Rosquillas de San Isidro y otras tradiciones de Madrid

14 May 2019 Cecilia Frutos Sin Comentarios

Los madrileños esperan ansiosos cada año la llegada del 15 de mayo, día de San Isidro, una de las fiestas más grandes de la capital. San Isidro es el patrón de Madrid y la celebración de esta festividad engloba muchas tradiciones y actividades para todos los públicos.

En cada rincón de nuestro país las fiestas populares siempre están marcadas por su gastronomía típica y esta no iba a ser menos. Las grandes protagonistas de la fiesta de San Isidro son las rosquillas: las listas, las tontas, las francesas y las de Santa Clara. Por si no tienes muy claro cuál es cada una (a veces hasta a los madrileños nos cuesta) hemos preparado este post para que no te quede ninguna duda.

Rosquillas tontas

Su masa se elabora con harina, azúcar, huevo, aceite y anís, se hacen al horno y se caracterizan por no llevar ningún tipo de cobertura. Son las más sosas pero junto a un café saben fenomenal.

 

Rosquillas listas

Tienen la misma base que las tontas pero en este caso están cubiertas por una mezcla de azúcar, huevo y limón que les dan un aspecto bastante más apetecible. Son más jugosas y dulces que las tontas.

 

Rosquillas de Santa Clara

Las monjas de Santa Clara del Monasterio de la Visitación, situado en el centro de Madrid, las que inventaron este tipo de rosquillas. Una vez más la base es la misma de harina, azúcar, huevo, aceite y anís aunque esta vez llevan merengue horneado por encima, de tal forma que se queda muy crujiente.

 

Rosquillas francesas

Cuenta la historia que su origen está en una petición de Bárbara de Braganza, esposa de Fernando VI, al cocinero de la corte al resultarle muy sosas los otros tipos de rosquillas que existían. Este cocinero, probablemente de origen francés, se inventó esta receta. Su base es la misma pero esta vez están recubiertas por un baño de azúcar glasé y almendras, ganando mucho en sabor.

 

Más tradiciones de San Isidro

Los madrileños auténticos se engalanan estos días de fiesta con sus trajes de chulapos y chulapas y ponen rumbo a la pradera de San Isidro, situada en el distrito de Carabanchel, dispuestos a pasar el día bailando chotis y comiendo al aire libre. En la pradera encontramos diversos puestos en los que podremos comprar las famosas rosquillas pero además otros muchos productos típicos de esta fiesta.

Torraos, garrapiñadas, manzanas caramelizadas, banderillas, escabeches, entresijos y gallinejas entre otros muchos. También es muy típico llevar la comida de casa y hacer un picnic en la pradera a base de tortillas e incluso cocido madrileño.

Si no vives en la capital y te apetece vivir la experiencia de esta fiesta popular no dudes en aprovechar para alojarte en una casa rural en Madrid.

Tags: ,

Publicado en General

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso