Casas rurales en Jacarilla, Alicante

Tenemos 1 Casas Rurales. ¡Compara y reserva al mejor precio!

Casas rurales en Jacarilla, Alicante

Casas Rurales más populares en Jacarilla

Casa rural para 4 personas, con balcón y piscina en Jacarilla
Casa Rural 69 m²
10,0
Calma en la Costa Blanca En el corazón del histórico pueblo rural Jacarilla Alicante está incrustado entre las montañas. Cerca de la antigua ciudad de la catedral de Orihuela, lejos de los centros turísticos concurridos de la Costa Blanca, que acurrucarse aquí en el campo de la gloria de la Vega Baja. Rodeado de almendros y cítricos Residencial Jardines del Pintor es un refugio para la tranquilidad y disfrutar de la vida. Apartamento con piscina, aire acondicionado y garaje El apartamento muy bien acabado es en la planta baja. La terraza en la azotea comunitaria ofrece una impresionante piscina azul a su disposición con una amplia vista sobre el campo de rodadura. Dentro de 19 minutos se encuentra en una de las muchas playas de arena blanca. Todo el confort en una fila • apartamento de 70m2 de espacio habitable y patio privado • 2 dormitorios y 2 cuartos de baño (bañera, bidet, ducha) • aire acondicionado y WIFI (holandés) TV • nuevos productos de línea blanca: nevera, lavavajillas, lavadora y horno • cafetera, plancha y tabla de planchar • piscina privada • dos garajes privados interiores Historial del pueblo Jacarilla tiene una historia que se remonta al siglo VI antes de Cristo, cuando se estableció la Península Ibérica en el sitio de la actual población de las primeras empresas. La mayoría de las personas hoy en día viven más tradicionalmente en el rendimiento de los alrede
desde 77 € / noche
Ver oferta

Que ver en Jacarilla

Jacarilla es un pueblo situado en el Sur de la provincia de Alicante, concretamente en la comarca de la Vega Baja, muy próxima a la ciudad de Orihuela. Su población es de unos 1500 habitantes, que en su mayoría viven de la producción agrícola de su amplio término municipal dedicado al cultivo de cítricos.

En el Libro de los Repartimientos de Orihuela que siguió a la reconquista, Jacarilla aparece nombrada como Xacara. Secularmente, Jacarilla ha estado vinculada al apellido Togores. Varios caballeros Togores que seguían al rey Jaime I fueron venerados en estos lugares por su participación en la conquista, y fue Mosén Bartolomé Togores y Brizuela (s. XV), caballero de Santiago, quien alcanzó el señorío del lugar por su matrimonio con N. Ibáñez de Ruidoms, hija de Jaime Ibáñez de Ruidoms, Señor de Jacarilla. El dominio de la estirpe Togores sobre el lugar alcanza hasta Ignacio Joaquín Miguel Togores y Escorcia. Muerto éste sin descendencia en Orihuela en 1811, heredó el señorío de Jacarilla su sobrino Francisco de Paula Manuel Sandoval y Togores, Maestrante de Ronda y Regidor Perpetuo de Murcia.

Sus sucesores siguieron ostentando el dominio indiviso sobre el lugar hasta que al morir en 1899 José Joaquín Sandoval y Melgarejo se dividió el lugar de Jacarilla en partes iguales entre sus hijos Alfonso, Ángeles, Rosario (que murió niña) y Concepción Sandoval y Bassecourt. Don Alfonso Sandoval y Bassecourt, Barón de Petrés, Caballero de la Orden de Santiago, Diputado a Cortes y Senador, vendió el mismo año de su muerte (1915), la parte que había allegado, consistente en unas ochocientas cincuenta hectáreas (dentro de las cuales se enclavaba el pueblo de Jacarilla), a don Francisco de Cubas y Erice, Marqués de Fontalba, por una cantidad cercana al millón de pesetas. El Marqués de Fontalba, hacia 1920, se hizo construir una casa solariega con magníficos jardines en el terreno denominado Las Eras, al Sur de la población. Igualmente, costeó la actual iglesia de estilo Neogótico, una escuela y un cuartel para la Guardia Civil. Su heredero, don Felipe de Cubas y Urquijo, Duque de Cubas y Marqués de Fontalba, poseyó la heredad hasta 1947 en que la parceló y vendió por siete millones y medio de pesetas a los propios vecinos de Jacarilla. La explotación de la finca se venía haciendo, como desde siglos atrás, en régimen de aparcería por unos 240 vecinos, que se convirtieron en propietarios proporcionalmente a la extensión que cada uno de ellos venía cultivando. Concluían así, en mitad del siglo XX, los restos anacrónicos de un concepto de dependencia señorial de raíces medievales.

La iglesia dedicada a Nuestra Señora de Belén es de construcción sobria de estilo Neogótico. Ésta construcción tiene una característica peculiar, y es un pequeño palco para uso exclusivo de los marqueses. Este se encuentra a un costado del altar principal.

Que visitar en Jacarilla:

  • Bigastro
  • El Baix Segura
  • Benejuzar
  • Rafal