Los 10 pueblos más bonitos de Madrid

8 Nov 2018 Cecilia Frutos Sin Comentarios

Con motivo de la celebración del Día de la Almudena queremos ofreceros unas propuestas de escapada muy cerquita de la capital. Sabemos bien que esta festividad solo se celebra en la ciudad de Madrid, pero quizá sea la excusa perfecta para planear un viaje a la gran metrópoli y visitar también los pueblos más bonitos de su comunidad autónoma. Si vives en Madrid seguro que te entra el gusanillo de pasar un fin de semana rural en alguno de estos pueblecitos con encanto tan cerca de casa.

 

Buitrago de Lozoya

Se trata de un pueblo medieval impresionante fundado por los romanos en el siglo 190 a.C. fue frontera entre las dos Castillas y residencia del primer marqués de Santillana. Su recinto amurallado fue declarado Monumento Nacional en 1931.

Su muralla se conserva casi intacta y también es digno de ver el castillo, el puente viejo y el acueducto sobre el río Lozoya. Esta localidad bien merece un paseo por sus callejuelas admirando la belleza de cada uno de sus rincones.

Buitrago de Lozoya tiene una propuesta cultural muy extensa a lo largo de todo el año. En Navidad, el casco antiguo acoge el Belén Viviente, esta actividad fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional por la Comunidad de Madrid en 2011. En verano se organizan conciertos de diversos estilos musicales y épocas, la música en directo con la muralla de fondo crean una atmósfera mágica que nos brinda la oportunidad de vivir una experiencia inolvidable. Sus fiestas patronales se celebran el 15 de agosto y en ellas todo el pueblo se echa a sus calles creando un gran ambiente.

Además, los fines de semana la Oficina de Turismo nos ofrece la opción de realizar una visita teatralizada por el pueblo, se trata de una actividad muy recomendable para niños y adultos.

Casas rurales en Buitrago de Lozoya

 

Patones de Arriba

En el nordeste de la Comunidad de Madrid encontramos este pueblecito de casas bajas y fachadas de pizarra. Se trata de una de las localidades más turísticas de Madrid debido a su gran belleza.

Es ideal para desconectar del bullicio de la ciudad ya que está muy restringido el acceso en coche y esto hace de él un lugar tranquilo y agradable para pasear. El pueblo cuenta, además, con una gran cantidad de restaurantes donde reponer fuerzas tras recorrer sus sinuosas callejuelas.

También podemos plantearnos hacer alguna de las rutas que nos ofrece este municipio. Existen varias opciones de sendas y recorridos al aire libre con paisajes espectaculares. Además, podemos aprovechar para visitar el yacimiento arqueológico de la cueva de Reguerillo y las ruinas del Pontón de la Oliva y de la ermita de la Virgen de la Oliva.

Casas rurales en Patones

 

Rascafría

En el Valle del Lozoya, enclave natural de incomparable belleza, encontramos la localidad de Rascafría. Si miramos el pueblo desde lejos, veremos cómo destaca imponente el Monasterio de Santa María del Paular. Fundado en 1390, lo ocupó durante más de 450 años la orden de La Cartuja, convirtiéndose en una abadía benedictina partir de 1945 y hasta la actualidad. Se puede realizar una visita al interior del monasterio.

Las construcciones que componen el pueblo están en su mayoría levantadas siguiendo las tipologías arquitectónicas tradicionales de la zona. En su casco urbano, además de las muchas casitas de estilo rural, destaca el ayuntamiento de principios del siglo XX, la iglesia de San Andrés Apóstol del siglo XV y La Casona del siglo XIV.

Casas rurales en Rascafría

 

Chinchón

Se trata de uno de los pueblos más pintorescos y con más personalidad de la Comunidad de Madrid. Aunque se convirtió en un lugar muy turístico desde que en 1974 fue declarado Conjunto Histórico Artístico ha sabido conservar su singularidad.

Su famosísima Plaza Mayor y sus calles estrechas hacen de esta localidad un sitio muy agradable para un paseo. Además cuenta con más atractivos turísticos como la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en cuyo interior podemos observar un cuadro de Goya, el castillo, la Torre del Reloj, el Teatro Lope de Vega o el Monasterio de las Monjas Clarisas.

Podemos disfrutar en alguno de sus numerosos restaurantes de su gastronomía popular cuya base está compuesta por productos tradicionales como el anís, el aceite, el ajo y el vino.

Casas rurales en Chinchón

 

San Lorenzo de El Escorial

Cuando Felipe II trasladó la corte de Toledo a Madrid en 1561 ordenó la construcción el Monasterio del Escorial para que albergara los restos mortales de su padre, Carlos V. Este fue el origen de esta villa que hasta este momento era tan solo una pequeña aldea. Este monasterio está considerado como el mayor monumento del Renacimiento español y es sin duda el mayor atractivo de esta localidad. En su web se pueden comprar entradas y concertar visitas guiadas.

El conjunto del pueblo fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y, además del monasterio, en él podemos visitar lugares como el Teatro Real Coliseo de Carlos III, la Plaza de Jacinto Benavente, la Casa de la Compaña y la Iglesia de San Bartolomé.

Casas rurales en San Lorenzo de El Escorial

 

Horcajuelo de la Sierra

Esta pequeña población de tan solo unos 100 habitantes en invierno está situada en el extremo norte de la Comunidad de Madrid. Esta parte de la Sierra madrileña es uno de los paisajes más bonitos de la comunidad tanto por su naturaleza como por su estupendo estado de conservación. La Sierra del Rincón, en la que se encuentra este pueblo, fue declarada Reserva de la Biosfera en 2005.

Sus construcciones de piedra oscura forman un conjunto de gran belleza. Los vecinos se han propuesto desde hace años respetar el estilo de las fachadas tradicionales de las casas haciendo así del pueblo un lugar con mucha magia.

Además, podemos visitar la Iglesia de San Nicolás de Bari, que tuvo la suerte de sobrevivir a la guerra civil y el Museo Etnológico.

Casas rurales en Horcajuelo de la Sierra

Prádena del Rincón

A 90 km de Madrid, muy cerquita de Horcajuelo de la Sierra, y asentado en una colina de suave pendiente se encuentra el pueblo de Prádena del Rincón. Esta localidad está dividida en dos por una carretera y su centro neurálgico se compone principalmente por la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de la Iglesia. El pórtico de la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Silos está considerado como uno de los mejores ejemplos del mudéjar madrileño.

Sus casitas de estilo rural se mezclan en el núcleo de la población con las construcciones agropecuarias dotando a esta pequeña población de un gran encanto.

Casas rurales en Prádena del Rincón

 

Cadalso de los Vidrios

Cadalso estuvo poblado por los celtíberos en primer lugar, más tarde lo ocuparon los romanos y después los árabes. Su situación geográfica estratégica ha hecho de este pueblo un enclave importante para las distintas civilizaciones que han habitado la zona, desde esta localidad se pueden ver con claridad las tierras de los alrededores y por lo tanto vigilar los ataques enemigos.

Este pueblo se encuentra situado en plena naturaleza, un entorno de montaña con rica vegetación y fauna. Existen rutas para conocer estos parajes y los arroyos que rodean el término.

En Cadalso podemos visitar el Palacio de Villena, construcción renacentista de piedra que cuenta con unos jardines catalogados como Bien de Interés cultural. La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la Fuente de los Álamos, y la Casa de los Salvajes.

Casas rurales en Cadalso de los Vidrios

 

Talamanca de Jarama

A las orillas del río Jarama y  a tan solo 45 km de Madrid se encuentra Talamanca de Jarama, un pueblo medieval que bien merece una visita.

Debido a las distintas civilizaciones que habitaron esta localidad el pueblo está repleto de restos históricos de distintas épocas. Su puente romano, ubicado a medio kilómetro de la zona urbana en el parque de La Chopera, está considerado Bien de Interés Cultural.

El Ábside de los Milagros o Morabito como se conoce popularmente en el pueblo es un resto de una iglesia románico-mudéjar situado en plena Plaza Mayor.

Además podemos pasear por la localidad y descubrir los restos de la muralla (de la que no saben con certeza el origen), la Iglesia de San Juan Bautista y la Cartuja del siglo XVII.

Casas rurales en Talamanca de Jarama

 

Miraflores de la Sierra

En pleno Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, un enclave de naturaleza privilegiado, y a 1150 metros de altitud está Miraflores de la Sierra. Se trata de una zona muy turística debido a la belleza de su paisaje y su núcleo urbano.

El Álamo que ocupa una de las principales plazas del pueblo, con este mismo nombre, es un icono de la población. No se sabe con precisión cuándo fue plantado aunque se estima que fue en el siglo XVIII, el ejemplar murió en 1990 a pesar de los intensos cuidados de sus vecinos aunque aún se conserva su tronco. Este árbol fue protagonista de un poema de Vicente Aleixandre, Premio Nobel de Literatura y natural de Miraflores.

La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, es uno de los monumentos más destacables de la localidad, junto a la ermita de San Sebastián, la de San Blas, la de Nuestra Señora de la Paz y la de Santo Tomé. Además podemos incluir en nuestra ruta el antiguo hospital, que en la actualidad es una residencia de ancianos, y por supuesto, su Plaza Mayor en la que encontraremos el Ayuntamiento.

Casas rurales en Miraflores de la Sierra

 

 

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso