Descubre el Camino Ignaciano

28 Oct 2016 Jennifer García Sin Comentarios

Si lanzo una pregunta al aire, ¿quién sabría respondérmela? Atención. ¿Cuántos caminos de peregrinación conoces en España, más allá del de Santiago? Aunque es el que más repercusión tiene hay alguno que otro más. Es momento de irlos conociendo poco a poco y por eso hoy hemos querido comenzar con el Camino Ignaciano.

Camino Ignaciano

Qué es el Camino Ignaciano

Es el recorrido que Ignacio de Loyola hizo por la península en su peregrinación a Tierra Santa. Partiendo precisamente desde Loyola, el objetivo era llegar hasta Montserrat, en Barcelona. Por casualidad, este camino coincide en algunos tramos con el de Santiago, pero a la inversa. De ahí que Ignacio de Loyola, cuando lo realizó en 1522 fuera encontrándose a medida que avanzaba a centenares de peregrinos que salían de Barcelona en dirección a Santiago.

Actualmente cuenta con 27 etapas atravesando País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y por fin Cataluña hasta llegar a Montserrat. Al igual que ocurre con el de Santiago, todo el camino está perfectamente señalizado y cuenta con las infraestructuras e instalaciones necesarias (sobre todo de alojamientos) para hacer lo más cómodo posible el recorrido.

¿Quién fue Ignacio de Loyola?

Camino Ignaciano, senales naranjas

Es el pequeño de 13 hermanos. Nace en Loyola y tras quedar herido de guerra en la defensa de Pamplona, el periodo de recuperación supone un punto de inflexión en su vida. Una vez superados los graves problemas de salud consecuencia de la contienda, emprende el camino hacia Jerusalén. Para ello utiliza el ya marcado camino de Santiago, pero en sentido contrario, cruzándose a lo largo de todo el recorrido con peregrinos que circulaban en la otra dirección.

Obviamente el tránsito de peregrinos era mucho menor que el puede haber ahora. Sobre todo sabiendo que la población de España en aquella época era de unos ocho millones de personas y que muchas de las zonas donde ahora hay pueblos, antes estaban completamente desiertas. Finalmente fueron dos meses los que tuvo que invertir para hacer todo este recorrido llegando a la meta en marzo de 1522.

Consejos prácticos

Alojamiento en el Camino Ignaciano

  • Prepara con tiempo tu marcha. Haz un estudio de los albergues y hospedajes que te encontrarás a medida que vas avanzando. Recuerda que por lo general, estos lugares solo permiten hacer una noche a menos que el peregrino presente un estado de salud grave.
  • Si prefieres otro tipo de establecimientos hay hoteles y hostales privados en los que puedes hacer parada el tiempo que quieras.
  • El otoño y la primavera son las mejores temporadas para hacer el Camino. Hay que tener en cuenta que se atraviesan diferentes tipos de parajes como el desierto de los Monegros muy fríos para el invierno y que pueden dificultar el tránsito.

Camino Ignaciano en bici


Aunque muchos lo recorren caminando, hay otros que prefieren hacerlo sobre la bicicleta. Esta opción permite hacer más kilómetros en menos tiempo pero quizá no se descubra tanto sobre la historia y los lugares que se van presentando ante nosotros. Aun así es una opción muy tenida en cuenta por los peregrinos por lo que es interesante conocerlo más de cerca.

Se divide, como decíamos, en 27 etapas partiendo de Loyola. El recorrido por el País Vasco sale desde esta localidad hasta Laguardia, sumando un total de 126 kilómetros y 6 etapas. El siguiente paso es cruzar la frontera con La Rioja donde nuevamente esperan a los ciclistas un total de 5 etapas y 107 kilómetros. El recorrido en este caso es desde Laguardia hasta Alfaro. La región a la que menos tiempo dedicarán los ciclistas será Navarra. Apenas unos 60 kilómetros por el sur que sirven como puente para dar el salto a Aragón. En este caso, los ciclistas tienen por delante 171.5 kilómetros desde Agallur hasta Fraga, donde se encuentra el límite con Cataluña, el último tramo que comprende 7 etapas y un total de 183.7 kilómetros hasta llegar a Manresa, la meta de este Camino Ignaciano.

Si las indicaciones para el Camino de Santiago son amarillas, en este caso los peregrinos tendrán que seguir las naranjas.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso