La situación de Ledanca, sobre empinado otero que domina el hondo valle del río Badiel, es muy característica y el caserío derramado sobre sus vertientes, con la iglesia en lo más alto como picota, causa una impresión agradable a cuantos admiran el conjunto desde cualquier perspectiva. El valle del Badiel, hundido entre las planicies resecas de la Alcarria, parece un verde cofre cubierto de vegetación densa y variada, con espesas alamedas, huertos y sotos abundatemente regados por numerosos manantiales.

Es una verdadera sopresa para cuantos atraviesan la árida llanura alcarreña por la carretera general de Madrid a Barcelona, asomarse al menos un instante a contemplar Ledanca, que está a no más de un kilómetro de dicha vía nacional. Así puede degustarse, aunque en mínima dosis, la realidad paisajística de la Alcarria.

Perteneció Ledanca, tras la reconquista de la zona, al alfoz y jurisdicción de Hita, rigiéndose por su fuero. Siguió los avatares históricos de la villa castillera, perteneciendo al magnate Iñigo López de Orozco, y pasando luego a los Mendozas, que contaron entre sus primeros títulos con el del señorío de Hita. Del duque del Infantado, siglos adelante su poseedor, pasó en el siglo XVII Ledanca a formar parte del marquesado de Argecilla, que estuvo en poder de los duques de Pastrana y años adelante revertieron los títulos nuevamente en los duques del Infantado, hasta el siglo XIX.

El caserío de Ledanca es pintoresco en su aspecto general, y particularmente en muchos de sus edificios, que muestran una textura popular muy característica, estando construidos con sillarejo rojizo de piedra caliza, el piso inferior, y el superior con entramados de madera de olmo y roble y argamasa o adobe revocados con yeso, todo cubierto de rejas y bardas en los corrales. En el centro de su encantadora plaza mayor destaca la gran fuente de piedra tallada, con enorme tazón ranurado, obra del siglo XVIII. En lo alto del pueblo asienta el edificio de la iglesia parroquial, dedicada a Nuestra Señora de los Remedios. Se trata de un elemento arquitectónico de origen románico, con espadaña a poniente, sencilla portada de arco semicircular, que en siglos posteriores fue ampliada y modificada, quedando ahora sin relieve artístico de ningún tipo.

Por el valle del Badiel existen algunos molinos, muy antiguos. Uno de ellos, el conocido por molino del Cura? es construcción medieval, y fue propiedad de los obispos de Sigüenza. Hoy está reconstruido y habitado. En la carretera general, antiguo camino real? de Madrid a Zaragoza desde el siglo XVI, se encuentra la venta del Puñal, hoy convertida en parador de carretera y estación de aprovisionamiento de combustible. En ella se dieron importantes batallas durante la guerra de la Independencia y las guerras carlistas del siglo XIX.

Que visitar en Ledanca

Alcarria Baja
Alcarria Baja
Foto: Vargas Panoramio
0 opiniones 0
GAJANEJOS
Gajanejos
Foto: migueljv Panoramio
0 opiniones 0
ARGECILLA
Argecilla
Foto: or_chano Panoramio
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Ledanca

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso