Robledillo De La Jara

Qué ver en Robledillo De La Jara

(1 Opinión)

Robledillo de la Jara se sitúa en el sector septentrional de la provincia de Madrid, en las estribaciones de los Cerros de la Mujer Muerta.

En su entorno inmediato se cultivan algunos pequeños huertos con escasa incidencia en el paisaje circundante, formado por monte bajo, jara y retamas sobre todo, con algunos pinares jóvenes en la zona de repoblación mientras que en los valles encajonados por donde bajan los ríos, aparecen los robledales autóctonos mezclados con madroños, encinas o alcornoques aislados.

El ganado lanar era la base de la economía comarcal, y los rebaños bajaban en gran número por la Cañada Real de La Hiruela que atraviesa el término por el noroeste.

El pueblo se llamó inicialmente sólo Robledillo, en referencia a los abundantes bosques de robles que en tiempos poblaban el territorio. El apelativo "de la Jara" se tomó únicamente cuando se hizo necesario para diferenciarse de otros Robledillos y procede del llamado "Quarto de la Xara" al que pertenecía Robledillo dentro de la división administrativa de la Tierra de Buitrago. Ese nombre deriva de la masiva presencia de esta planta en la comarca.

Robledillo debió surgir como asentamiento temporal de pastores que se hizo permanente con posterioridad, quedando sujeto administrativamente a la Villa de Buitrago. Junto con ella y todo el señorío de Buitrago, Robledillo pasó en el siglo XIV a la Casa de los Mendoza, uno de cuyos miembros, Iñigo López de Mendoza, el Marqués de Santillana, nombró a Robledillo en una de sus populares serranillas.

En 1612 el Concejo de Robledillo compró a un particular el término de El Villar ya despoblado, pagando con el producto de la tala de 1500 pies de encinas de la Dehesa de Casasola y la venta de un molino en la villa de El Atazar. El siglo XVII fue un siglo de crisis económica, decadencia y fervor religioso (existían en el pueblo seis cofradías diferentes). Sólo al final del mismo se produce la recuperación y Robledillo alcanza los 244 habitantes en 1787. La economía continuaba basándose en la ganadería (lanar, de raza churra, cabrío y porcino), la agricultura (trigo, centeno, viñas y pequeños huertos de regadío), apicultura y carboneo.

En el siglo XIX, las sucesivas desamortizaciones de los bienes de "manos muertas", supusieron un cambio fundamental para la estructura económica del lugar. La tierra se concentró en pocas manos por lo que se produce un salto de escala en la dimensión de las propiedades, lo que unido a la introducción de nuevos cultivos como la patata y la mejora de las técnicas, permite el desarrollo de una agricultura no limitada al autoconsumo, sino capaz de producir excedentes. Todo ello se traduce en un incremento de población que se mantiene hasta entrado el siglo XX. En torno a 1847 El Atazar se incorporó como anejo de Robledillo permaneciendo dependiente hasta 1928. Coincidiendo con esta época de relativa prosperidad, se reconstruye la Iglesia parroquial (1893) y aparece una nueva tipología de viviendas, con características más urbanas.

Entre 1869 y 1882, se edificó la presa de El Villar que contribuyó, mientras duraron los trabajos, a la prosperidad de la zona, pero anegó algunas de las mejores tierras junto al Lozoya, dejó sumergidos el molino y el puente del mismo nombre, dificultando las comunicaciones y reforzando el aislamiento del lugar.

Que visitar en Robledillo De La Jara

Sierra Norte Madrid
Sierra Norte Madrid
Foto: Airbeluga
0 opiniones 0
PUENTES VIEJAS
Puentes Viejas
0 opiniones 0
Valle Del Lozoya
Valle Del Lozoya
0 opiniones 0

Opiniones sobre Robledillo De La Jara

robledillo es un pequeño pueblo de la sierra norte de madrid,es un pueblo ideal para descansar y estar unos dias tranquilo.
23/02/2012 12:19

Deja tu opinión sobre Robledillo De La Jara

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso