunas.

Este jarabe se realiza con azúcar, elaborando un caramelo en la sartén, al que posteriormente se le añade agua, miel, clavo, canela, cáscara de naranja y limón, y un vaso de vino.

Pruébalas durante esta Semana Santa y aprovecha para alojarte en una de las preciosas casas rurales que hay en Andalucía.

 

Torrijas rellenas

Partiendo de la receta de las torrijas de leche debemos cortar las rebanadas de pan más gordas y también tendremos que añadir un paso más si queremos rellenarlas. Las opciones de relleno son múltiples, según gustos puedes ponerle crema pastelera, chocolate, natillas o incluso crema de queso.

Antes de remojar las rebanadas en la leche debemos hacerles un pequeño corte a lo largo sin llegar a partirla en dos, dejándola como un librillo abierto. Tras remojar las rebanadas de pan, con mucho cuidado y ayudándonos de una manga pastelera, rellenaremos las torrijas. Una vez rellenas las pasaremos por el huevo batido y las freiremos. Al partirlas para comerlas encontraremos el relleno que le da un toque único.

 

Torrijas de chocolate

Existen varias opciones para incorporar el chocolate en las torrijas. Una de ellas es echar directamente cacao en polvo en la leche cuando esta está infusionando y remojar en esta mezcla directamente la torrija antes de freírla. También podemos hacer la mezcla de chocolate con mantequilla y nata (ganaché) a parte y cubrir las torrijas con ella una vez que las tengamos preparadas. O si somos muy golosos fusionar ambas ideas.

En cualquiera de los casos se trata de la versión perfecta de este postre para los amantes del chocolate.

 

Torrijas de pan de molde

El pan es otro de los puntos de discusión a la hora de decidir cuál es la mejor receta de torrijas. Tradicionalmente se usaba pan duro para hacerlas como forma de aprovechamiento de los alimentos. Hoy en día venden pan especial para torrijas, se trata de una especie de pan brioche que empapa mejor y no se rompe a la hora de freírlas.

Si no tenemos ninguna de las dos cosas en la despensa cuando nos dispongamos a hacer torrijas, nuestra opción alternativa es el pan de molde. Debe ser un pan de molde que esté cortado en rebanadas más o menos gruesas porque sino se nos romperán en mitad de la elaboración y el resultado será catastrófico.

 

Torrijas caramelizadas

Se trata de otra forma original de preparar este postre tan antiguo. En este caso debemos usar pan brioche, que es un pan dulce de origen francés que tiene mantequilla en su composición. Esta versión de las torrijas podemos hacerla en el horno en lugar de fritas. Una vez horneadas las cubriremos de azúcar y con un soplete de cocina o un quemador caramelizaremos las torrijas.

 

Torrijas de horchata

Las torrijas de horchata son todo un éxito y es que los amantes de esta bebida de chufa valenciana las prefieren a cualquier otro tipo. En este caso sustituiremos la leche en la que remojamos las rebanadas por horchata, consiguiendo así además un postre apto para personas intolerantes a los lácteos. De esta forma tan sencilla conseguimos otra versión de este postre tan popular.

El levante es uno de los destinos más reclamados durante estas vacaciones por su buen clima, no dudes en alojarte en una casa rural en la Comunidad Valenciana estos días libres y aprovecha para probar este manjar.

 

Torrijas veganas

Son muchos los establecimientos que ya cuentan con una opción vegana entre sus elaboraciones. En el caso de las torrijas también es posible conseguir que sean aptas para personas que no comen nada de origen animal.

En esta versión cambiaremos la leche de vaca por alguna leche de origen vegetal como leche de soja o de almendras. El huevo será sustituido por harina de trigo o de garbanzo que ayudará a crear una película que mantenga el interior de la torrija jugoso después de freírla.

 

Torrijas saludables

Aunque nos encantan las torrijas tenemos que reconocer que son uno de los dulces más calóricos de nuestro recetario tradicional. Si tú también eres un amante de este postre de Semana Santa pero prefieres no pasarte mucho comiendo grasas, azúcares y harinas refinadas, esta es tu versión perfecta de las torrijas.

Aunque la elaboración sea similar debemos hacer cambios en los ingredientes que vamos a utilizar. En primer lugar el plan brioche o blanco será sustituido por un buen pan integral que cortaremos en rebanadas gruesas. El azúcar podemos sustituirlo por stevia, aunque lo ideal es prescindir completamente de ella ya que con la cáscara de los cítricos y la canela ya conseguiremos un sabor delicioso para nuestras torrijas. Para que contengan menos grasa aún, podemos usar solamente la clara del huevo para rebozarlas después de empaparlas en la leche y tras el huevo pasarlas por salvado de avena para que cojan un color más dorado.

En vez de freírlas en la sartén con abundante aceite, vamos a elaborar nuestras torrijas saludables en el horno prescindiendo así de las grasas del frito. Horneamos las torrijas por ambos lados hasta que cojan el color ideal y espolvoreamos un poco de canela por encima para terminar. ¡Rico y sano!

 

Torrijas saladas

Al final las torrijas en origen no son otra cosa que una forma de aprovechamiento del pan duro y aunque al oir “torrija” nos venga siempre a la cabeza un dulce existe también la posibilidad de convertirlo en un plato salado.

Una muy buena opción es fundir cualquier tipo de queso en la leche en vez de echarle azúcar, canela y cáscaras de cítricos para luego empapar las revanadas de pan en esta mezcla antes de pasarlas por una plancha o sartén con un poco de aceite. Al sacarlas les podemos echar un chorrito de vinagre de Módena ¡y listo!

También podemos empapar las rebanadas de pan en alguna salsa que hayamos elaborado previamente o en tomate triturado. Os animamos a poner en marcha vuestra imaginación e inventar vuestra propia receta de torrijas saladas con los ingredientes que más os gusten.

 

Torrijas canarias

Las torrijas en las Islas Canarias son muy distintas a cualquier otro tipo de elaboración de la que hayamos hablado anteriormente en este post. Además, no se comen en Semana Santa, son tradicionales de la temporada carnavalera.

Consisten en una masa preparada con levadura, harina, huevos, calabaza, anís, ralladura de limón y azúcar que se prepara en forma de tortita y se fríe en aceite muy caliente. Una vez fritas se les echa miel de caña por encima.

Escápate a las islas y prueba su magnífica gastronomía.

 

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso