Balmaseda

Qué ver en Balmaseda

(0 Opiniones)
Foto: HDR.Like Panoramio

Balmaseda, capital de las Encartaciones, las cuales están situadas en la parte más occidental de Vizcaya, limitando con Burgos, Álava , Cantabria y el resto de Vizcaya, por lo que es una encrucijada de caminos. La comarca de Las Encartaciones, una de las de mayor extensión de la Comunidad Autónoma (431 Km2) y la más extensa de Vizcaya, está compuesta por 10 municipios: Artzentales, Balmaseda, Galdames, Gordexola, Gueñes, Karrantza, Lanestosa, Sopuerta,Trutzioz y Zalla, y un sinfín de barrios dispersos por toda su geografía.

Balmaseda se localiza en el suroeste de la provincia de Vizcaya, enclavada a orillas del río Cadagua. Limita por el Norte con el Concejo de Sopuerta y el Valle de Arcentales; por el Sur con el Valle de Mena (Burgos); por el Este con el Concejo de Zalla, y por el Oeste con los Valles de Mena y Arcentales. Tiene una extensión de 22.3 Km2.

Geográficamente el municipio de Balmaseda se encuentra en una zona muy accidentada, formada, en su borde NW, por la prolongación de los Montes de Ordunte, inclinada hacia el Valle de Mena, formando una cresta en la que destacan las cimas de Kolitza de 874 metros, Canto con 715 metros, Lagarbea de 715 metros y Terreros a 865 metros. Desde estas alturas el terreno desciende hacia el cauce del Cadagua ( montes de Sabugal de 656 metros y Campa de los Tueros a 598 metros.). Hacia el Este, sobre la orilla derecha del Valle del Cadagua, nuevamente los terrenos se elevan hasta culminar en el Arbaliza de 685 metros.

El río Cadagua, que corta las estructuras de esta zona, ha formado un estrecho valle, que constituye la línea natural de comunicaciones en la comarca de las Encartaciones, en su zona oriental. A su paso por Balmaseda, recibe a pequeños arroyos que descienden de las laderas montañosas por la izquierda (Tueros, Kolitza, Acebo) y por la derecha (Angostura).

Sus comunicaciones son buenas, Balmaseda se encuentra a 30 Kilómetros de Bilbao, con la que se comunica a través de distintos medios de transporte; por carretera, a través de la C-6318 y C-636. Otras vías le comunican con Amurrio-Vitoria C-6210, Santander C-6210 y Villasana de Mena-Burgos 6318. También por ferrocarril mantiene una línea regular entre Balmaseda y Bilbao. Dispone igualmente de varias líneas de autobús que comunican Balmaseda con Bilbao. Además, las Cías. Encartaciones y Bizkaibus comunican el municipio con la margen izquierda.

Las primeras huellas humanas conocidas las encontramos en el túmulo de La Garbea, aunque se debe tener en cuenta que estos monumentos funerarios prehistóricos son vestigios de actividades pastoriles trashumantes.

La primera noticia cierta de que ya existía un asentamiento anterior de población data de 1199, año de fundación de la villa, en que se le conceden sus propios fueros. En la creación de la villa se tendría en consideración lo favorable del terreno para un asentamiento entre el cerro y el río, y por tanto lugar apropiado para una población fortificada. También pesaría el interés por regular y fomentar el tráfico mercantil, potenciando el enlace Castro-Castilla y reutilizando para ello la vieja calzada romana que pasaba por aquí.

Al ser Balmaseda paso obligado del comercio la convirtió en plaza aduanera y en importante villa-mercado. Por ello, sus gentes se dedicaron principalmente al comercio, mesonería, industria artesanal, elaboración del hierro y el cobre, etc. De la importancia del comercio nos habla el establecimiento de los judíos en la villa, y hay suficientes datos para saber que habían prosperado económicamente con su actividad cuando se les expulsa de la villa a finales del siglo XV.

Esta importancia como población mercantil y aduanera va decreciendo a partir del siglo XVIII, al abrirse el camino de Orduña y desviarse paulatinamente por allí el trasiego de mercancías.

Las guerras del siglo XIX castigaron especialmente a Balmaseda, una vez más, por ser paso entre la costa y Castilla, aunque a juzgar por las muchas obras emprendidas entonces, también hubo años de bonanza económica. La llegada de los ferrocarriles a finales del siglo pasado marcan un resurgimiento económico. La instalación de los Talleres y otros servicios del ferrocarril en la villa atrajo a gentes de otras regiones, con lo que se repite la tradición que, desde el medioevo, tenía Balmaseda en este sentido.

Económicamente sufre como otros municipios la migración de sus gentes a otras ciudades. Las dificultades que presenta el terreno no permiten el cultivo más que de un 4% de la superficie, ocupada, en su mayor parte, por terrenos de huerta, productos tradicionales (maíz, patata, frutales y vid, para la producción de txakoli) y forrajes. Estos últimos, junto a las praderas naturales, constituyen la base de una ganadería cuya dedicación hacia las especies bovinas es clara. Cabe destacar la importancia que están adquiriendo las repoblaciones forestales (cerca del 70% de la superficie).

La industria y construcción constituye la base económica de Balmaseda, presentando un cierto grado de especialización en torno a dos ramas productivas: el metal y el mueble. La industria del metal se dedica a la fundición y laminados. El sector del mueble (comercial y artesanal) cuenta con gran tradición, de hecho se le denomina "Ciudad del Mueble", hecho favorecido por las posibilidades forestales de la zona. El tradicional carácter industrial de esta zona está dando paso a un incremento extraordinario del sector servicios.

Para disfrutar realmente de todas las posibilidades que ofrece Balmaseda no hay nada mejor que perderse durante unos días entre sus hospitalarias gentes y disfrutar de bellos paisajes.

Que visitar en Balmaseda

Arcentales
Arcentales
2 opiniones 0
Zalla
Zalla
Foto: xabier3007 Panoramio
0 opiniones 0
Las Encartaciones
Las Encartaciones
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Balmaseda

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso