Huellas de la Edad Media en La Coruña

31 Jul 2012 Beatriz Rodríguez Sin Comentarios

A muchas personas les gusta transportarse en el tiempo: sentirse parte de la historia, envolverse por el aura mágica de leyendas, pasear por callejuelas estrechas y empedradas, recorrer murallas e imaginar el sonido de los caballos y las espadas. La semana pasada hablamos del Camino de Santiago. Si después de poner los pies en la plaza del Obradoiro quieres conocer un poco más de La Coruña y visitar alguno de esos pueblos con historia, aquí tienes algunas propuestas:

  • Pontedeume: en el siglo XIII (concretamente en 1270, cuando el rey Alfonso X la funda como villa) surge este pueblo costero. Se encuentra en la ladera del monte Breamo y el río Eume atraviesa sus tierras antes de desembocar en el Océano Atlántico, lo que crea una perfecta combinación de mar, montaña y río. Playas, calas y zonas de campo donde perderse y recorrer a pie o en bicicleta, e incluso en piragua o caballo. El turista podrá visitar el casco antiguo de la villa, donde se encuentran el Torreón de Los Andrade, la Iglesia de Santiago, los restos de la antigua muralla y la Iglesia de Las Virtudes; también las Fragas del Eume (y el Monasterio de Caaveiro), el Castillo de Andrade, la capilla de San Miguel de Breamo, y otros muchos lugares. A principios de julio, se celebra el ‘Feirón Medieval dos Andrade’. Puedes ver información sobre las ediciones celebradas aquí.
  • Noia: existe la leyenda (y así se demuestra en su escudo) de que esta localidad de las Rías Bajas, en la que desemboca el río Tambre, fue fundada por descendientes de Noé. Los asentamientos más antiguos se remontan a la Prehistoria y a la cultura castrense, que además sufrió la dominación romana, la invasión de los pueblos germanos y árabes. De la Prehistoria, perduran algunos restos de sus monumentos funerarios, como la Anta de Argalo, y de sus castros, como el de San Lois, el de Sobreviñas o el de Lampreeiro. Su casco antiguo es uno de sus principales atractivos, con monumentos como la iglesia de Santa María a Nova, la iglesia de San Martín (o San Martiño) y la iglesia de San Francisco.

 Iglesia de San Martín (Noia, La Coruña)

  • Porto do Son: a pocos kilómetros de Noia, se encuentra este municipio con numerosos vestigios arqueológicos: del periodo megalítico, con los espectaculares castros de los montes Taúme y Baroña; o del romano, en mosaicos, aras y lápidas funerarias. Es imprescindible visitar el castro de Baroña, a capela da Atalaia en Porto do Son, la Praia das Furnas, el mirador de Monte Enxa y la cercana Portosín.

Castro de Baroña (Porto do Son, La Coruña)

  • Muros: en el extremo norte de la Ría de Muros e Noia, se encuentra esta localidad cuyos primeros documentos se remontan a 1286, aunque es posible que este lugar ya estuviese habitado en siglos anteriores, como lo demuestran importantes restos prehistóricos. La ciudad fue amurallada en 1520, dividiendo a la población en dos distritos muy definidos.  En 1970 fue declarado Patrimonio Histórico Artístico. Hay que visitar, entre otros, la ría, el casco histórico (la Praza do Concello, el Paseo de la Marina, la plaza de Santa Rosa, la Plaza del Mercado y la Plaza de la Pescadería Vieja) y sus calles adoquinadas, además de la playa y las lagoas de Louro y la Playa San Francisco.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso