Carballeda Valdeorras

Qué ver en Carballeda Valdeorras

(0 Opiniones)
Foto: _Mako Panoramio

En los límites con León y Zamora, en el extremo oriental de la provincia de Ourense, formando parte, desde siempre, de la Comarca de Valdeorras, y ocupando una superficie de 224,32 kilómetros cuadrados, la segunda más extensa de la provincia, se encuentra Carballeda. Su capitalidad es Sobradelo, situado sobre el antiguo trazado de la N-120 que une Galicia con la meseta, y en la vía férrea Palencia - A Coruña.

Alejado de los centros de gravedad del terriorio gallego, Carballeda ha apostado por la explotación industrial de la pizarra, base de su riqueza y princiapal recuro endógeno.

En estas tierras, en las que el Sil crea un encajado valle y en donde se alcanzan las mayores alturas de Galicia, los enterramientos dolménicos de Lombo das Arcas evidencian la antigüedad del poblamiento.

El territorio estuvo surcado por la vía militar romana XVIII o Vía Nova, quedando restos de puentes romanos en el término. El de Sobradelo, construido con piedra roja del país, tiene siete arcadas y su arco central fue cortado durante la invasión francesa por el Abad de Casaio. En sus proximidades se encuentran los pilares de la Pontóriga sobre el Sil, por donde atravesaba la vía militar para adentrarse en El Bierzo; también está el puente sobre el río Casaio; de un solo arco y construido con lajas de pizarra, que unía caminos secundarios de la Vía XVIII; en su arco tuvo una vivienda.

De interés paisajístico, por la riqueza de la fauna y flora de las ladras que lo encajonan, es el embalse de Casoio, con una pequeña presa de 2 metros de altura. Entorno semejante ofrece el embalse de Pumares.

Desde Carballeda se puede acceder al macizo de Pena Trevinca, que ofrece uno de los conjuntos naturales más interesante, formados por fragas autóctonas y, en el límite con A Veiga está el único bosque existente en Galicia de "teixos" (O Teixadal) que, pese a su enclave en un paraje recogido, necesita medidas de protección.

Desde el punto de vista artístico sólo queda la fachada plateresca de la antigua iglesia de Casaio, enmarcada entre dos columnas estriadas, con medallores de San Pedro y San Pablo en los ángulos y una leyenda alusiva a la Virgen en la parte superior, y que hoy adorna la entrada al cementerio.

En estas tierras, en las que el Sil crea un encajado valle y en donde se alcanzan las mayores alturas de Galicia, los enterramientos dolménicos de Lombo das Arcas evidencian la antigüedad del poblamiento.

El territorio estuvo surcado por la vía militar romana XVIII o Vía Nova, quedando restos de puentes romanos en el término. El de Sobradelo, construido con piedra roja del país, tiene siete arcadas y su arco central fue cortado durante la invasión francesa por el Abad de Casaio. En sus proximidades se encuentran los pilares de la Pontóriga sobre el Sil, por donde atravesaba la vía militar para adentrarse en El Bierzo; también está el puente sobre el río Casaio; de un solo arco y construido con lajas de pizarra, que unía caminos secundarios de la Vía XVIII; en su arco tuvo una vivienda.

De interés paisajístico, por la riqueza de la fauna y flora de las ladras que lo encajonan, es el embalse de Casoio, con una pequeña presa de 2 metros de altura. Entorno semejante ofrece el embalse de Pumares.

Desde Carballeda se puede acceder al macizo de Pena Trevinca, que ofrece uno de los conjuntos naturales más interesante, formados por fragas autóctonas y, en el límite con A Veiga está el único bosque existente en Galicia de "teixos" (O Teixadal) que, pese a su enclave en un paraje recogido, necesita medidas de protección.

Desde el punto de vista artístico sólo queda la fachada plateresca de la antigua iglesia de Casaio, enmarcada entre dos columnas estriadas, con medallores de San Pedro y San Pablo en los ángulos y una leyenda alusiva a la Virgen en la parte superior, y que hoy adorna la entrada al cementerio.

En estas tierras, en las que el Sil crea un encajado valle y en donde se alcanzan las mayores alturas de Galicia, los enterramientos dolménicos de Lombo das Arcas evidencian la antigüedad del poblamiento.

El territorio estuvo surcado por la vía militar romana XVIII o Vía Nova, quedando restos de puentes romanos en el término. El de Sobradelo, construido con piedra roja del país, tiene siete arcadas y su arco central fue cortado durante la invasión francesa por el Abad de Casaio. En sus proximidades se encuentran los pilares de la Pontóriga sobre el Sil, por donde atravesaba la vía militar para adentrarse en El Bierzo; también está el puente sobre el río Casaio; de un solo arco y construido con lajas de pizarra, que unía caminos secundarios de la Vía XVIII; en su arco tuvo una vivienda.

De interés paisajístico, por la riqueza de la fauna y flora de las ladras que lo encajonan, es el embalse de Casoio, con una pequeña presa de 2 metros de altura. Entorno semejante ofrece el embalse de Pumares.

Desde Carballeda se puede acceder al macizo de Pena Trevinca, que ofrece uno de los conjuntos naturales más interesante, formados por fragas autóctonas y, en el límite con A Veiga está el único bosque existente en Galicia de "teixos" (O Teixadal) que, pese a su enclave en un paraje recogido, necesita medidas de protección.

Desde el punto de vista artístico sólo queda la fachada plateresca de la antigua iglesia de Casaio, enmarcada entre dos columnas estriadas, con medallores de San Pedro y San Pablo en los ángulos y una leyenda alusiva a la Virgen en la parte superior, y que hoy adorna la entrada al cementerio.

En estas tierras, en las que el Sil crea un encajado valle y en donde se alcanzan las mayores alturas de Galicia, los enterramientos dolménicos de Lombo das Arcas evidencian la antigüedad del poblamiento.

El territorio estuvo surcado por la vía militar romana XVIII o Vía Nova, quedando restos de puentes romanos en el término. El de Sobradelo, construido con piedra roja del país, tiene siete arcadas y su arco central fue cortado durante la invasión francesa por el Abad de Casaio. En sus proximidades se encuentran los pilares de la Pontóriga sobre el Sil, por donde atravesaba la vía militar para adentrarse en El Bierzo; también está el puente sobre el río Casaio; de un solo arco y construido con lajas de pizarra, que unía caminos secundarios de la Vía XVIII; en su arco tuvo una vivienda.

De interés paisajístico, por la riqueza de la fauna y flora de las ladras que lo encajonan, es el embalse de Casoio, con una pequeña presa de 2 metros de altura. Entorno semejante ofrece el embalse de Pumares.

Desde Carballeda se puede acceder al macizo de Pena Trevinca, que ofrece uno de los conjuntos naturales más interesante, formados por fragas autóctonas y, en el límite con A Veiga está el único bosque existente en Galicia de "teixos" (O Teixadal) que, pese a su enclave en un paraje recogido, necesita medidas de protección.

Desde el punto de vista artístico sólo queda la fachada plateresca de la antigua iglesia de Casaio, enmarcada entre dos columnas estriadas, con medallores de San Pedro y San Pablo en los ángulos y una leyenda alusiva a la Virgen en la parte superior, y que hoy adorna la entrada al cementerio.

La geografía del municipio viene definida por dos factores: los encajados cursos fluviales -principalmente del río Casoio y, en un corto tramo, del río Sil-, y las elevadas sierras que lo enmarcan.

Carballeda es un municipio eminentemente montañoso que se corresponde, casi en su totalidad, con un bloque levantado por efecto de la tectónica (Serra do Eixe). En el sur se localizan las máximas elevaciones que constituyen la línea de cumbres, practicamente sin formas puntiagudas, y la divisoria de aguas (Macizo de Pena Trevinca 2.119 metros en Pena Negra, Pena Survía con 2.095 metros la Serra do Eixe con mas de 1.500 metros; y al sureste Os Vales de Casaio, 1.773 metros). Esta zona montañosa, drenada por cortos y encajados cursos fluviales tributarios del río Casaio, es el dominio de las pizarras y esquistos, localizándose aquí las canteras más importantes

Hacia el norte, la altitud va descendiendo hasta un mínimo situado en el valle del Sil -con depósitos aluviales-, para comenzar nuevamente a aumentar a partir de éste, llegando a 900 metros en el extremo más septentrional. El Sil, con una dirección este-oeste, discurre por el reborde septentrional del municipio, formando un valle encajado donde está el embalse de Pumares.

El paisaje vegetal está formado por monte bajo, con predominio del matorral, se encuentran también encinas, alcornoques y avellanos, de claro carácter mediterráneo, además de frondosas, -sobre todo castaños-, especies ripícolas y coníferas.

Que visitar en Carballeda Valdeorras

Casayo
Casayo
Foto: chuscarmen Panoramio
0 opiniones 0
Valdeorras
Valdeorras
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Carballeda Valdeorras

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso