Villas medievales españolas

6 Mar 2013 Beatriz Rodríguez 2 Comentarios

Si te gusta que tus escapadas lleven una nota cultural, es muy probable que te interese la propuesta de hoy: una ruta por algunas de las más hermosas villas medievales de España. La distancia no será una excusa, ya que atraviesan gran parte de la geografía española y, si una provincia queda muy retirada, puedes optar por otra. Y, si quieres meter kilómetros al coche, nueves provincias, nueve tramos y unos 1.500 kilómetros. Para todos los gustos: cualquiera de los destinos merece una visita.

Para facilitarle la labor al que solo elija una o dos provincias, las separaremos en distintos párrafos y las ordenaremos de norte a sur. Empezamos.

Villas medievales: Hondarribia, Estella, Consuegra, Sigüenza, Laguardia, Coria, Almazán, Olivenza y Sos del Rey Católico

A los pies del Monte Jaizkibel, en la Bahía de Txingudi (formada por la desembocadura del río Bidasoa), se encuentra Hondarribia (Guipúzcoa). La muralla del casco antiguo es una de las pruebas más evidentes de su origen medieval. El trazado sufrió diversas ampliaciones como consecuencia del desarrollo propio del entramado urbano. Podrás disfrutar de su aire marinero, sus playas o su apreciada gastronomía.

Laguardia (Álava) es uno de los pueblos más hermosos del País Vasco. En su casco histórico encontrarás callecitas de estilo medieval, que confluyen en la iglesia de Santa María de los Reyes, uno de los mejores templos góticos de España. Apúntate visitar la iglesia de San Juan, iniciada en estilo románico y concluida en gótico, y probar los vinos fantásticos vinos de la Denominación de Origen Rioja Alavesa.

Otra hermosa ciudad es Estella (Navarra), en la que podrás encontrar innumerables muestras de la época medieval, como la iglesia de San Pedro de la Rúa, el Palacio de los Reyes de Navarra (el mejor monumento del románico civil y palaciego de España), la iglesia de San Miguel, la iglesia de Santa María Jus del Castillo, Nuestra Señora de Rocamador, la iglesia del Santo Sepulcro o la iglesia de San Juan.

La cuarta localidad es Sos del Rey Católico (Zaragoza), que gozó de gran esplendor desde el siglo XII y cuenta con el honor de ver nacer a Fernando el Católico, en 1452. Su espíritu medieval se hace visible en el castillo, excelente ejemplo de fortaleza, en la iglesia de San Esteban, del siglo XI, y en la inferior iglesia de Santa María del Perdón, que enlaza con el castillo a través de un pasadizo.

El románico de la tierra de Almazán (Soria) presenta rasgos mudéjares, escultura silense y sobriedad cisterciense. Sobresalen la iglesia de San Miguel, de mediados del siglo XII, la de San Vicente, la de Santa María del Campanario y la de Matamala. En pocos kilómetros a la redonda, Barca, Perdices, Nepas, Nolay, Maján, Soliedra, Torralba de Arciel o Viana de Duero también conservan interesantes muestras del medievo.

Sigüenza (Guadalajara) fue una importante población desde tiempos remotos. Prueba de ello es el castillo, la catedral, que se inició en el siglo XII, las portadas de San Vicente y Santiago y otros ejemplares en localidades próximas: Carabias, Baides, Pinilla de Jadraque, Sauca, Jodra del Pinar, Abánades, Yela, Tortonda, Laranueva o Cubillas del Pinar. También podrás sentir la huella del Cid por sus calles (y los deliciosos dulces seguntinos en tu paladar).

Otro castillo destacado es el de Consuegra (Toledo), una majestuosa fortaleza levantada en tiempos de la invasión musulmana, objeto de varias reconstrucciones. No olvides visitar la presa romana, de 800 metros de longitud, y a unos 4 kilómetros del casco urbano, además de interesantes edificaciones de épocas posteriores: la iglesia de San Juan Bautista (siglo XVI), la iglesia de Santa María Mayor (siglo XVIII), etcétera. Contemplando sus molinos de viento podrás recordar los gigantes imaginarios contra los que luchaba don Quijote de La Mancha.

Del rico patrimonio de Coria conviene señalar las murallas de origen romano y transformadas en las épocas medieval y moderna, la catedral de la Asunción, donde se conserva el claustro de la anterior iglesia (del siglo XIV) y el castillo. Ofrece, además, interesantes muestras de otras épocas: el palacio de los Duques de Alba, la Plaza Mayor, el Ayuntamiento Viejo, la Cárcel Real, el Puente Seco, el convento de la Madre de Dios y la iglesia de Santiago.

Finalizamos con otra localidad extremeña,  Olivenza (Badajoz), donde destacan la ciudadela medieval y el alcázar, el castillo, la iglesia de Santa María del Castillo, la iglesia de la Magdalena, la Santa Casa de la Misericordia, las fortificaciones abaluartadas o el convento de las Clarisas. Puedes recorrer la Vía de la Plata entre estas dos últimas poblaciones.

Si apuestas por hacer la ruta completa, podrás apreciar que, pese a existir rasgos comunes, cada destino es único, disfrútalos.

2 Comentarios en “Villas medievales españolas”

Juan Soria

Hola, Moratalla (Murcia) es una Villa Medieval con encanto. Cuna del turismo rural de la Región de Murcia y que el pasado año se situó en el segundo puesto como destino turístico rural del País.
Sugiero que sea incorporado a esta relación de Villas Medievales.
Un saludo

11/03/2013 00:45

Lo tendremos en cuenta. Gracias por la aportación. Saludos.

19/03/2013 12:11

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso