Descubriendo la Costa Almeriense

24 May 2011 clubrural Sin Comentarios

El litoral Almeriense está marcado por la fuerte personalidad del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, con pequeños pueblos que se asoman al mar, reducidas calas y zonas semidesérticas.

La costa almeriense tiene dos zonas muy definidas: la del poniente, donde se concentra el mayor desarrollo urbanístico en El Ejido, Roquetas de Mar y Aguadulce, junto con Almería capital y su expansión turística, por otra parte, el levante almeriense que arranca en Vera con su famosa playa nudista, seguido por el histórico pueblo de Mojácar, en cuyas proximidades se encontró el Indalo, símbolo de la Almería de raíces prehistóricas.

Costa Almeriense

Tanto Vera como Mojácar han tenido un desarrollo turístico espectacular en los últimos años, donde podremos encontrar Casas Rurales, Hoteles Románticos, Casas Cuevas, Cortijos…etc., donde poder disfrutar de unas moni-vacaciones, puentes o simplemente pasar un fin de semana.

Cuevas de Almanzora, Carboneras, Garrucha y Pulpí son otros pueblos que se reparten por el levante almeriense, zona donde los amantes de la naturaleza virgen pueden disfrutar de las pequeñas calas y pueblos que se integran en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Allí se abren al mar pueblos como San José, con unas playas de alto valor ecológico como son la del Mónsul, Barronal, de los Genoveses, del Arco, Peñón Blanco o Las Negras. Ya en Carboneras está la playa de Los Muertos, que se expande hasta llegar a los campos de Nijar, que se asoman a la mar por Monteleva, donde están las famosas salinas.

Almería tiene playas abiertas y arenosas y un puerto de gran importancia en trasiego de viajeros y mercancías. En él, el cargadero de mineral luce como una obra civil de gran atractivo. Por encima, la Alcazaba, fortaleza levantada por los árabes y que se asoma a los antiguos barrios de pescadores como La Chanca. Los amantes del buen comer tienen obligada visita al mercado central donde dominan los productos de la huerta alménense y los pescados del Mar de Alborán, entre ellos la famosa gamba roja y los pulpos o calamares de potero.

En el levante almeriense se halla Roquetas de Mar, con el núcleo costero de Aguadulce y urbanizaciones donde se concentra más de la mitad de la oferta turística almeriense. Las playas y el puerto completan la oferta. Ya en El Ejido, en la zona conocida por el Campo de Dalias, donde los invernaderos dedicados a la agricultura se extienden como si fueran un mar de plástico, se encuentra otro polo turístico de gran interés y que responde al nombre de Al-merimar, que cuenta con puerto deportivo y que es la urbanización de mayor lujo. Siguiendo hacia la provincia granadina está la ciudad de Adra, una de las poblaciones más antiguas del litoral andaluz con una vega entre las más fértiles de cuantas existen en Andalucía.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso