La villa de Crevillente se halla emplazada al pie de la sierra del mismo nombre, la cual separa los Hondones y el Valle Medio del Vinalopó al Norte, de la Cuenca del Segura y la llanura litoral al Sur.

El casco urbano presenta unas características muy singulares, como son la compleja y desordenada trama urbana de tipo islámico de su núcleo antiguo y sus barrios de cuevas vivienda, el tipo de vivienda más original de estas comarcas, excavadas en las laderas de los cerros colindantes a la sierra.

El clima es de tipo semiárido con inviernos templados y veranos extremadamente secos y calurosos. Su temperatura media es de 18°, contando con mínimas en invierno de 3° y máximas en verano de 37°. La pluviometría posee valores muy bajos, en torno a los 298 l.

En su vegetación predomina el lentisco y la coscoja, además del esparto, el palmito y el espino negro, existiendo algunas manchas de bosque de pinar, ejemplo del cual es el Parque de Montaña de San Cayetano. En la llanura aluvial se halla La Laguna del Hondo, nicho ecológico de enorme interés declarado Paraje Natural, donde se pueden contemplar especies como la Garza Imperial o el Flamenco.

La principal actividad, base de su economía, es la industria de la alfombra, cuyo antecedente se remonta a la Edad Media y está en la tradición de la manufactura del esparto y del junco.

En el terreno cultural destacan las manifestaciones musicales, principalmente los cantos corales, y sus museos, así como su Semana Santa declarada de Interés Turístico Nacional y sus Fiestas de Moros y Cristianos.

En Crevillente varios son los lugares en los que merece la pena detenerse. De entre ellos es obligada la visita al Museo municipal "MARIANO BENLLIURE", el único museo dedicado a este artista valenciano de renombre internacional. El museo está instalado en la cripta de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, del siglo XVIII, y en un edificio anexo a ésta, los cuáles ofrecen un marco singular, pues muchas de las obras son de temática religiosa o funeraria. Pero su originalidad se encuentra además en la colección de bocetos de escayola correspondientes a sus esculturas esparcidas por todo el mundo como el Panteón de Canalejas, el monumento a Ramón y Cajal o el de Simón Bolívar en Panamá. Otro conjunto de interés es el que concentra algunos de los pasos de la Semana Santa crevillentina entre los que se halla Jesús Triunfante y el Cristo Yacente.

También existe otro museo que guarda los restos arqueológicos de los antiguos habitantes de estas tierras, el MUSEO ARQUEOLÓGICO MUNICIPAL, cuya visita permite conocer la evolución de las culturas desde el Paleolítico Superior hasta la Epoca Islámica. Este museo se halla en la Primera Planta de la Casa del Parque, edificio neocasticista del arquitecto Juan Vidal Ramos construido en 1927. De la colección expuesta destacan tres conjuntos: Los moldes de fundición para hachas y espadas del Bronce Final de El Bosch. Los bronces fenicios de El Camí de Catral y La Canyada Joana, al parecer de un taller de orfebre, en el que se representan motivos religiosos de tipo oriental como leones, grifos, la flor de loto, etc. Y El Tesorillo de Denarios de Cachapets compuesto por 268 monedas de plata acuñadas en Roma, el cuál se considera como el conjunto numismático más importante de estas comarcas.

Pero si lo que se desea es conocer la ciudad, lo mejor es perderse por sus barrios mas emblemáticos y disfrutar de su encanto a través de dos itinerarios:

Uno recorre el núcleo más antiguo de la villa, cuyo rasgo más significativo es que ha conservado la configuración urbana original de marcado sabor islámico. Hay que adentrarse en la Calle San Francisco, la arteria principal, con sus característicos retranqueos que dan idea de las sucesivas ampliaciones que se han sucedido con el devenir de los siglos, destacando su anchura que no supera los 2 m. y sus edificios de una planta. Hacia la mitad de su tramo existen dos calles ciegas (Calle Rincón Villa) y al final una calle perpendicular de 1,50 m. de ancho con un trazado en zig-zag (Calle Santa Ana) que da paso a la Calle Estanco y a la Calle Peine, que seguramente sería el área marginal del núcleo islámico. La Calle San Francisco desemboca en la Plaza Iglesia Vieja, la plazoleta más antigua en la que se conserva la Torre Campanario de la antigua Iglesia de Nuestra Señora de Belén anterior al siglo XVIII. La prolongación de la Calle San Francisco es la Calle Santa Teresa que comunica con la Calle Primero de Mayo, la cuál sería otra área marginal del casco urbano recayendo a la rambla. Otras calles paralelas a la Calle San Francisco son la Calle Villa, también muy tortuosa, y la Calle Honda.


El otro itinerario permite saborear el paisaje de las cuevas vivienda, sin duda, el paisaje más genuino de Crevillente. Desde el Paseo del Calvario se accede a un barrio típico de cuevas vivienda, caracterizado por su trazado urbano totalmente desordenado con las fachadas ligeramente inclinadas, puertas pequeñas y chimeneas que nacen de las laderas. Boquera del Calvario o Calle Carretas son algunas calles, pero merece la pena detenerse en la Calle Violín Nuevo nº 5 por ser un ejemplo de cueva con un patio a la entrada y en el rincón que forman las cuevas de la Calle Colón nºs. 82-84. Este paseo nos devuelve al Calvario, antiguo Via Crucis del siglo XVIII, cuyo subsuelo está también horadado por cuevas a ambos lados.

Los lugares de ocio coinciden, por regla general, con la zona comercial, o sea, se hallan en la Avenida San Vicente Ferrer, por donde transcurre la carretera N-340, y centro de la ciudad, en torno al Paseo de Fontenay, Avenida de Madrid, Calle Blasco Ibáñez, Calle Primero de Mayo y alrededores. Es allí donde se encuentran las CAFETERÍAS, PUBS, BARES y RESTAURANTES más concurridos, con diferentes ambientes para todo tipo de público. Se puede elegir entre la cocina española, italiana, china y, por supuesto, degustar la gastronomía local como el arroz con conejo, el arroz con mondongo o el pà torrat típico de la Semana Santa.

Otras zonas de esparcimiento son los JARDINES y PASEOS que suelen localizarse en las áreas perimetrales de la localidad. Entre ellos destaca el Parque Nuevo, situado a la entrada según se viene desde Elche, en el que se encuentra la Casa del Parque, edificio neocasticista del año 1927 de marcado carácter cultural, que alberga el Despacho Laboratorio del Doctor Mas Magro, el Museo Arqueológico y la Colección de Pintura de propiedad municipal. Otros jardines y paseos son el de Ronda Sur en el ensanche del mismo nombre, El Calvario al Oeste del casco urbano, vinculado a la celebración de la Semana Santa, utilizándose para lugar de encuentro, llegada y salida de procesiones, y el Paseo de Fontenay.

Pero si se desea disfrutar de los PARAJES NATURALES
al noroeste del término municipal se halla el Parque de Montaña de San Cayetano, al pie del pico del mismo nombre de 817 m. de altitud, una umbría en la que contrasta su vegetación a base de manchas de bosque de pinar adulto con la de solana en la que predomina el lentisco y la coscoja, y en la que se divisa el Paraje Natural de El Hondo, la Vega Baja del Segura y la llanura litoral, contando con un manantial y un albergue. La configuración orográfica de Crevillente es, de igual modo, muy apta para la práctica del senderismo, contando con rutas muy transitadas

Que visitar en Crevillente

El Baix Vinalopo
El Baix Vinalopo
Foto: ZEUS74 Panoramio
0 opiniones 0
San Isidro
San Isidro
Foto: javigar66 Panoramio
3 opiniones 0
Sierra De Crevillent
Sierra De Crevillent
Foto: palm z
0 opiniones 0
El Hondo
El Hondo
0 opiniones 0
Hondon De Las Nieves
Hondon De Las Nieves
0 opiniones 0
Elche
Elche
Foto: ZEUS74 Panoramio
2 opiniones 0

Opiniones sobre Crevillente

es un pueblo que esta cerca de todo Muy Bien comunicado por las autovias, de Alicante, Benidorm, Denia a 1 hora igual que la Manga del mar Menor, Cartagena, Murcia y a menos de Torrevieja. Santa Pola. Crevillent esta pegado a Elche la 4 ciudad de la Comunidad Valencian.
22/02/2009 09:15
Es una ciudad que vale la pena visitar, tiene dos fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional, como es la Semana Santa y los Moros y Cristianos (última semana de septiembre y primera de Octubre), y tiene dos lugares con gran encanto medio ambiental como son el Paraje Natural del Hondo y la Sierra de Crevillent, con un buen número de senderos debidamente señalizados y documentados en sus PRV
18/11/2008 08:22

Deja tu opinión sobre Crevillente

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso