Leyendas rurales

20 Oct 2011 clubrural Sin Comentarios

Algunos propietarios no hacen llegar historias y leyendes sobre sus alojamientos, pueblos o zonas donde están ubicadas.

Hoy os dejamos un par, ideales para ir a pasar el puente de todos los santos y pasar una noche de halloween haciendo una vista al pasado del entorno que te rodea.

El pozo de los Lobos

En la zona sur de Cantabria está Valderredible un valle con 52 pueblecitos que,  aparte de La capital que es Polientes con unos 70 habitantes y Villanueva de la nía con 30,  los demás no tienen más de 10.  El nuestro, Revelillas, tiene en estos momentos 4, dos somos nosotros.

Mi vecina directa, doña Justa, fallecida el año pasado con 94 años, me explicaba que cuando empezaba la temporada de nieves, lógicamente no son como ahora que la más grande tiene 60 cm. de altura, cuando doña Justa era joven las nevadas podían llegar al metro y medio, dos metros alguna vez, para esos años quedaban bloqueados hasta un mes en las casas.

Al salir se encontraban los portones de entrada marcados con las uñas de los lobos que aunque ahora quedan pocos, para entonces habían manadas de hasta 10-12 integrantes.
De aquí el nombre de nuestra casa “el pozo de los lobos” a no más de 500 metros en el monte delante de casa está el pozo donde les daban caza y muerte a esos “pobres” animalitos.

Me imagino en las duras y frías noches de invierno, sin luz en la calle, soplando y silbando como suele hacer aquí el viento del norte, bloqueaos en casa sin teléfono ni forma de comunicarte con nadie oyendo aullar a los lobos hambrientos…

Fuegos de Laroya
(enviado por Antonio Medina propietario de El Picachico)

Durante los meses de junio, julio y agosto del año 1945 en una zona determinada, concretamente en los Cortijos de la Fuente el Saz y Pitango se produjeron unos fuegos que arrasaron todas las cosechas que la gente tenía para pasar el invierno entero.

Vinieron especialistas, autoridades e ingenieros a investigar el motivo de aquella combustión espontánea, al tiempo la abandonaron sin determinar las causas.  Laroya y sus fuegos fueron portada de todos los periódicos de tirada nacional.

En estos últimos años, el escritor Alberto Cerezuela ha reflejado fielmente el caso en su libro Enigmas y Leyendas de Almería, así como Iker Jiménez en Cuarto Milenio también hizo un programa sobre el suceso.

No han vuelto a producirse estos fuegos misteriosos, y os puedo asegurar que vivimos muy tranquilitos en estas tierras de Fuegos, de Paz y de Silencio.

Y vosotros, ¿conoceis alguna leyenda rural?

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso