Casas rurales en Navalonguilla, Ávila

Tenemos 3 Casas Rurales. ¡Compara y reserva al mejor precio!

Casas rurales en Navalonguilla, Ávila

Casas Rurales más populares en Navalonguilla

Casa rural para 2 personas, con jacuzzi en Navalonguilla
Casa Rural 2 Pers.
9,6
Entre las calles de piedra y las montañas que rodean el tranquilo pueblo abulense de Navalguijo, encontramos una bonita casa de fachada de piedra y puertas de madera. Baelo Claudia es un pequeño rincón de comodidad y relax en un pintoresco entorno de montaña. Su construcción es la de una típica casa de pueblo, pero ha sido reformada para proporcionar todo tipo de confort en sus pequeños y acogedores interiores, perfectos para disfrutar en pareja. Toda la casa cuenta con una decoración romántica y moderna combinada con un estilo rústico y típico en una casita de montaña: techos de madera, una escalera de barandilla de forja, salón con paredes de piedra y ladrillo, una pequeña cocina totalmente equipada, un moderno baño con una amplia ducha y, la joya de la casita, un nido de amor en forma de dormitorio en tonos color vino y blancos con un amplio balcón con vistas al pueblo y una romántica bañera de hidromasaje ideal para sumergirse en sus relajantes aguas.. Entre las calles de piedra y las montañas que rodean el tranquilo pueblo abulense de Navalguijo, encontramos una bonita casa de fachada de piedra y puertas de madera. Baelo Claudia es un pequeño rincón de comodidad y relax en un pintoresco entorno de montaña. Su construcción es la de una típica casa de pueblo, pero ha sido reformada para proporcionar todo tipo de confort en sus pequeños y acogedores interiores, perfectos para
desde 72 € / noche
Ver oferta
Casa rural para 8 personas, con jardín en Navalonguilla
Casa Rural 8 Pers.
10,0
El Tormal es una casa con historia. Data de 1889 y está situada en la localidad abulense de Navalonguilla, precisamente en el centro urbano del pueblo. La vivienda vacacional se distribuye en varias plantas, que cada una se compone de: Planta Baja: Salón-comedor con chimenea francesa, baño completo, cocina completamente equipada y cuarto de calefacción. Primera planta: Hasta aquí se llega a través de una escalera de madera y donde encontrarás tres habitaciones dobles y cuarto de baño completo. Ático: Se sube por la continuación de la escalera y se trata de una planta destinada a museo etnológico, lugar donde todos nuestros visitantes podrán conocer las antiuas herramientas de labranza y elementos de costumbre de esta zona de Ávila. En el exterior, se pueden hacer barbacoas en jardín y podrás bañarte en nuestras piscinas naturales. ">. El Tormal es una casa con historia. Data de 1889 y está situada en la localidad abulense de Navalonguilla, precisamente en el centro urbano del pueblo. La vivienda vacacional se distribuye en varias plantas, que cada una se compone de: Planta Baja: Salón-comedor con chimenea francesa, baño completo, cocina completamente equipada y cuarto de calefacción. Primera planta: Hasta aquí se llega a través de una escalera de madera y donde encontrarás tres habitaciones dobles y cuarto de baño completo. Ático: Se sube por la continuación de la escalera y se
desde 160 € / noche
Ver oferta

Otros alojamientos populares

Casa rural para 5 personas en Navalonguilla
Casa Rural 5 Pers.
8,7
Es la casa de nuestros abuelos reformada y acondicionada. Se trata de una casa muy auténtica, integrada en un pueblo serrano y con esplendido y relajante paisaje, ideal para andar y realizar rutas a pie y montan-bike, senderismo, baños en el río. Muy cerca de la estación de nieve la Covatilla y del Valle del Jerte. El pueblo pertenece al Parque Regional de Gredos. Conservando la arquitectura tradicional de piedra y madera, se ha rehabilitado Casa del Horno dotándola de calefacción, agua caliente y chimenea (se proporcionan dos cestos de leña gratis) y se ha completado su mobiliario tradicional con otro más cómodo y funcional. La casa dispone de salón-estar, cocina completa (lavadora, vitrocerámica, horno eléctrico y microondas), dos baños y dos dormitorios, uno doble y otro triple, sumando un total de cinco plazas. La casa dispone también de cuna y una cama supletoria grande.. Es la casa de nuestros abuelos reformada y acondicionada. Se trata de una casa muy auténtica, integrada en un pueblo serrano y con esplendido y relajante paisaje, ideal para andar y realizar rutas a pie y montan-bike, senderismo, baños en el río. Muy cerca de la estación de nieve la Covatilla y del Valle del Jerte. El pueblo pertenece al Parque Regional de Gredos. Conservando la arquitectura tradicional de piedra y madera, se ha rehabilitado Casa del Horno dotándola de calefacción, agua caliente y chimene
desde 90 € / noche
Ver oferta
Casa rural para 8 personas en Navalonguilla
Casa Rural 8 Pers.
La Plazuela. Es una Casa Rural reformada con mimo en el año 2004, respetando los materiales de la zona, esta casa guarda su original fachada de piedra. Está situada en la plaza del municipio de Navalonguilla. En el interior se combinan madera y piedra. La casa se compone de tres plantas. Planta Baja , tenemos un aseo, la cocina comunicada con el salón por una barra. El salón dispone de una confortable chimenea para los días más fríos del invierno. Primera Planta, nos encontramos con una habitación con cama de matrimonio y otra con dos camas independientes, un baño completo. Planta Superior, está la buhardilla, una amplia estancia con cama de matrimonio, que permite la instalación de una cama supletoria, y un baño completo. No se admiten animales.">. La Plazuela. Es una Casa Rural reformada con mimo en el año 2004, respetando los materiales de la zona, esta casa guarda su original fachada de piedra. Está situada en la plaza del municipio de Navalonguilla. En el interior se combinan madera y piedra. La casa se compone de tres plantas. Planta Baja , tenemos un aseo, la cocina comunicada con el salón por una barra. El salón dispone de una confortable chimenea para los días más fríos del invierno. Primera Planta, nos encontramos con una habitación con cama de matrimonio y otra con dos camas independientes, un baño completo. Planta Superior, está la buhardilla, una amplia estancia co
desde 160 € / noche
Ver oferta

Que ver en Navalonguilla

Navalonguilla, municipio de la provincia de Ávila, dentro del Partido Judicial de Piedrahita, se encuentra a 93 kms. de la capital, al sur de la provincia. El municipio lo componen dos localidades, Navalonguilla (la capitalidad) y el anejo de Navalguijo, a 3 kms. de ésta.

Está asentada sobre la falda norte de la gran cordillera central, madre tectónica de las dos Castillas y buena parte de Extremadura, con quien limita, que emergía sobre las tierras bajas aún cubiertas por las aguas antes del periodo carbonífero. Durante el periodo cuaternario también en este eje central de textura granítica se precipitan abundantes lluvias y nevadas. Aquellos periodos diluviales y glaciales dan lugar al movimiento de grandes morrenas que llenan el valle con el deshielo de capas de canto rodado sobre las que, cubiertas de tierra vegetal, crece la hierba de los prados y se crían los frutos de sus huertas, siempre tan preciados como las patatas y las judías.

La Garganta de los Caballeros, que surca todo el valle, nace en la laguna de su nombre formada por una pequeña lengua glacial que rota naturalmente en su cabecera la alimenta.

Al encontrarse por encima de los 1500 metros de altitud, el clima continental alpino es aún más fresco en verano y crudo y desigual en invierno, con grandes oscilaciones térmicas del día a la noche, pero siempre muy soleado sin nieblas y con atractivos para el visitante. de aires saludables donde los calores no fatigan, ni los fríos hielan al caminante. Este clima obliga a que su flora sea la que aguante esos rigores como el roble, el negrillo, el castaño o el nogal; y en los humedales, también muy abundantes, los alisos, chopos y fresnos. Además de infinidad de hierbas medicinales y aromáticas como la genciana, la menta, la manzanilla, las malvas, ajenjos y muchas variedades de tomillo. Los arbustos arropan muchas laderas, como la zarzamora, el rosal silvestre, brezos, geriondos, endrinos, mimbres, y el llamativo serval de los cazadores, etc.

La fauna llena estos parajes de reptiles, aves, truchas y mamíferos, destacando sobre todos los miles de vacas de raza Avileña Negra Iberica, raza autóctona especialmente adaptada a los pastos y al clima, que necesariamente mantiene su régimen ancestral de trashumar hasta las dehesas de Extremadura para pasar el rigor del invierno, hasta que la primavera vuelve a fundir la nieve de las cumbres y se viste de hierba la sierra y entonces vuelven. También abunda la cabra doméstica por un lado y la cabra montés, endemismo de la Sierra de Gredos de gran belleza y valor cinegético.

Sin remontarnos a épocas demasiado prehistóricas, está documentada la existencia de pueblos como los vetones que asentados en castros del entorno aprovechaban los fértiles valles y sus aguas para los ganados en invierno y las tierras más altas para el verano.

Este tipo de vida comunitario de los primeros pobladores marcó el estilo de sus gentes. El habitante de Navalonguilla es apegado al trabajo y a su palabra, tenaz, austero, sobrio, sencillo, religioso, perdurando, hasta ahora, el exagerado amor a la patria chica.

Toman parte estas gentes en la defensa de estas tierras contra Asdrubal, los que por su coraje y vizarria ya habían sido reclutados para acompañar a los cartagineses hasta Roma. Los romanos encuentran en este valle riqueza suficiente para montar un campamento fijo dentro de la provincia Lusitana, que a través del puerto del Pico, de Tornavacas y de Sierra Llana, mantienen comunicación constante con Mérida la capital. Aunque las montañas fueran baluarte, abrigo y muro de contención a las invasiones, muchos no se resistieron por su riqueza y atractivos.

En el año 409 los alanos y después los suevos intentan dominar de nuevo, los que encuentran la resistencia de sus gentes con el apoyo organizado de los visigodos en el año 585.

Los árabes en su conquista fulminante de la península se instalan en estos fértiles valles, organizando los cultivos de regadío con la construcción de un sistema de acequias para aprovechar el agua de sus gargantas hasta llegar a los rincones más insospechados. Es el primer pueblo de convivencia estable durante muchos años que contribuye a la mezcla de sangre, cultura, civilización y costumbres. En este periodo se construye el asentamiento definitivo. Se da el nombre actual de Navalonguilla al igual que a cuantos llevan también el prefijo de "Nava" en su entorno, como Navalguijo... Dependiendo del Reino de Toledo, cuando éste es reconquistado en 1085, estos territorios pasan a integrar el Reino de Castilla, y así, cuando Alfonso VI fundó para su hija Doña Urraca el señorío de Valdecorneja, Navalonguilla depende del castro del Barco, formando parte del sesmo llamado del Tormal que aportaba a la alhóndiga 711 fanegas y trescuartos de trigo, y 70 fanegas de centeno, con otras 79 fanegas y cuatro celemines de trigo de Navalguijo.

El Emperador Carlos V conocía muy bien estos parajes y hablando de la caza de la perdiz roja decía que aquí la caza era muy penosa al volar los bandos fácilmente de una a otra cuesta, salvando estos valles tan estrechos. Así mismo las truchas de sus gargantas formaban parte del regalo más preciado que cualquier noble, incluido el Duque de Alba, podía enviarle a su retiro de Yuste.

Que visitar en Navalonguilla:

  • Tormellas
  • Cabezas Altas
  • Navalguijo
  • Nava del Barco
  • Alto Tormes
  • Barco de ávila-piedrahita

Preguntas frecuentes: Casas Rurales en Navalonguilla

¿Cuánto cuesta una casa rural en Navalonguilla?

De media, reservar una casa rural en Navalonguilla cuesta 20€ por persona y noche

¿Qué valoración tienen las casas rurales de Navalonguilla?

Las casas rurales de Navalonguilla tienen una valoración media de 4.9 (sobre 5) basada en 36 opiniones de viajeros en Clubrural

Destinos populares en Navalonguilla