El último bastión de una historia es el castillo medieval de tipo montano y del cual este pueblo toma su nombre Castellnovo (castillo-nuevo). Su origen se le atribuye a los romanos, después por el siglo XII fueron los musulmanes los que le dieron la forma de las fortificaciones islámicas, hasta que en 1228 las huestes de Jaime I lo conquistan. En 1233 fue dado a Do. Berenguer D´ Entença, el cual fue dueño hasta 1291, fue luego en el siglo XIV cuando fue vendido a Don Guillem D´ Esplugues. Este procede a reformarlo levantando el actual edificio. Sobre el siglo XV paso a manos de Doña Beatriz de Borja, se cree que fue por ese tiempo entre finales del siglo XV y principios del XVI cuando vuelve a sufrir otra remodelación rematando las cúpulas y matacanes de tipo renacentista.

El paso del tiempo y e abandono han ido deteriorando esta hermosa fortaleza, que situada en el cerro dominante de San Cristóbal, desafía al tiempo y a todas las embestidas climáticas. Actualmente se ha procedido a hacer excavaciones y estudios arqueológicos, también se procede mediante una ayuda económica a la urgente rehabilitación de las murallas que amenazan derrumbe y que pueden provocar daños en las casas lindantes al castillo así como al aseo de las partes más deterioradas.

El ayuntamiento estudia la posibilidad de en un futuro cubrir los huecos de las cúpulas y destinar las salas del castillo a museo etnológico. El acceso se puede hacer por las calles de San Miguel, del Castillo o de la Costera, ya que este se encuentra prácticamente en el mismo casco urbano de Castellnovo. Desde su posición la panorámica que nos regala es impresionante.

Deja tu opinión sobre El Castillo

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal y la política de privacidad
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso