Nieve. El esplendor del invierno Catalán

17 Feb 2011 clubrural Sin Comentarios

Cuando llega el invierno, gran parte del turismo en Cataluña se concentra en las zonas nevadas. Es entonces cuando la actividad en toda la zona de los Pirineos varían y permite que nos maravillemos con paisajes blancos y espectaculares.

La red de estaciones de esquí del norte del país es extensa y se convierte en el motor de una multiplicidad de ofertas para todo tipo de visitantes. Desde Clubrural puedes elegir en Cataluña, una de las muchas Casas Rurales con Actividades, te ofrecen distintas actividades relacionadas con la nieve.

Nieve en Cataluña

En invierno, las actividades relacionadas con la nieve afloran en parajes como el del Valle de Nuria, donde se desarrolla una intensa actividad de excursionistas que exploran el entorno del Pico del Puigmal practicando el esquí de montaña o caminando con raquetas de nieve. La misma actividad también es posible en el Valle de Camprodon, rodeado por cumbres cercanas a los 3000 metros de altura como el Gra de Fajol, el Puig de Bastiments, el Coll de la Geganta o el Pie de la Dona.

En la comarca de la Cerdanya, los senderos que en época de verano son transitables para los excursionistas se pueden recorrer también con raquetas de nieve, deslizando se sobre los esquíes de montaña o pilotando una moto de nieve. Aún en la Cerdanya encontraréis una gran variedad de trazados para practicar el esquí nórdico en las diversas estaciones de esquí situadas entre bosques de pino negro con espléndidas panorámicas de la Sierra del Cadí.

En el Pallars Sobirá, bajo la mirada del Pico del Orri, en la estación de Port-Ainé, se puede practicar el skiercross o boardercross, una modalidad del snowboard.

La zona del Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, teñido de blanco en la temporada de invierno, es un escenario de primera magnitud para recorrerlo con raquetas de nieve. El efecto de la meteorología deja los doscientos lagos de la zona completamente helados y si la temperatura es lo bastante baja es posible desplazarse por encima de ellos. En invierno, calzados con raquetas, se pueden recorrer rutas como la de los Carros de Foc, con parada en los diversos refugios de montaña, o hacer una ruta de fin de semana con raquetas de nieve por los alrededores de la estación de esquí de Espot, muy atractiva especialmente para los niños.

También es posible hacer otras actividades, como bajar con motos de nieve durante la noche por caminos de montaña perfectamente señalizados o dormir en un tipi en el campamento de Espot, a dos mil metros de altura.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso