El cambio climático afectará a varios sectores turísticos

23 May 2007 clubrural Sin Comentarios

El esquí, el sol y playa y el golf son los ámbitos turísticos más afectados por el cambio climático, según el estudio ‘Crecimiento turístico responsable y el cambio climático’ realizado por ESADE, en el que han participado un total de 70 expertos europeos en planificación turística.

El profesor de Esade Josep Francesc Valls ha dirigido este estudio que también apunta que, si se producen “cambios climáticos radicales”, España e Italia se convertirán en “destinos refugio” del Mediterráneo frente al norte de África, Turquía y Mediterráneo oriental por la “confianza” que generan. Según la opinión de estos expertos europeos en planificación turística, el cambio climático ya se ha iniciado, evolucionará de forma progresiva y en los próximos decenios viviremos en constante incertidumbre y sorpresa porque a veces “no seremos capaces de entender lo que pasa”.

Catástrofes naturales

Las consecuencias más importantes del cambio climático serán las catástrofes naturales, daños en la costa, pérdida de valor de los paisajes, más competidores de sol y playa, más inseguridad sanitaria y más enfermedades.

Los sectores más afectados por el cambio climático serán el esquí, el sol y playa, el golf, el turismo rural y los deportes náuticos, por la elevación del nivel del agua de los litorales, el deshielo y la escasez de agua, y los que menos, el turismo de naturaleza, el de congresos y eventos y el de cultura. El cambio también provocará que se desplacen algunos flujos turísticos que ahora vienen a España a otras zonas, pero nuestro país ganaría la desestacionalización del turismo si los inviernos son más benignos.

Tasas medioambientales

La demanda turística aumentará a un ritmo del 4% en los próximos años y los expertos apuntan que hay que armonizar este crecimiento con medidas frente al cambio climático. Según Valls, hay un “consenso general” en Europa sobre aceptación de la aplicación de tasas medioambientales en los municipios, “ya que los turistas deben aportar una parte de lo que utilizan”. Para Valls, si se explica por qué se implanta la tasa, los turistas la aceptan, como ha pasado en países en los que ya se utiliza, como Francia. “Se trata de sensibilizar a la población,” ha dicho.

Las empresas, aunque no las turísticas, son los principales causantes del cambio climático, seguidas de las administraciones nacionales, los ciudadanos, las administraciones regionales, los organismos internacionales y las administraciones públicas. Valls se ha mostrado sorprendido por que las administraciones públicas figuren en último lugar, después de los casos de “corrupción” que se han detectado en algunos municipios españoles.

Energías alternativas

Ante esta situación, los expertos apuestan por gestionar de manera integral los destinos turísticos y corresponsabilizar al sector público y privado conjuntamente en la gestión del territorio. De esta manera, se podría “evitar modelos de desarrollo especulativos”, que se dan por la ausencia de técnicos suficientes en los ayuntamientos que hace que algunas decisiones las acaben tomando “lobis inmobiliarios que buscan beneficios propios”.

Además, apuestan por implantar políticas fiscales incentivadoras, diversificar el negocio y reducir las emisiones de CO2 de los aviones. Las empresas deberían dar prioridad al uso de energías alternativas y el ahorro energético, establecer códigos de buenas prácticas, mientras que los ciudadanos tendrían que elegir los destinos que aplican mejores prácticas sostenibles y reducen el uso del coche. Los expertos no creen que se vaya a producir todavía un desplazamiento de las temporadas turísticas clásicas ni una reducción del consumo de turismo.

Publicado en Noticias

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso