Nace en la Fuente del Mojón, donde el agua brota, por el Puerto de Malangosto, un paso de la sierra donde el Arcipreste de Hita tuvo un encontronazo con la Chata. En el Libro del Buen Amor, nos dejó memoria de ese hecho que hoy se recuerda con una romería que tiene su meta en las cumbres el primer domingo de agosto.
Es un lugar idóneo para caminar recorriendo cañadas o faldeando la sierra entre robles, al encuentro de las ruinas del Monasterio cisterciense de Santa Mª de la Sierra, o del rancho Alfaro, en el pasado famoso por el esquileo de ganados transhumantes.
Los pueblos de la zona cuyo origen se remonta a los primeros momentos de la repoblación, son pequeños pero pintorescos y de gran interés desde el punto de vista artístico.
La primera vez que se cita este río es en 1.116 como "Pirum" y en 1.123, en un documento de la Catedral de Segovia, como "Pirone", aunque seguramente este nombre parece anterior a la repoblación.
Pasa por Sto. Domingo, Adrada (se le une el Pironcillo), Losana (se le une el arroyo de La Certera), Torreiglesias (se le une el río Viejo), Covatillas, Peñasrrubias, Parral, Villovela, Mozoncillo (se le une el Polendos).
Interesantes los puentes de Santo Domingo (de un ojo) y Covatillas (dos ojos).
Desemboca en el Cega y cría barbos, cachos y bermejas.

Deja tu opinión sobre El Rio Piron

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal y la política de privacidad
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso