Excursión por el oeste de la provincia

9 May 2014 Jennifer García Sin Comentarios

La provincia de Salamanca está en la parte oeste de la península, limítrofe con Portugal. Es una zona de vastas llanuras y bosques de encinas que conforman el Campo Charro: un paisaje de dehesas donde pasta el ganado de reses bravas para la lidia.

salamanca

Fuente: Jesús Pérez Pacheco

Un recorrido básico por la Sierra de Francia conduce, después de remontar las sinuosidades del comino, a la Peña de Francia, donde hay un santuario, cuyos orígenes se remontan al siglo XV, y la mejor vista de toda la comarca. La Alberca, a pocos kilómetros, es un verdadero museo arquitectónico vivo, a escasa distancia del cual están Las Batuecas, un atractivo espacio natural que impresiona – o embelesa – por su formidable belleza.

Miranda del Castañar combina la arquitectura tradicional con nobles edificios y bellos parajes, y conserva una antiquísima plaza de toros. Mogaraz y Sequeros son otras villas interesantes.

Hacia la Sierra de Béjar, después de pasar Guijuelo, donde se puede degustar un excelente jamón ibérico, se llega a Candelario, cima de la sierra, de interés paradisíaco y con un pueblo lleno de tipismos. Desde allí se tiene ocasión de subir al Calvitero o ir al lugar conocido como Tranco del Diablo, donde el río cae en una hermosa cascada. Béjar, la segunda población de la provincia, es una ciudad textil con valor histórico y artístico. Posee una antigua judería; restos del palacio ducal levantado en el siglo XVI y varias iglesias de valor histórico.

La histórica Ciudad Rodrigo, situada en una colina en la ribera del Águeda, está circundada por una muralla con un adarve de dos kilómetros y presidida por la torre del Alcázar ( s. XIV ), hoy Parador Nacional de Turismo. Su catedral fue empezada a construir a finales del siglo XI, y tiene elementos de los estilos románico y gótico.

Alba de Tormes y Peñaranda de Bracamonte son también de obligada visita. En la primera se halla el convento de la Encarnación, que atesora la tumba de Santa Teresa, y la torre del viejo castillo, cuna de la Casa de Alba, con notables frescos en su interior; una bella iglesia románico-mozárabe, la de San Juan, y el convento de San Leonardo.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso