Opinión de Sonia sobre Ruralmusical

Agosto 2011
Hemos pasado 3 noches en la casa y han sido unas mini-vacaciones realmente recomendables.
La casa es preciosa, una antigua fábrica de chocolate reconvertida en una casa rural llena de encanto. El dueño, Félix, es amable y hospitalario, trantado de hacer tu estancia lo más agradable posible. Nada más llegar nos enseñó toda la casa, nos contó su historia y la labor de rahabilitación de la misma. Hay que señalar que la casa está muy bien restaurada, conservando los suelos y techos de madera originales, las paredes de piedra, las columnas de granito en la plata baja....mantiene todo el encanto de una casa de epoca (a lo que, sin duda, ayuda en gran medida la cuidada selección de muebles de anticuario y la estudiada decoración) a la que se incorporan detalles actuales que la adaptan a la comodidad que todos buscamos en unas vacaciones (tv con pantalla de plasma, nevera en la habitación, dobles ventanas de madera con mosquiteras, jacuzzi, camas reclinables...). Nosotros nos alojamos en la suite Tango, con lo que teníamos toda la planta alta de la casa para nosotros solos (es una habitación de más de 100m2, con un baño enorme y vestidor), pero nos enseñaron otras habitaciones y son todas preciosas.
Desayunamos dos días en la casa. El desayuno nos lo sirvieron en el jardín y es una gozada: alimentos frescos y sanos (zumos, pan, tomate, aceite, fruta, bizcocho, café con leche...). Todo un detalle los manteles de hilos, las servilletas a juego. Creo que precisamente en eso radica el encanto de la casa, en la esmerada atención a los pequeños detalles.
Está todo nuevo, limpio, impacable. Se nota el cariño con el que los dueños han ido decorando cada detalle y el hecho de que están inmersos en una labor de mejora contínua (como ejemplo contaros que, cuando llegamos, acababan de pintar nuestro cuarto de baño, y eso que eramos de los primeros huéspedes en ocupar esa suite, pero no les acababa de convencer el color original y decidieron aplicar un tono más cálido).

Del entorno mejor ni os hablo porque me quedaría corta...hay muchísimo para ver en la zona ya que están las Batuecas, el Valle del Jerte y la Sierra de Gredos a un paso (nosotros ya teníamos pensado qué ver esos días, pero aún así Félix nos dio consejos para aprovechar mejor cada visita...si llegáis a la casa sin tener ni idea de qué hacer, no os preocupéis: él os orienta y asesora en función de vuestros gustos y necesidades).
Para perderser durante al menos un mes....como esta estancia ha sido cortita, sin duda, repetiremos.

¡Relación calidad/precio inmejorable!
Publicado el: 23/08/2011
Calidad/Precio 10
Trato 10
Instalaciones y servicios 10
Limpieza 10
Confort 10
Situación 10
¿Te ha parecido útil esta opinión?
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso