Turismo ecuestre: A caballo por los Pirineos

3 Abr 2012 María Díaz Sin Comentarios

turismo ecuestre

Una de las maneras más gratificantes de acercarse a la naturaleza es a lomos de un caballo, recorriendo lugares nuevos y parajes desconocidos. En general, toda la zona de Los Pirineos ofrece una buena oferta de turismo ecuestre. En este sentido, merece destacar el Valle de Arán, donde se concentra una gran cantidad de senderos y caminos para descubrir a caballo, con carruajes y ponis para los más pequeños. Acompañados de un monito visitaremos este espacio, donde hay que hacer una parada obligada en el mirador de Vilac y observar el fantástico paisaje montañoso que ofrece.

En la comarca del Ripollés, además, podemos encontrar caballos en libertad y un conjunto de instalaciones hípicas situadas en el Valle de Camprodon y en el Valle de Ribes, comunicados desde tiempos inmemoriales por la collada verde. Estos emplazamientos combinan increíbles paisajes con un patrimonio arquitectónico de arte románico muy relevante.  En la Garrotxa, jinete y caballo discurren por bellos parajes de herencia volcánica como la cresta montañosa de Rocacorba, un punto álgido que nos permite dejar atrás los volcanes y bajar hacia el mar atravesando los entornos del lago de Banyoles y los pueblos medievales en la comarca del Pla de l’Estany.

 

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso