Ruralmusical

(Puerto De Bejar, Salamanca)
Compartir:
Tipo alquiler
Habitaciones
Precio medio
46
Persona/Pers/noche
Capacidad
16 plazas
Opiniones
10

Servicios y Características

Acceso a internetSpa/jacuzziChimeneaJardínAisladaTelevisión

Generales: No se admiten animales, Restaurante / Bar - Cafetería, Sirven cenas, Sirven comidas, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Albornoz y/o zapatillas, Baño en habitación, Caja Fuerte, Calefacción en Habitaciones, Cuna Disponible, Hidromasaje en Habitaciones, Secador de pelo, Televisión en Habitación

Situación: Acceso Asfaltado, Afueras del Casco Urbano, Aislada, Cerca de Embalse, río, Cerca de Pistas de Esquí, Montaña

Instalaciones: Piscina Municipal, Relajación y masajes

Idiomas: Español, Francés, Italiano

Interior: Artículos de Baño, Biblioteca, Calefacción, Chimenea, Comedor, Equipo Audio, Jacuzzi, Sala de Estar, Televisión, Vídeo / DVD

Exterior: Aparcamiento, Huerto, Jardín/es

Capacidad y distribución

Habitación Rock
Habitación
2 plazas + 1 extra
Precio medio 75 Hab./Noche
Habitación Blues
Habitación
2 plazas
Precio medio 75 Hab./Noche
Habitación Jazz
Habitación
2 plazas + 1 extra
Precio medio 75 Hab./Noche

Información

  • Ruralmusical, fue fábrica de chocolate hace 150 años. Hoy es una acogedora Posada Real ideal para escapadas románticas de fin de semana, esquiar en la Covatilla, visitar los muchos pueblos pintorescos de la zona y admirar los espectaculares paisajes de su entorno.
  • La concesión de la marca de excelencia de Castilla León, las Posadas Reales, que solamente 7 alojamientos poseemos en Salamanca, nos enorgullece y al mismo tiempo nos obliga a un esfuerzo constante de mejora en nuestras instalaciones y, sobre todo, en la atención a quienes nos honran con su visita.
  • Y para hacerles agradable la estancia y procurar que al marcharse lo hagan con la intención de volver y de recomendar nuestra casa a sus amigos y familiares, hemos conservado casi todo lo importante de aquella fabrica de chocolate: las paredes de piedra, los techos y suelos de madera, las enormes vigas y ménsulas y, como no, el espíritu de una pequeña empresa atendida por sus propietarios.

Ubicación y Entorno

  • Se encuentra en la mitad de los mejores caminos.
  • De Norte a Sur dos ciudades Patrimonio de la Humanidad: Salamanca y Cáceres.
  • De Este a Oeste la sierra de Francia, plagada de pueblos pintorescos, varios de ellos declarados Conjunto Histórico Artístico, y los valles del Jerte y la Vera, una explosión de naturaleza arropando lugares de interés histórico como el Monasterio de Yuste. Todo a menos de una hora de viaje.
  • Y en su entorno más próximo, a pocos minutos de viaje, Candelario, la estación de esquí de la Covatilla, Hervás y el balneario romano de Baños de Montemayor.

Paisajes, historia, gastronomía y deporte le esperan: Venga a conocerlo

Qué hacer

Esquiar en la Covatilla; baños termales a 4 Km, visitar la Sierra de Francia con sus espectaculares paisajes y plagada de pueblos declarados Conjunto Histórico Artístico (Candelario, La Alberca, Miranda del Castañar, etc.), visitar el Valle del Jerte.

Mas información: Qué ver en Puerto De Bejar

Actividades

  1. Nieve:
    • Esquí
    • Snowboard

  2. Multiaventura:
    • Alpinismo
    • Capeas
    • Senderismo

  3. Ocio y Cultura:
    • Gastronomía
    • Visitas Guiadas

Nuestros viajeros opinan

Estancia: 18/08/2011
Hemos pasado 3 noches en la casa y han sido unas mini-vacaciones realmente recomendables.
La casa es preciosa, una antigua fábrica de chocolate reconvertida en una casa rural llena de encanto. El dueño, Félix, es amable y hospitalario, trantado de hacer tu estancia lo más agradable posible. Nada más llegar nos enseñó toda la casa, nos contó su historia y la labor de rahabilitación de la misma. Hay que señalar que la casa está muy bien restaurada, conservando los suelos y techos de madera originales, las paredes de piedra, las columnas de granito en la plata baja....mantiene todo el encanto de una casa de epoca (a lo que, sin duda, ayuda en gran medida la cuidada selección de muebles de anticuario y la estudiada decoración) a la que se incorporan detalles actuales que la adaptan a la comodidad que todos buscamos en unas vacaciones (tv con pantalla de plasma, nevera en la habitación, dobles ventanas de madera con mosquiteras, jacuzzi, camas reclinables...). Nosotros nos alojamos en la suite Tango, con lo que teníamos toda la planta alta de la casa para nosotros solos (es una habitación de más de 100m2, con un baño enorme y vestidor), pero nos enseñaron otras habitaciones y son todas preciosas.
Desayunamos dos días en la casa. El desayuno nos lo sirvieron en el jardín y es una gozada: alimentos frescos y sanos (zumos, pan, tomate, aceite, fruta, bizcocho, café con leche...). Todo un detalle los manteles de hilos, las servilletas a juego. Creo que precisamente en eso radica el encanto de la casa, en la esmerada atención a los pequeños detalles.
Está todo nuevo, limpio, impacable. Se nota el cariño con el que los dueños han ido decorando cada detalle y el hecho de que están inmersos en una labor de mejora contínua (como ejemplo contaros que, cuando llegamos, acababan de pintar nuestro cuarto de baño, y eso que eramos de los primeros huéspedes en ocupar esa suite, pero no les acababa de convencer el color original y decidieron aplicar un tono más cálido).

Del entorno mejor ni os hablo porque me quedaría corta...hay muchísimo para ver en la zona ya que están las Batuecas, el Valle del Jerte y la Sierra de Gredos a un paso (nosotros ya teníamos pensado qué ver esos días, pero aún así Félix nos dio consejos para aprovechar mejor cada visita...si llegáis a la casa sin tener ni idea de qué hacer, no os preocupéis: él os orienta y asesora en función de vuestros gustos y necesidades).
Para perderser durante al menos un mes....como esta estancia ha sido cortita, sin duda, repetiremos.

¡Relación calidad/precio inmejorable!
Publicada el: 23/08/2011 Ver valoración
Estancia: 07/04/2010
Encantadores y la casa genial. Os la queremos recomendar porque la casa es impresionante, tanto su exterior como su interior. Toda la casa está decorada con muebles y detalles rústicos. Nada más entrar te impresiona su magnífico salón-comedor en el que puedes descansar en sus cómodos sofas y mecedoras, viendo la tele o leyendo un libro. Las habitaciones amplias y espectaculares porque están decoradas al detalle. Tanto los colchones como las almohadas muy cómodas y los baños limpios y decorados con mucho gusto, con grifería e interruptores similares a los que habían en las casas antigüas que te transportan a otras épocas. Y qé decir de la plantga baja, decorada con un escenario con diferentes instrumentos musicales, un pequeño bar muy acogedor y numerosos útiles de la antigüa fábrica de chocolate que albergaba esta casa reconvertidos en muebles. Y si a todo esto le añades el empeño y el cariño con el que te reciben tanto sus dueños, Félix y Matilde, como la persona que les ayuda (Encarna), la estancia en su casa resulta una experiencia digna de repetir. Gracias a ellos hemos estado 4 dias magníficos y se lo queremos agradecer. Gracias por habernos tratado tan bien, por dejarnos disfrutar de vuestra preciosa casa y por esas charlas tan amenas que han hecho que estos 4 dias hayan sido inolvidables.
Publicada el: 11/04/2010 Ver valoración
Estancia: 05/12/2009
Hemos pasado unos días estupendos en el puente de la Constitución.
La casa está en un lugar tranquilo y acogedor. Se respira paz y sosiego.
Matilde y Félix sus dueños son dos personas entrañables que se han desvivido por hacernos la estancia lo más agradable posible.
Les deseamos suerte y esperamos poder volver a vernos.Julián y Nieves.
Publicada el: 15/12/2009 Ver valoración

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso