Masia Can Ros

(Cistella, Girona)
Compartir:
Tipo alquiler
Alquiler Integro
Precio desde
25
Persona/noche
Capacidad
8 plazas
Opiniones
-
Deja tu opinión

Servicios y Características

PiscinaChimeneaBarbacoaJardínAisladaCocinaTelevisión

En Habitaciones: Cuna Disponible

Situación: Acceso Señalizado, Aislada

Instalaciones: Ping-Pong

Idiomas: Catalán, Español

Interior: Calefacción, Chimenea, Cocina, Colección de juegos, Comedor, Equipo Audio, Lavadora, Televisión, Vídeo / DVD

Exterior: Aparcamiento, Barbacoa, Huerto, Jardín/es, Piscina

Capacidad y distribución

Masia Can Ros dispone de un total de 8 plazas

Información

Can Ros es una Masía del Siglo XVIII, totalmente restaurada, situada a 3,5 km del pueblo de Cistella en la comarca del Alt Empordá.

Se encuentra en un paraje idílico, en medio de un bosque mixto de pinos, encinas y robles, con vistas sobre el golfo de roses, el macizo del Cap de Creus y Las Alberas. En el entorno más cercano de la Masía no es raro observar ejemplares de fauna mediterránea, como ciervos, corzos, jabalíes, zorros, águilas, tejones, etc. Es ideal para pasar unos días de descanso en plena naturaleza, acompañados por el sonido de los pájaros.

La casa consta de 2 plantas. Se alquila en régimen de alojamiento rural independiente, con capacidad para 8 personas. El precio incluye todo lo indispensable para sentirse como en su propia casa, como menaje completo de cocina, sabanas, mantas, toallas, lavadora, televisión, y leña para la chimenea.

En la planta alta se encuentra la cocina-comedor en una única estancia de 50 M2. Desde el salón, a través de un gran ventanal, se disfruta de una maravillosa vista sobre la plana del Alt Empordá y todo el golfo de Roses. Dispone de chimenea y una cocina totalmente equipada. A través del salón se acceda a una terraza-mirador, donde es posible comer disfrutando de una vista privilegiada o para los más madrugadores, disfrutar de la salida del sol en el mar mediterráneo.

En la planta baja se encuentran las 3 habitaciones y los dos baños. Hay dos habitaciones de matrimonio y una con dos literas.

La Finca tiene 11 hectáreas de bosque con diversos senderos. En este priviligiado entorno, se encuentra la piscina, donde podréis relajaros tomando el sol en las tumbonas o durmiendo una plácida siesta en las hamacas, bajo la sombra de los cerezos.

Qué hacer

La Masía se encuentra en el corazón del Alt Empordà, en la zona conocida como Garrotxa de L´Empordà, entre los pueblos milenarios de Lladó y Cistella. Es una localización privilegiada, ya que se encuentra entre la costa y la zona interior de la Alta Garrotxa, en las primeras estribaciones de la Serra de L´Estela. En menos de  una hora es posible visitar zonas de un gran interés paisajístico y natural, tales como el Parc Natural del Cap de Creus , el Paratge Natural de Interes Nacional de L´Albera, la reserva natural de Salinas-Bassegoda, el río Muga, el pantano de Boadella, la zona volcánica de la Garrotxa, las gorgues de Sadernes,  L´Estany de Banyoles y el Parc Natural dels Aiguamolls de L´Empordà.

Es una comarca que en sí misma constituye un espacio natural, atravesada por ríos caudalosos, que permiten la práctica de deportes, montañas para hacer senderismo, cicloturismo y BTT, pantanos y lagunas para practicar deportes náuticos y maravillosas calas y playas en el litotal ampurdanés, donde practicar deportes náuticos. Si sois amantes del riesgo, también podéis lanzaros en paracaídas en Empuriabrava.

En cuanto a visitas culturales, la oferta es parecida, ya que cerca de la masía se encuentra Figueres, con el Museu Dalí, Besalú, Cadaqués, los pueblos medievales del Empordà, los Monasterios de Sant Pere de Rodes y Sant Quirze de Colera,  y la región megalítica más importante de Catalunya con más de un centenar de dólmenes.

Tampoco es necesario que os desplacéis en coche, ya que desde la puerta de casa es posible realizar una excursión caminando a las solitarias pozas y cascadas del río Manol (30min.) donde podéis bañaros en sus cristalinas aguas, realizar excursiones en bici BTT a partir de la ruta 20 del circuito BTT Salines-Bassegoda, o simplemente dar un paseo por los senderos que atraviesan los bosques de los alrededores de la casa, donde en temporada, es posible encontrar diferentes tipos de setas.    

La oferta gastronómica de la comarca es excelente destacando la cocina del Restaurante Badó situado en el mismo pueblo de Cistella. Para los más nostálgicos, Can Trull es una típica tienda de “queviures” que Montse mantiene abierta todos los días del año.

Mas información: Qué ver en Cistella

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso