Sant Carles De La Rapita

Qué ver en Sant Carles De La Rapita

(4 Opiniones)
Foto: relax88 Panoramio

En Sant Carles de la Ràpita apareció la única pintura paleolítica de Catalunya. En el interior de la Cueva del Tendo, en la Moleta de Cartagena, los espeleólogos Isidre Urgellés y Armand Ávalos hallaron un toro rampante pintado en color negro, en 1964, pintado en una bandera estalagmítica.
Fue la primera pintura rupestre paleolítica hallada en el sector oriental peninsular.

Antes de la reconquista cristiana el lugar ya estaba poblado, tal y como consta en un documento de 1097 en el que Ramón Berenguer III cede el castillo de la Rápita al monasterio de Sant Cugat. El Conde impuso la condición de que el lugar fuera repoblado por los Monjes del Cenobio. Se estableció un priorato en el Castillo que sirvió para que se iniciara la recolonización de las tierras, especialmente activa durante el siglo XIII.
En 1260 los monjes de San Cugat vendieron el Castillo y el resto del término a los Hospitalarios con los que habían mantenido diversos pleitos. En el Castillo se estableció una comunidad femenina que permaneció en el mismo hasta 1579, año en el que se trasladaron a Tortosa. En 1280 el señorío del lugar quedó en manos de la Corona.
A mediados del siglo XVIII, el Rey Carlos III ordenó la construcción de un puerto en la zona del Delta del Ebro, así como la de un importante núcleo urbano en la villa pesquera de la Rápita. En su honor, el lugar recibiría el nombre de Sant Carles de la Ràpita. El Rey quería convertir el puerto de los Alfaques en uno de los principales del Mediterráneo, de manera que en 1770 se construyó un canal de navegación que unía Amposta con La Ràpita, se fortificó el lugar y se iniciaron las obras de construcción de varios edificios, como la Aduana, el Palacio del Gobernador o la Iglesia. La muerte del Rey y el caos económico de los últimos años de su reinado dejaron la mayoría de las obras incompletas.
En 1811, durante la Guerra de la Independencia, el general Louis Gabriel Suchet se fortificó durante un tiempo en el puerto de La Ràpita, que fue ocupada de nuevo tras la toma de Tarragona. En 1860 se produjo en la ciudad un intento de sublevación para derrocar a la reina Isabel II.
La villa se constituyó oficialmente como municipio en 1838 adoptando el nombre oficial de San Carlos de la Rápita, que cambió en 1982 su denominación oficial por la forma catalana Sant Carles de la Ràpita.
Gran parte de la arquitectura de la ciudad es de aspecto neoclásico, fruto de las obras iniciadas por Carlos III. Destacan el edificio de la Glorieta y el conocido como Eglésia Nova.
La Glorieta se encuentra en la parte superior de la villa. Esta obra, que quedó inacabada, estaba pensada para funcionar como un mirador hacia el mar, función que ha desparecido ya que se encuentra rodeada de altos edificios. Se trata de una rotonda con tres arcos de ladrillo enmarcados por columnas. En el interior se encuentran otras columnas que tenían que sostener la cúpula que no llegó a construirse.
El edificio conocido como Església Nova estaba en realidad destinado a funciones administrativas, también inacabado, presenta planta de cruz griega.La fachada es neoclásica con una puerta de entrada en la que aparecen dos columnas jónicas. Tanto este edificio como el de la Glorieta están considerados monumentos desde 1984.
La iglesia parroquial está dedicada a la Santíssima Trinitat.Se construyó en 1941 en el mismo lugar en el que se encontraba el antiguo templo, derribado durante la Guerra Civil. Es de nave única con capillas laterales. El ábside está cubierto por una bóveda de cuarto de esfera. Tiene anexo un campanario sin ningún ornamento.
En la zona de la Torreta se encuentra la torre de la Guardiola, coronada por una estatua del Sagrado Corazón. Es de planta cuadrada y aparece documentada por primera vez en 1483. Se conserva sólo una parte de la misma.

Sant Carles de la Ràpita celebra su fiesta mayor en el mes de Julio. Durante el mes de Septiembre tienen lugar las fiestas en honror a la Verge de La Ràpita.

Que visitar en Sant Carles De La Rapita

Monsià
Monsià
0 opiniones 0
El Garbi / Pìpi
El Garbi / Pìpi
0 opiniones 0
Amposta
Amposta
Foto: irtodelta Panoramio
0 opiniones 0
Delta Del Ebro
Delta Del Ebro
0 opiniones 0
San Carles De La Ràpita
San Carles De La Ràpita
Foto: lurdesa_ Panoramio
0 opiniones 0
Tierras Del Ebro
Tierras Del Ebro
Foto: RGS620
0 opiniones 0
Aldeablanca / Cross
Aldeablanca / Cross
0 opiniones 0
Capri
Capri
0 opiniones 0
Freginals
Freginals
0 opiniones 0
El Faro / El Far
El Faro / El Far
0 opiniones 0
Les Delicies
Les Delicies
0 opiniones 0
Juanito
Juanito
0 opiniones 0
El Trabucador
El Trabucador
0 opiniones 0
Aiguassera
Aiguassera
0 opiniones 0

Opiniones sobre Sant Carles De La Rapita

Sant Carles de la Ràpita también ofrece a sus visitantes un abanico enorme de actividades y excursiones por hacer, desde los itinerarios del Delta hasta rutas por la sierra del Montsià, uno de los puntos más alto de la cual es la Foradada, un mirador privilegiado del Delta.
El paisaje de La Ràpita, pero no se entiende sin los extensos campos de arroz (que su cultivo empezó durante el siglo XIX), los olivos y los algarrobos.
Además, el puerto pesquero de Sant Carles de la Ràpita es uno de los más importantes de Catalunya por el volumen de capturas y el gran número de embarcaciones, algunas de ellas, a parte de dedicarse a la pesca profesional, también comparten con los visitantes un día de pesca al mar, y durante el mismo, la cultura y las tradiciones marineras recuperan el protagonismo que han tenido durante siglos en la sociedad catalana en general y en los pueblos de costa en particular.
29/01/2009 17:17
La Badia dels Alfacs está protegida de manera natural por la Punta de la Banya, una reserva natural parcial de donde se pueden avistar un gran número de aves y donde se ubican las Salines de la Trinitat. En esta zona se extiende la playa virgen del Trabucador, un espacio ideal para la práctica de todo tipo de deportes náuticos, como la vela, el submarinismo, el windsurf, motos acuáticas, el wakeboard y la pesca. Además, La Ràpita ya cuenta con una nueva náutaica, que estará operativa para Semana Santa del 2009, en que el sector público y el privado se complementan para presentar a sus visitantes una oferta de mar, deportes (sobretodo náuticos) y muchas otras actividades como el cicloturismo, el senderismo y el turismo rural.
En la bahía natural dels Alfacs, se abren las mejilloneras, viveros de mejillón i ostras que también se pueden visitar, gracias a una ruta que tiene por objetivo, dar a conocer el entorno natural y recuperar el sistema tradicional de producción.
29/01/2009 17:02
Sea como sea , Sant Carles de la Ràpita ofrece a sus visitantes unas playas mediterráneas en las que el sol brilla con intesidad e ilumina las tonalidades azules del mar justo al límite donde las aguas saladas se mezclan con las aguas que el Ebro aboca suavemente en la desembocadura. Las playas son largas y de arena dorada y fina, con aguas transparentes y poco profundas, y se caracterizan por la tranquilidad que se respira y las dulces olas, ideales para el turismo familiar. En dos de estas playas, la de Garbí y la de las Delícies, ondea la bandera azul de calidad de las aguas.
Por otro lado, la gastronomía del municipio recoge las tradiciones de la vocación marinera y aprovecha los frutos del mar y los de la tierra. Y se tiene que poner émfasi que en las mesas rapitenses hay vino con denominación de origen Terra Alta y el aceite de oliva con denominación de origen Baix Ebre y Montsià.
29/01/2009 16:47
Situado al hemidelta derecho del Delta de l'Ebre, en la puerta de entrada a la Badia dels Alfacs, Sant Carles de la Ràpita se refleja en un paraje privilegiado que combina los encantos del Mediterráneo con la riqueza natural extraordinaria de la desembocadura del río y los paisajes de montaña, sin dejar de lado la tradición gastronómica marinera que define la identidad y la singularidad de ésta población de la comarca del Montsià.
Capital turística de les Terres de l'Ebre, concentra la mayoría de hoteles y restaurantes de la zona, ya que el pueblo es el punto de partida de visitas y excursiones que permiten sumergirse en los rincones del Delta, una de las zonas húmedas más importantes del Mediterráneo occidental y que concentra una gran diversidad de paisajes, como dunas, cañizares, lagunas, ambientes fluviales, campos y zonas cultivadas.
El Delta es el hábitat de un gran número de especies animales, especialmente de aves. De hecho, se ha notificado que viven 300 especies de aves diferentes, entre las que destacan el bitó, el martinet ros, la perdiu de mar, el capó reial, la gavina corsa y la gavina cap blanca.
29/01/2009 16:33

Deja tu opinión sobre Sant Carles De La Rapita

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso