Haz una visita a las grullas en Gallocanta

10 Nov 2015 Jennifer García Sin Comentarios

Es temporada de grullas. Es sobre todo, al menos en mi caso, cuando vas conduciendo, cuando te das cuenta de que ya empiezan a sobrevolar nuestros cielos, a coordinarse de forma que consiguen hacer esas figuras, generalmente en forma de uve que tan características les son. Procedentes de Escandinavia, estas aves con una altura de hasta 140 centímetros y 7 kilos de peso, llegan a migras hasta 3.000 kilómetros hacia el sur de Europa y norte de África, en busca de temperaturas más cálidas donde pasan gran parte del invierno. Este migrador de larga distancia, hace parada en diferentes puntos de nuestro país: las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), las dehesas extremeñas, pero sobre todo es Gallocanta (Teruel), el lugar predilecto de estas aves. Precisamente de él vamos a hablar hoy.

Gallocanta

Gallocanta es una pequeña localidad zaragozana, muy cerca de la frontera con Teruel, en la que habitan menos de 200 personas. Su ubicación, en pleno Sistema Ibérico, lo convierte en un lugar propicio para que estas aves hagan una parada en este largo viaje de miles de kilómetros. ¿Por qué en Gallocanta? Porque sus condiciones tanto de hábitat como de recursos alimenticios, lo convierten en un lugar propicio para que las grullas puedan descansar, comer y volver a iniciar el vuelo hacia el norte de África, aunque muchas se quedan directamente ahí hasta que de nuevo regresan a Escandinavia.

La Laguna de Gallocanta

Grullas

Fuente: Antonio

Es el lugar donde hacen parada la mayoría de estas grullas. Situada a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar, la convierte en una de las más altas de la península. Gracias a sus características y su salinidad, en ella llegan a habitar durante un tiempo 40.000 grullas, por lo que esta laguna ha sido incorporada en la Red de Hábitats de Interés Comunitario y catalogada como Zona de Especial Protección para las Aves (Z.E.P.A.). Pero la laguna no solo es el lugar de paso de las grullas, otras aves como las cigüeñelas y las avocetas también acostumbran a pasar tiempo en ella.

Censo de grullas en Gallocanta

El número por supuesto, varía a diario. El Gobierno de Aragón actualiza periódicamente esta cifra, siendo la última disponible la del 5 de noviembre, cuando la institución lo cifró en 38.398 grullas. Una cifra que podrá seguir aumentando superando las 40.000.

¿Cuándo llegan las grullas en Gallocanta?

No hay una fecha concreta en la que se estipule la llegada, pero sí aproximada. El dicho popular dice que “para el Pilar llegan y para San José no quedan”, pero esta cita es variable en función de las temperaturas que se estén registrando en ese año. Para muchas de las que hacen parada en Gallocanta, es tan solo eso, una parada, pero hay otras que prefieren quedarse allí, pasando el otoño y el invierno en la laguna para luego llegada la primavera regresar de nuevo a Escandinavia.

Festival de las grullas en Gallocanta

Aunque la edición de este año ya se ha pasado (fue el pasado 7 de noviembre), el festival se lleva celebrando ya 18 años, una cita imperdible para quienes disfrutan contemplando la llegada de unas grullas y la partida de otras. ¿Qué ocurre en esta quedada?  Esta cita comienza a las 7 de la mañana y no termina hasta las 2 de la madrugada. Durante estas horas hay todo tipo de actividades: rutas en bicicleta, rutas interpretativas, exposiciones fotográficas, talleres de decoración de cajas de nido. Una cita a la que cada año acuden centenares de personas que tienen una pasión común: las grullas.

Casas rurales en Gallocanta »

Tags: , ,

Publicado en Destinos

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso