Adrenalina y aventura en las vías ferratas

23 Ago 2013 Jennifer García Sin Comentarios

Poco a poco se van acabando las vacaciones, o al menos eso piensan los que el uno de septiembre vuelven al trabajo o sus hijos regresan al colegio para dar la bienvenida a un curso escolar al que le quedan nueve intensos meses. Si te has ido de vacaciones, enhorabuena, probablemente tu regreso al trabajo sea duro, pero siempre tendrás el recuerdo de haber pasado unos días intensos. Pero si eres de los que se te acaban los días de ocio sin haber disfrutado ni tan siquiera de una mínima escapada, hoy te proponemos algo que será corto, pero intenso, y sin lugar a dudas, inolvidable.

Vía Ferrata de la Hermida

Hablamos de las vías ferratas. Si eres como yo, que tan sólo habías oído hablar algo de ellas, pero sin saber exactamente qué eran, hoy te lo explicamos. Son vías verticales u horizontales, que son recorridas ayudados de una serie de instrumentos que nos facilitarán el camino. Pasamanos, cadenas, presas o clavos son algunos de los más utilizados, pero siempre con la ayuda de un cable de acero que nos darán seguridad en caso de caída.

España, como ocurre con todas las actividades y prácticas de aventura, también cuenta con una amplia red de vías ferratas que cada día son recorridos por los más intrépidos. Hoy te animamos a que practiques este deporte al que cada vez se suman más adeptos. Comenzamos.

Vía Ferrata del Tajo de Ronda (Málaga): un recorrido con historia. Antiguamente cada mañana era andado por los obreros que acudían a sus puestos de trabajo. Y ahora se convierte en todo un lugar para la aventura. Quienes no hayan practicado este deporte nunca, es un buen lugar para comenzar a hacerlo, pues su facilidad lo hace atractivo y entretenido a los novatos de este mundo. Además está adaptado para que pueda ser disfrutado por toda la familia. Y tras unas horas intensas prueba a alojarte en una casa rural de Málaga y pasar una estancia más que agradable en la provincia andaluza.

Vía Ferrata Teresina (Monistrol de Montserrat, Barcelona): pensada para los expertos y para quienes buscan dificultades en sus aventuras. Escalando entre bloques de piedras, ayudados con grapas y cadenas, ascendiendo caminos empinados, andando pegado a la pared…Pondrás la adrenalina a flor de piel pero seguramente repetirás.

Vía Ferrata Camino del Infierno (Quintanilla de las Viñas, Burgos): que su nombre no te asuste. Sin lugar a dudas es una de las vías más excitantes de toda la comunidad. Las tres horas de recorrido y sus 80 metros de altitud atraen a los más intrépidos de este mundo de aventura. No es un requisito fundamental, pero sí necesario que el estado de forma sea alto pues la dificultad es grande y el físico será indispensable.

Vías Ferratas de la Hermida (Hermida, Cantabria): mezcla la aventura con la belleza de un hermoso paisaje. Aquí podrás contemplar estampas inolvidables mientras practicas tu deporte favorito. Eso sí, si tienes miedo a las alturas, mejor no te decantes por esta vía. Sus 35 metros de barranco que se atraviesan tan sólo pisando una cuerda, pondrán los “pelos de gallina” a cualquiera. Pero eso sí, la sensación de sentirte dueño del mundo, nadie te la podrá quitar.  

Una forma diferente y atrevida con la que despedirte de las vacaciones de verano y dar la bienvenida al largo e intenso invierno que se nos aproxima…

Imagen: Machbel

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso