Monasterio de la Cartuja.

Monasterio de la Cartuja.

(0 Opiniones)

De los restos de un pabellón de caza del rey D. Pedro I El Cruel, se levanta este conjunto, hoy en su mayor parte en ruinas. Fue filial de la Cartuja de Santa María de las Cuevas en Sevilla, a partir de su fundación en 1.483.

Por un portalón de sillería de gu sto clásico, se penetra en el recinto monacal; a la derecha hallamos una capilla de los peregrinos, totalmente restaurada y dedicada a la vivienda, con bóveda de cañón, espadaña y portada.

Por un pequeño pórtico con exedras laterales entramos en la gran nave del templo, franqueando la original portada de acentuado barroquismo.


Bóvedas de cañón con lunetos en la nave y fuertes machones y nervios en el prebisterio, forman las cubiertas del edificio, todo es de rosca de ladrillo y mampostería. Un entablamento toscano corre a través de los muros laterales y en los lugares de apeo de los fajones se elevan pilastras del mismo estilo, cortadas a media altura sin duda para hacer sitio a las paredes divisorias de los coros, unas de ellas y otras con el fin de mantener la uniformidad.
Detrás del prebisterio encontramos una importante y espaciosa estancia que debió ser la Capilla del Sacramento. Airosa cúpula sobre tambor de orden toscano que conserva aún restos de la decoración pictórica que poseyó: Una Apoteosis, de la que aún queda reconocible las figuras de San Bruno y Santo Tomás de Aquino; las imágenes de los Evangelistas en pechinas; una escena simbólica de la vendimia, en el muro, detrás del altar, todo ello puede ser obra del siglo XVIII.

La espadaña, apoyada sobre el muro de la Epístola, es de notorios caracteres barrocos, decorada con esferas de azulejos.

Por una portada jónica pasamos de la iglesia al claustro más importante de la Cartuja, en total ruina, pero del que quedan el trazo y las proporciones, existiendo además en el mismo, resto de unas pinturas mudéjares de hacia 1.500 en lo que puede ser un zaquizami..

En la actualidad, habiéndose desescombrado y limpiado parte de las ruinas, pueden apreciarse con claridad las distintas estancias del Monasterio, cocinas, refectorios, celdas, claustro menor, cementerio, sala de Profundis, etc..., en algunas de las cuales la disposición y fábrica de los nervios, de sillerías en sus arranques y de ladrillo del resto, así como las ménsulas y rosetas, nos indican la presencia del Renacimiento y, por tanto, de haber sido construido dentro del XVI.

Rodea al Monasterio la huerta, el molino aceitero y el estanque de la galapaguera, próxima a la primera capilla citada.

El enclave en que está todo este conjunto, es de una gran belleza con frondosos bosques atravesados por corrientes de aguas cristalinas.

"Los trabajos de restauración que se están llevando a cabo por sus actuales propietarios desde 1.973, han merecido el Premio Europa Nostra 1.986 y el Premio Rolex 1.993 al espíritu emprendedor."

"En la actualidad es un Centro de Cultura Contemporánea donde el viajero puede disfrutar del Monumento, su historia, su entorno, así como de sus salas de exposiciones, conciertos, talleres de cerámica, museos espeleológico y arqueológico, etc, sin olvidar un centro ecuestre para practicar el arte de la equitación."


Deja tu opinión sobre Monasterio de la Cartuja.

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal y la política de privacidad
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso