Catedral en Toledo, Toledo - Clubrural

Se levanta sobre el solar de la que fuera mezquita mayor musulmana, después consagrada al rito cristiano. Las obras comienzan bajo el reinado de Fernando III el Santo, en 1226 y continuan hasta el siglo XVIII. De estilo gótico, su planta mide 120 metros de largo, 60 de ancho y una altura máxima de 30 metros, lo que la convierte en uno de los mayores templos cristianos. Posee cinco naves, crucero y doble girola. De las dos torres del proyecto original, solo se construyó una que tiene 92 metros de altura y aloja la llamada campana gorda de San Eugenio, cuyas 18 toneldas constituyen un récord.
·De las cinco puertas, la de los Leones, del siglo XV y parcialmente reformada en el XVII, es la que mayor interés tiene. La más antigua es la del Reloj (XIV). La fachada principal da a la plaza del Ayuntamiento y en ella destacan tres puertas: la del Perdón en el centro y las del Infierno y el Juicio Final a los lados.
·La Capilla Mayor es fruto de la reforma realizada en el siglo XVI por mandato del cardenal Cisneros. En ella destaca el retablo, labrado entre los años 1497 y 1504 en madera de alerce, de los pinares de Ávila, recubierto de oro fino y policromado. La capilla alberga los monumentos funerarios del cardenal Mendoza, Alfonso VII y su mujer, y en el muro de la derecha, los de Sancho IV y María de Molina. Este conjunto se observa a través de una magnífica reja, de estilo plateresco, obra de Villalpando y forjada en 1548.
·El Coro corta la nave principal y se accede a él, previo pago, por una reja plateresca (1541) obra de Domingo de Céspedes. Su mayor atractivo reside en la doble sillería: la baja, gótica, realizada por Rodrigo Alemán, en pleno fervor de la guerra de Granada, en 1489, siendo arzobispo el Cardenal Mendoza que quiso dejar en ella un recuerdo de esta empresa a la que asistió, haciendo decorar los tableros de los respaldos con escenas de rendición de plazas y fortalezas; la alta, renacentista, labrada por Felipe Bigarny (derecha) y Alonso de Berruguete (izquierda), en la sillería se conjugan los dos Testamentos y la Iglesia. La parte alta la ocupan las genealogías de Cristo según los evangelios y la baja, los personajes de la Vieja Alianza con los de la Nueva y los santos de la Iglesia.
·El Trasparente situado tras el altar mayor es un añadido del siglo XVIII para solucionar la escasa iluminación de la girola. Construido por Narciso Tomé, discípulo de Churriguera, es una de las obras que más controversias ha suscitado.
·La Sala Capitular es donde el Cabildo celebra sus reuniones reglamentarias o cabildos, de ordinario cada quince días. Posee una puerta gótica con el escudo de Fonseca y sobre él las efigies de la Virgen María, San Juan y Santiago. El artesonado de la antesala es de estilo mudejar y a ambos lados se encuentran dos magníficos armarios donde se archivan las actas capitulares. Labrados en madera de nogal y peral, tiene especial interés el de la izquierda, obra de Gregorio Pardo (1549-51). El otro se hizo, en el siglo XVIII, para hacer juego con el primero.
· La Sacristía está decorada con frescos de Lucas Jordán y en ella se guardan cuadros de Ribera, Carducho, Tiziano, Velazquez y esculturas de Pedro Mena.
· El Tesoro está expuesto en la capilla de la Torre. En él destaca la Custodia labrada en plata dorada en el siglo XVI, que se utiliza en la celebración del Corpus Christi, así como tres códices iluminados de la llamada Biblia de San Luis.
·Las Capillas que hay que destacar son: la Mozárabe con el retablo mayor y una exelente rejería; la del Sagrario, con una antigua talla de la Virgen; y la de Santiago, con un retablo de Pedro Gumiel y las tumbas de don Álvaro de Luna y doña Juana de Pimentel.

Deja tu opinión sobre Catedral

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal y la política de privacidad
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso