De las cigüeñas y chimeneas

6 Mar 2014 Jennifer García Sin Comentarios

Iniciamos esta ruta partiendo desde Cáceres, por la N-521, en dirección a Malpartida de Cáceres, donde se puede visitar el interesante Museo Vostell; también se puede ver la Iglesia renacentista del siglo XVI de La Asunción.

Preguntar por Los Barruecos; el paisaje vale la pena.

Desde Malpartida de Cáceres, y por la C-523, a pocos kilómetros encontraremos la localidad de Arroyo de la Luz, donde se puede visitar la Iglesia de la Asunción, declarada de interés artístico, con unas interesante tablas del pintor Luis de Morales.

ciguena

Nuestro próximo destino, por esta misma carretera la C-523, es Navas del Madroño, famosa por sus Chimeneas, de las que aún perduran muchas de ellas; interesante es su Plaza Porticada.

Seguimos viaje hasta llegar a la localidad de Brozas, con una magnífica Fortaleza, además de los innumerables edificios nobiliarios que están en el núcleo urbano, con interesantes fachadas y escudos.

La Iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico y renacentista, alberga numerosos nidos de cigüeñas,que le dan un aspecto impresionante. Visite también los conventos y ermitas de esta población. Partimos desde Brozas hasta Alcántara, de gran fama no sólo por su impresionante Puente Romano del siglo II, en sus afueras, sino por un interesante conjunto de Iglesias y Conventos, de los que destaca el llamado Conventual de San Benito, joya de los levantados por la Orden de Alcántara, sin olvidar palacios y sinagogas. En agosto, se celebra el Festival de Teatro Medieval y Renacentista.

Cambiamos de carretera una vez hayamos admirado el puente romano, subiendo hasta la población de Zarza la Mayor por la carretera L-213, divisando en nuestro camino el impresionante Embalse de Alcántara, cuya presa en el río Tajo queda situada unos pocos metros arriba del famoso puente romano.

En Zarza la Mayor podemos visitar el Castillo de Peñafiel, del siglo XIV, a poca distancia de la frontera con Portugal, así como la Plaza de Toros, cuadrada.

Por la carretera L-212 nos dirigimos a Ceclavín, famosa por su alfarería típica conocida en toda Extremadura.

A pocos kilómetros por esta misma carretera, nos detenemos en Acehúche, donde se celebra, durante los días 20 y 21 de Enero, la famosa Fiesta declarada de Interés Turístico, llamada Las Carantoñas, de origen ancestral y prerromano.

Cañaveral, situado en la llamada Ruta de la Plata, nos aguarda en plena N-630; antes hemos pasado por la pequeña población de Portezuelo, con su fortaleza de época medieval conocida como La Dalmacia y escasamente 10 km. al Norte, Torrejoncillo, famosa por sus fiesta de La Encamisá, declarada de Interés Turístico y a sus afanados artesanos de la piel y la calderería.

En Cañaveral podemos contemplar, además de sus famosas chimeneas, su Iglesia Parroquial de Santa Marina, de tradición gótica.

El nombre de esta localidad le viene dado del antiguo Camino Real que utilizaban los rebaños en épocas de trashumancia. Seguimos nuestra ruta hasta Cáceres por la N-630, pero antes nos desviamos para ver la población de Garrovillas, distante 10 kms. de la antigua Ruta de la Plata, a la que volveremos para llegar a la capital de la Alta Extremadura, Cáceres, no sin ver en Garrovillas su Plaza Mayor Porticada, y las chimeneas de sus casas, así como algunas construcciones religiosas de gran interés. De vuelta a la N-630, veremos el Puente Romano de Alconétar, salvado de las aguas del pantano e instalado muy cerca de la Ruta de la Plata, la N-630.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso