Cuenca volada sobre dos ríos, escalonado laberinto que baja de celestes bosque y rocosos prados en pos de la llanura. Cuenca, concha urbana de pinares, bisagra de tres comarcas cargadas de historia. La ciudad (tibetana, alzada vertiginosa) es un dédalo de trazado islámico y medieval, con la singularidad de desarrollarse no sobre una vega (Córdoba), no sobre una marisma (Valencia), no sobre un llano (Sevilla). Ni siquiera sobre siete colinas (Toledo). Cuenca se alza en el estrecho y alargado espacio de un cerro sobre dos barrancos: el titánico escenario de las hoces que forman sus dos ríos.



Cuenca fue siempre musa y sirena de artistas y literatos. Marco Perez, escultor e imaginero, alcanza en sus rincones efigies de bacheros o pastores. Fausto Culebras, una graciosa madonna neogótica o los bustos de sus conquistadores, Leonardo Martínez Bueno, la aguadora de la plazuela de San Nicolás o la maternidad del camino de San Francisco.


Entre los escritores, Antonio Enríquez Gómez, su gran hijo del Barroco, vió a Cuenca "montaña poblada de edificios". Góngora pintó un lucida danza de serranas. Pío Baroja situó en ella la acción de su intensa novela "La Canóniga" y Pérez Galdós describió vigorosamente el feroz asalto carlista. D,Ors quiso verla como "bella durmiente del bosque". Y César González Ruano, más quevedesco que baudeleriano sin renunciar a su dandismo, la hizo patria de adopción y le dedicó, desde su palacio de San Pedro esquina Trabuco, decenas de artículos y el hermoso libro "Pequeña ciudad", sintonizando espiritualmente con una ciudad olvidada y magnífica.


Pero el poeta de Cuenca es Federico, Federico Muelas, que tiene estatua protegida por los semiderruídos muros de San Pantaleón y fue quien más alta y entrañadamente la cantó "de peldaño en peldaño fugitiva... " Poetas y literatos siguen libando versos de la pétrea flor conquense.


Además, Cuenca ha dado estadistas (Diego de Valera, Andrés de Cabrera); médicos (el padre de la homeopatía, Chirino); magos (Eugenio Torralba); conquistadores (Alonso de Ojeda)...


En el renacer cultural contemporáneo de Cuenca hay dos momentos singulares. Los 50, en que Fidel García Berlanga abre la Posada de San José y establece un foco de atracción para bohemios y creadores. En los 60, el pintor y mecenas Fernando Zóbel instala su colección en el, desde entonces, Museo de Arte Abstracto Español, en las Casas Colgadas. Y la ciudad devino núcleo artístico internacional de primer orden, hasta el punto de que la critica llegó a hablar de una "escuela de Cuenca". Con escenografía del mismo autor del Abstracto, Gustavo Torner, el magnífico Museo Diocesano, de imprescindible visita. Arte sacro y antiguo, derroche de las afamadas alfombras conquenses, Grecos... Todo ello en dependencias de la antigua Mezquita De Kunka, con magníficas leyendas cúficas apenas tapadas por los tapices de Flandes. Frente al Diocesano, el Museo Provincial propone un recorrido por la provincia desde la noche de los tiempos. Cuenca, con su flamante Teatro Auditorio del Huécar, ofrece una programación cultural y escénica de continuidad, con su momento de máxima proyección en Semana Santa (esa magnífica y patética Semana Santa conquense), con su Semana Internacional de Música Religiosa.

Que visitar en Cuenca

Calle de San Pedro
Calle De San Pedro
Foto: lbraverm
0 opiniones 0
Nohales
Nohales
0 opiniones 0
Molinos de Papel
Molinos De Papel
Foto: Macu Rubio Panoramio
0 opiniones 0
Catedral
Catedral
0 opiniones 0
La Melgosa
La Melgosa
0 opiniones 0
Iglesia del Salvador
Iglesia Del Salvador
Foto: Naru Kenji Panoramio
0 opiniones 0
Palomera
Palomera
Foto: Macu Rubio Panoramio
0 opiniones 0
Plaza de la Merced
Plaza De La Merced
Foto: lbraverm
0 opiniones 0
Plaza Mayor
Plaza Mayor
0 opiniones 0
Casas Colgadas
Casas Colgadas
0 opiniones 0

Que hacer en Cuenca

5 playas de interior en España
5 playas de interior en España

Si estás condenado a pasar el verano en el interior de España, no dudes en ir a alguna de estas playas que encontrarás cerca de tu casa. Que el estar a kilómetros de la playa no te impida darte un buen baño en el agua.

El Hosquillo, el Parque de Félix Rodríguez de la Fuente
El Hosquillo, el Parque de Félix Rodríguez de la Fuente

Escenario de rodaje del primer documental de Félix Rodríguez de la Fuente, es uno de los pocos espacios donde aún viven osos. Naturaleza y fauna se mezcla para formar el Parque Natural del Hosquillo, un paraje único en el interior de España.

Descubre mas cosas qué hacer en Cuenca

Deja tu opinión sobre Cuenca

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso