Entrefrutales

(La Vilueña, Zaragoza)
Compartir:
Tipo alquiler
Habitaciones
Precio medio
35
Persona/Pers/noche
Capacidad
12 plazas
Opiniones
6

Servicios y Características

Ir con niñosAcceso a internetPiscinaTelevisiónSpa/jacuzziChimeneaAire acondicionadoBarbacoaJardínCocina

Generales: Actividades para niños, Lavado de ropa, Restaurante / Bar - Cafetería, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Baño en habitación, Cuna bajo petición, Hidromasaje en habitaciones, Jacuzzi habitación, Televisión en habitación

Situación: Acceso asfaltado, Acceso señalizado, Cerca de embalse, río, En el casco urbano, Montaña

Idiomas: Español, Inglés

Interior: Aire acondicionado, Biblioteca, Calefacción, Chimenea, Cocina, Colección de juegos, Comedor, Cuna bajo petición, Equipo audio, Jacuzzi, Lavadora, Lavavajillas, Microondas, Sala convenciones, Sala de estar, Televisión, Vídeo / DVD

Exterior: Aparcamiento, Barbacoa, Huerto, Jardín/es, Piscina

Capacidad y distribución

El Cereal
El Cereal
Habitación
2 plazas
Precio medio 80 Hab./Noche
La Vid
La Vid
Habitación
2 plazas
Precio medio 70 Hab./Noche
El Almendro
El Almendro
Habitación
2 plazas
Precio medio 60 Hab./Noche

Información

Entrefrutales Es una casa rural centenaria cuyos muros de tapial y mampostería son un filtro infranqueable para el ruido, de por sí escaso en un pueblo con unos 100 habitantes. Como diría Don Quijote, en esta casona el silencio, la tranquilidad y el descanso crean una atmósfera de sosiego para quienes escapan del fragor urbano.

Reposan en su bodega los mejores caldos y los frutos de la tierra son ofrecidos a los huéspedes sin intermediarios. Los anfitriones son gente leída, de trato afable, sonrisa pronta, conversación amena y escoscada en tocante a la higiene. Sancho, amigo, si venir aquí fue un acierto, fidelizarse será prueba de sabiduría.

Situada cerca del Monasterio de Piedra, apenas a 15 Km., es un lugar ideal de parada para visitar los encantos de una tierra rica en cultura y naturaleza.

El edificio es una casa del Siglo XIX hecha de mampostería y tapial, cuyos muros alcanzan un grosor de hasta 80 cm. Recientemente restaurada, aúna tradición y confort.

Consta de tres plantas la baja está reservada para sus dueños, la del medio tiene cuatro habitaciones dobles y otras dos la segunda planta, todas ellas con baño individual, calefacción, aire acondicionado y TV. También hay una cocina completa por planta, bañera de hidromasaje para dos personas, peluquería y terraza al aire libre de unos 60 m2.

El extenso patio empedrado ofrece una grandiosa barbacoa que permite saborear las deliciosas chuletillas de la tierra al sarmiento. Finalmente la piscina entretiene a la gente menuda y alivia el calor de sus visitantes.

Qué hacer

Mas información: Qué ver en La Vilueña

Actividades

  1. Naturaleza:
    • Micología

  2. Multiaventura:
    • Bicicleta de montaña BTT
    • Escalada
    • Senderismo

  3. Ocio y Cultura:
    • Golf

Como llegar a Entrefrutales

Nuestra dirección

Mesón, 30, La Vilueña (Zaragoza)
Coordenadas GPS

Latitud: 41º 16' 20" N
Longitud: 1º 43' 30" W

Nuestros viajeros opinan

Carlos
Julio 2022 - Gupos amigos
Nunca suelo dejar reseñas pero cuando la estancia ha sido tan agradable, tienes ganas de compartirlo con otros futuros huéspedes. Hemos ido varias parejas de amigos con hijos y no hemos tenido queja alguna. La casa cuenta con todo el equipamiento posible que puedas necesitar. Baño y aire acondicionado en cada habitación y las camas muy cómodas. Puedes comer tanto dentro de la casa como al aire libre. También hay una piscina pequeña perfecta para que los niños pequeños se puedan bañar sin problemas. El trato ha sido muy agradable de principio a fin. Es una casa muy recomendable y si podemos volver en un tiempo lo haremos.
Publicada el: 21/07/2022 Ver valoración
Diana
Junio 2022 - Gupos amigos
AUTÉNTICA PESADILLA

Psicósis, El Resplandor y ... Entrefrutales. Esa sería la trilogía de terror perfecta en cuanto a establecimientos turísticos a evitar.
Aunque ni por un instante Norman Bates o Jack Torrance conseguirían eclipsar a la mismísima Charo:
- Ésta establece los precios de la vivienda a su antojo, haciendo caso omiso a lo publicado en las distintas webs donde ofrece el alojamiento.
- Los servicios también son ofrecidos bajo su designio y sin previo aviso. El jacuzzi se encuentra fuera de servicio (de lo cual nos tuvimos que enterar a dos días de entrar en la casa y tras preguntar nosotros por él) al igual que la piscina (uno de los principales reclamos de la vivienda), que tampoco estaba operativa el día de nuestra llegada (3 de junio, grupo de 17 personas de las cuales 8 eran niños con edades comprendidas entre los 3 y 9 años, con temperaturas máximas superiores a los 30°C en la zona y tras habernos informado POR ESCRITO que dispondríamos de ella en exclusiva al haber alquilado toda la casa). Tras mantener una discusión telefónica con ella conseguimos que el sábado a primera hora se personara el encargado del mantenimiento de la casa para su puesta a punto. De los dos días que íbamos a disfrutar de ella, ya habíamos perdido uno.
- Y como colofón final, la "buena" señora te deja posponer el check-out previa reseña positiva (¿hostigamiento, chantaje?), reseña que, visto todo lo anterior, le indicamos que no teníamos intención de escribir. Su respuesta: Enviarnos a la Guardia Civil cuando ya estábamos todos en los coches dispuestos a emprender el viaje de vuelta.

Conclusión: Si después de llegado a este punto, aún tienes ganas de vivir una auténtica estancia de terror, llévate Notario y taquígrafo que den fe de todo porque la propietaria ni tiene palabra ni la conoce. Completamente recomendable para Halloween.

Publicada el: 05/06/2022 Ver valoración
Charo Charo
Buenos días, Diana. He leído su comentario y en honor a la verdad tengo que hacer varias
puntualizaciones al mismo:
1. Una prueba de que no establezco los precios a mi antojo es que ustedes durante el fin
de semana han dispuesto de 8 habitaciones dobles por el precio que Escapada Rural
tiene fijado para 6 habitaciones, oferta que aceptaron gustosos porque les favorecía
enormemente.
2. El jacuzzi se encuentra fuera de servicio. Como se puede comprobar no está publicitado
en Escapada Rural y yo, por mi parte, les di las explicaciones pertinentes, cuando
ustedes me preguntaron por WhatsApp de por qué no se podía disponer de este
servicio. Cuando la Casa se abrió en el 2008, se alquilaba por habitaciones, dábamos
desayunos, este servicio iba vinculado a la habitación El Manzano y nosotros vivíamos
en el pueblo. Ahora, por razones familiares de fuerza mayor nada agradables, yo vivo en
Madrid y se alquila a grupos facilitando a los viajeros únicamente el alojamiento.
Entrefrutales es una Casa con un muy buen nivel de confort y en ella se respira paz y
tranquilidad, tal y como lo avalan las decenas de reseñas colgadas en la Web.
3. En cuanto a la piscina, Diana, si fuera climatizada estaría disponible todo el año. Pero no
es el caso. La fecha de apertura de piscinas al aire libre, por principio, es del 15 de junio
al 15 de septiembre. La piscina del pueblo todavía estaba cerrada este fin de semana.
No obstante, en vista del calor que hacía y de la ilusión que les podía suponer a los niños
juguetear en el agua, tuve el gesto de solicitar al mantenedor que el sábado a las 7:30h,
con la conformidad de ustedes, accediera a Entrefrutales para ponerles en
funcionamiento la piscina. Así que pudieron disfrutar de ella en exclusiva el sábado
entero y el domingo hasta las 3:00pm.
4. Antes de ir a Entrefrutales me consultaron por teléfono si podrían quedarse hasta
después de comer. Es una situación de favor, puesto que la salida el domingo debe
hacerse antes de las 12:00h. Yo les dije que sí y que ustedes -quid pro quo- escribieran
una reseña en la Web. Le llamé a las 12:36h para saber qué pensaban hacer al respecto
y me contestó que lo iban a hablar entre ustedes. A pesar de que le solicité, por favor,
que me comunicara la decisión que adoptaran finalmente, algo completamente lógico
y razonable, desconsideradamente obtuve la callada por respuesta. Y sólo cuando a las
14:00h se me confirmó que los 5 coches seguían en el parking y que, a juzgar por el
alboroto que había en el patio, todo apuntaba a que ustedes estaban comiendo en la
Casa, ya me vi obligada a dar parte a la Guardia Civil. Tras personarse una patrulla,
abandonaron Entrefrutales A LAS 15:15h, DEJÁNDO LA PUERTA DE LA CASA ABIERTA.
5. Quiero aprovechar la ocasión para hacer constar que el sábado les envié por correo
electrónico la Factura por el importe total del alojamiento del fin de semana, pero que
hasta hoy no han abonado los 476€ que restan por pagar tras haber abonado una
cantidad al formalizar la reserva. Así que le ruego haga una transferencia lo antes
posible.
6. Diana, yo habría agradecido que algunas de sus amigas hubieran usado un tono mucho
menos agresivo y más respetuoso conmigo, así como que hubieran evitado recurrir a
amenazas veladas del tipo "que sepa que hay un policía en el grupo", pues todo ello
generó una tensión absolutamente innecesaria.
7. Quiero manifestar que es la primera vez, tras abrir Entrefrutales sus puertas en el 2008,
que doy respuesta a un comentario. Sin duda, esta experiencia ha sido un aprendizaje
para mí. Me despido, Diana, deseándoles mucha suerte.
Saludos cordiales, Charo


Licencia en turismo: VTR-Z-192
Entrefrutales
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso