Muchos caminos para un solo destino: Santiago de Compostela

25 Jul 2012 Beatriz Rodríguez 1 Comentario

Lo primero de todo, ¡muchísimas felicidades, Santiagos! Esperamos que tengáis un día estupendo. Y, ahora, aprovechando que es el día de este importante santo, vamos a hablar de una peregrinación declarada Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO en 1985: el Camino de Santiago. ¿O deberíamos decir los Caminos de Santiago?

Camino de Santiago

Ya lo dijo Antonio Machado: caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Así ha ocurrido con el trayecto a Compostela. Durante siglos, miles de peregrinos procedentes de todas partes de Europa han recorrido distintas rutas que, a su llegada a España, se fundían con el Camino Francés, quizás el oficial y más conocido.

La segunda ruta más importante, el Camino del Norte (también conocido como Ruta de la Costa), pese a su dificultad, fue la más utilizada hasta el siglo X. Entra en España atravesando el Bidasoa y continúa por Guipúzcoa, Vizcaya, Cantabria, Asturias y Galicia, donde converge con el Camino Francés en Melide o Arzúa (La Coruña).

Esta ruta cantábrica fue la más importante hasta el siglo X, pero no la más antigua. Este honor lo ostenta la que va de Padrón a Santiago. Ahí comenzó la peregrinación, con el traslado del cuerpo del Apóstol (que llegó a Iria Flavia por la ría de Arosa).

A pesar de la distancia que los separa, los británicos también quisieron acercarse a Compostela para conocer los milagros de Santiago en la Edad Media, para lo que emplearon el hoy conocido como Camino Inglés. Este comienza en los puertos de La Coruña o Ferrol y sigue hasta la Catedral.

Otra peregrinación importante a lo largo de la historia ha sido la portuguesa, cuya población pronto mostró gran devoción por el Apóstol. El Camino Portugués entra en España por Tui (Pontevedra), para seguir por O Porriño, Mos, Redondela, Soutomaior, Vilaboa, Pontevedra, Barro, Portas, Caldas de Reis, Valga, Pontecesures y Padrón, donde se una con la que recorrió el cuerpo de Santiago desde Iria Flavia hasta Compostela.

Los peregrinos del sur de España llegan a Santiago por la Vía de la Plata (también conocida como Camino del Sudoeste), ruta que existe desde los tiempos de la Roma imperial y reúne a los caminantes que provienen de Andalucía Occidental, Extremadura, Salamanca, Zamora y algunos pueblos de León. En Astorga se une al Camino Francés.

Visitada la tumba de Santiago Apóstol, existe una ruta ‘adicional’, el Camino de Fisterra-Muxía, que lleva hasta Cabo Neiro (Finisterre). Hasta el descubrimiento de América, este punto se consideraba el fin del mundo, por lo que durante la Edad Media la curiosidad hizo que muchos caminantes dirigieran allí sus pasos.

Hemos hablado del Camino Francés, el Inglés, el Portugués, el del Norte, el de la Plata y el que sigue hasta Fisterre. Sin embargo, dentro de la Península Ibérica también se puede realizar el Camino Aragonés, el de Le Puy, el de Levante, el de Madrid, el del Salvador, el Mozárabe, el Primitivo, el Sanabrés, el Vasco Interior y la Ruta de la Lana. Si quieres ampliar información sobre el recorrido y las etapas que corresponden a cada uno de estos o de los anteriores, pincha aquí. Cuesta decidirse, ¿verdad? Solo hay que andar, al andar se hace Camino.

1 Comentario en “Muchos caminos para un solo destino: Santiago de Compostela”

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso