El origen del término "Burela" es muy discutido y no hay acuerdo para fijar su etimología. Según Narciso Peinado podría provenir del término buriel, paño ordinario y grueso generalmente de lana que usaban antaño los campesinos; o tal vez pudiera derivarse de burel, pieza heráldica consistente en una faja cuyo ancho es la novena parte del escudo, aunque lo más probable es que sea la palabra utilizada para referirse en este lugar a la boya de corcho con bandera o sin ella, usada en la costa lucense.

Burela aparece citada por primera vez en un documento fechado en 1096, fecha en que el Conde D. Ramón y su esposa Dña. Urraca conceden a la Sede Mindoniense la mitad de la iglesia de Nois, asentada a orillamar entre Burellum y Aurium. Los primeros indicios de poblamiento en los límites de la parroquia corresponden a un castro situado en la parte extrema del cabo. La población castrexa ha dejado su impronta en los instrumentos hallados en la finca llamada "Chao de Castro", una arracada y un imponente torques áureo, custodiado en el Museo Provincial de Lugo. Muy cerca del castro encontramos un "vilaris" y una villa que corresponde a la época de la romanización de Galicia. Este pequeño poblamiento dio lugar a una feligresía rural que se erigió en parroquia, bajo la protección de Santa María cuando la diócesis tenía su sede en San Martín de Mondoñedo. Esta diócesis tuvo su origen en torno al año 866, a partir del antiguo obispado de Bretoña.

La geografía de la diócesis sufrió algunas modificaciones a consecuencia del pleito que en el siglo XII mantuvieron el arzobispo de Santiago y el obispo mindoniense. Finalmente, el rey Alfonso VII declara a Santa María de Burela territorio de realengo, otorgándoselo a D. Nuño. Aunque vemos que Burela existía con anterioridad al siglo XIII es en este momento cuando se delimita el territorio que le corresponde a la parroquia, este hecho viene recogido en un pergamino de los archivos de la Real Academia de la Historia, cuando el obispo D. Juan Sebastianes y D. Rodrigo Gómez otorgan "carta-puebla" a 250 pobladores. En el siglo XVI Felipe II incorpora a la Corona Real la jurisdicción del coto redondo de Santa María de Burela, quedando separada del dominio del obispo. En el Catastro de Ensenada también aparece citada como coto de señorío, cuyos dueños eran D. Pedro Carlos de Quiroga y D. Basilio Bolaño. En el siglo XIX, con la constitución de las Cortes de Cádiz (1812) se terminan las antiguas jurisdicciones y señoríos y surgen los nuevos ayuntamientos por Real Decreto del 23 de Julio de 1835. En la lista de los nuevos ayuntamientos de la provincia de Lugo, publicada por el Marqués de Astariz, aparecen dos nuevos ayuntamientos: San Ciprián y San Julián de Nois. En este último aparece englobada la parroquia de Santa María de Burela.

En el año 1840 se produjo la reforma de la división judicial y municipal de la provincia de Lugo, en virtud de la cual se crea en el partido judicial de Vicedo el nuevo concejo de Cervo, se anexiona el anterior de San Ciprián mientras que el de Nois desaparece. Y, finalmente en el año 1994 se segrega de Cervo, constituyéndose en Ayuntamiento.

Que visitar en Burela

A Mariña Central
A Mariña Central
Foto: © xeima Panoramio
0 opiniones 0
Perdouro
Perdouro
0 opiniones 0
San Cibrao
San Cibrao
Foto: Marçal.C. Panoramio
1 opinión 0
Nois
Nois
0 opiniones 0
Rías Altas
Rías Altas
0 opiniones 0
FAZOURO
Fazouro
6 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Burela

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso