La Catedral de Cádiz es una magnífica muestra de los cambios de estilo dados a lo largo de los 116 años de su construcción.
Comenzada en estilo barroco su planta y el interior hasta el friso rococó, es terminada en neoclásico, en su fachada, torres, cúpulas, segundo cuerpo del interior, la mayoría de retablos y el altar mayor.
Alberga además interesantes capillas y un magnífico museo catedralicio, que conserva joyas de gran valor.
Con el traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz en 1717, se produce un gran desarrollo económico por lo que el Cabildo desea construir una catedral acorde con el esplendor de la ciudad, ya que la existente, mandada a construir por Alfonso X sobre 1260, fue incendiada en 1596 y se encontraba en muy mal estado después de varias reconstrucciones.
Las obras dieron comienzo en 1722 según proyecto del arquitecto Vicente Acero, el cual tras haber trabajado durante cinco años en la Catedral de Granada, deja ver en ésta la influencia de la anterior y la de Guadix.
Acero dimite y en 1739 se hace cargo de las obras Gaspar Cayón, pasando en 1757 a su sobrino Torcuato Cayón. Tras la muerte de éste en 1783, le sucede Miguel Olivares hasta 1790, fecha en que las dirige Manuel Machuca. Finalmente desde 1832 hasta 1838, en que se dan por finalizadas, las dirige Juan Daura.

Deja tu opinión sobre Catedral Nueva

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal y la política de privacidad
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso