La Casita del Barrio

(Gilgarcia, Ávila)
Compartir:
Tipo alquiler
Alquiler Integro
Precio desde
13
Persona/noche
Capacidad
8 plazas
Opiniones
-
Deja tu opinión

Servicios y Características

ChimeneaAdmitimos MascotasCocinaTelevisión

Generales: Admisión Animales de Compañía, Leña, Ropa de cama y baño

En Habitaciones: Calefacción en Habitaciones, Cuna Disponible

Situación: Acceso Asfaltado

Idiomas: Español

Interior: Artículos de Baño, Artículos de limpieza, Baño/Aseo, Calefacción, Chimenea, Cocina, Comedor, Lavadora, Lavavajillas, Microondas, Televisión, Vídeo / DVD

Capacidad y distribución

La Casita del Barrio dispone de un total de 8 plazas

Información

En el casco urbano del bonito pueblo de montaña de Gil-García, al abrigo de las montañas de la Sierra de Gredos, encontramos una típica casita de pueblo con fachadas de madera y un balcón y portalón de madera.

La Casita del Barrio es un acogedor rincón de tranquilidad y relax entre las paredes de una antigua casita de pueblo reformada. Hoy esta casa rural conserva el estilo de la arquitectura tradicional de la zona con un estilo funcional y lleno de comodidades: con techos y suelos de madera y amplias ventanas que llenan de luz las estancias de la casa. En su amplio salón-comedor se puede disfrutar de una acogedora chimenea de leña, ideal para llenar de calidez los días más fríos, y una cocina con barra americana con la que organizar deliciosas veladas. Otros rincones, como su ducha de hidromasaje o sus tranquilos dormitorios, permiten una total desconexión y tranquilidad en los días que se pasen en esta casa de la Sierra de Gredos.

Qué hacer

Encontramos el pintoresco pueblo de montaña de Gil-García entre las montañas y valles del Parque Natural de la Sierra de Gredos, en un entorno de bosques regados por el caudaloso río Garganta de los Caballeros, cuyo afluente, Garganta de San Miguel, cruza el pueblo.

En estos parajes, una de las mejores opciones es el senderismo, con el que explorar estos paisajes naturales llenos de belleza. El limpio y cristalino río de Garganta de los Caballeros, que corre cercano al pueblo, y el río Garganta de Solana. Este entorno natural permite la práctica de un turismo activo en forma de senderismo por las tranquilas rutas que rodean el pueblo, como la que llega al río Garganta del Gardiel, a unos 4 kilómetros. Las orillas de las muchas corrientes fluviales de esta zona de montaña son perfectas para dar largos paseos por su ribera con el tranquilizante sonido de fondo del correr de sus aguas. Además, en los meses más cálidos, se pueden hacer picnics a sus orillas o bañarse en sus aguas.

Los bosques de montaña circundantes son también ideales para la práctica de actividades micológicas, buscando níscalos o setas en los meses de primavera.

Mas información: Qué ver en Gilgarcia

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso