Las cuevas más peligrosas de España

2 Nov 2017 Jennifer García Sin Comentarios

Por suerte, en España no hay muchos lugares peligrosos que puedan poner al límite la vida de quienes lo visitan. Pero sí hay espacios en los que hay que tener especial cuidado para que no ocurra cualquier desgracia. Hablamos de algunas cuevas que por sus condiciones pueden suponer riesgos.

Torca del Cerro: la más profunda de España

Está considerada una de las simas más complicadas y difíciles del mundo. En 2015 un equipo de aventureros retomó su exploración después de que durante 10 años nadie se atreviera a entrar en ella. Se trata de una cueva con 1.507 metros de profundidad cuyo descenso se fue haciendo por partes. En primer lugar, el equipo se adentró hasta los 750 metros, aunque el objetivo era llegar hasta los 1.300 metros.

Una aventura para la que se necesitaron 800 kilos de material así como 2.500 metros de cuerda.

Torca del Cerro

Las dificultades no facilitaron el descenso. A los problemas que ya supone adentrarse a más de 1.000 metros bajo tierra, había que sumarle la presencia de cascadas que podrían complicar la actividad y el torrente de agua subterráneo del río Marbregalo.

La primera vez que un equipo de espeleólogos se adentró en la Torca del Cerro fue en 1998 lo que supuso por entonces un récord en España.

Esta torca junto a la de las Saxifragas, forman el Sistema del Cerro del Cuevón, en los Picos de Europa, concretamente en Cabrales (Asturias).

Puede que no te atrevas a hacer el descenso, pero siempre puedes pasar unos días en el pueblo quedándote en una de sus casas rurales.

Cañón del Río Lobos: la cueva sin oxígeno

Cerca de Casarejos, en Soria se encuentra una cueva de 50 metros de profundidad donde se ha registrado un cambio sorprendente: en los últimos años la cantidad de oxígeno ha descendido tanto que se ha convertido en una de las cuevas más peligrosas de España.

Las primeras alertas comenzaron cuando una chica cayó en estado de inconsciencia en su interior. A partir de entonces se pidieron informes al Instituto Geológico y Minero de España para averiguar qué estaba pasando.

Hace tres años, un equipo de bomberos decide investigar lo que pasa en la sima CJ-3. Las primeras expediciones al interior se hicieron sin una preparación adecuada lo que provocó que estos profesionales, al poco de adentrarse en la cueva empezaran a notar los efectos de la falta de oxígeno. En una segunda expedición, el equipo se adentró totalmente preparado para medir el descenso de oxígeno y tomar muestras de arcilla y aire en diferentes puntos de la sima.

Desde entonces, el acceso a esta cueva está regulado para impedir tragedias a metros de profundidad una vez conocidas las características y condiciones que se dan en su interior.

Escápate unos días a Casarejos y acércate a la cueva sin oxígeno, ¿te atreverías?

Sima del Vapor: la sima más caliente del mundo

En Alhama de Murcia encontramos esta cueva, sobre la que se encuentra la falla que provocó el devastador terremoto de Lorca allá por 2011.

Sismosima from Lupgar on Vimeo.

 

Con una profundidad de 80 metros, dos de las características que la hacen especialmente peligrosa es la concentración de CO2 que hay en su interior así como los 43 grados de temperatura que se han llegado a registrar. Una combinación que dificulta seriamente la respiración a quienes se adentran en ella sin un equipamiento adecuado. De hecho, en una escala del 1 al 6 en peligrosidad, la conocida como Sima del Vapor se encuentra en el 6.

El descenso de quienes entran no puede durar más de dos horas. Un incremento del tiempo podría poner en peligro la vida de los espeleólogos. En 2015 un equipo de investigadores se adentró con el fin de instalar sensores de temperatura que ofrecieran pistas sobre las medidas de seguridad que se podían tomar así como la relación entre los terremotos y las condiciones de la cueva.

Si eres caluroso, quizá no te interese visitarla. Pero una escapadita a Alhama de Murcia nunca viene mal.

La cueva más radiactiva de España

A mediados de 2016, un equipo de investigadores descubrió que en Castañar de Ibor (Cáceres) se encontraba una cueva donde la actividad radioactiva superaba en más de 100 veces los niveles que permitía la Unión Europea en espacios habilitados para visitas turísticas. No somos expertos en este tipo de medidas pero si las directivas europeas permiten que en espacios como estos no haya más de 300 becquerelios por metro cúbico, en la de Castañar de Ibor se registraron hasta 31.900.

cueva de castanar de ibor

*Becquerelio: según la RAE es una unidad de actividad de un radionucleido que equivale a 1 desintegración nuclear por segundo.

La historia de esta cueva se remonta a 1967 cuando fue descubierta por casualidad por un agricultor del pueblo. Tiene pasadizos de hasta 250 metros de largo y geológicamente hablando es muy rica por las estalactitas y estalagmitas que se generan en su interior.

Muchos turistas aprovechan su estancia en Castañar de Ibor para visitar la cueva, ¿te animarías?

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso